Sur de la Florida

La Comisión de Sweetwater ratifica al jefe de la Policía

El jefe de Policía de Sweetwater Jesús "Jesse Menocal" escucha preguntas de los comisionados durante su ratificación el martes por la noche en una reunión especial de la Comisión.
El jefe de Policía de Sweetwater Jesús "Jesse Menocal" escucha preguntas de los comisionados durante su ratificación el martes por la noche en una reunión especial de la Comisión. Especial para Miami Herald

La Comisión de la Ciudad de Sweetwater ratificó a Jesús “Jesse” Menocal como jefe del Departamento de Policía, entre cuestionamientos de dos comisionados tras un polémico caso de exámenes de drogas a empleados civiles, que ahora está siendo investigado por la oficina de la fiscalía estatal.

Menocal, quien fue jefe del mismo departamento en la década de 1990, fue nombrado al cargo de manera interina por el alcalde José M. Díaz a finales de octubre, tras el retiro del antiguo jefe Roberto Fulgueira. El nuevo jefe heredó un departamento que está bajo investigación de las autoridades federales, que indagan sobre presunto uso excesivo de fuerza, falsificación de reportes y la confiscación ilegal de vehículos.

Desde su nombramiento, Menocal ha asistido al alcalde Díaz en la reestructuración del Departamento de Policía, incluyendo el desmantelamiento de un problemático buró de detectives, tres de cuyos miembros se encuentran bajo investigación federal y se espera que sean arrestados dentro de poco tiempo. Bajo su breve administración también ha habido despidos y reasignaciones de oficiales.

“Yo creo que hemos hecho un buen trabajo limpiando las filas de la policía y seguiremos haciéndolo”, dijo Menocal a El Nuevo Herald tras su ratificación el martes por la noche durante un reunión especial de la Comisión.

El nuevo jefe recibió votos a favor por parte del presidente de la Comisión José Bergouignan y los comisionados Manuel Duasso, Catalino Rodríguez, José Guerra, Prisca Barreto e Isolina Maroño.

Sin embargo, dos comisionados cuestionaron inicialmente la ratificación --Guerra y Orlando López-- y López emitió un voto en contra. Ambos dijeron que cuestionaron a Menocal debido a una reciente polémica luego de que un oficial de la policía ordenara que se realizaran pruebas de drogas a algunos empleados civiles de Sweetwater.

El Departamento de Policía realizó un examen físico a sus miembros a principio del año, que incluía una prueba de drogas, algo que según Menocal no se había hecho desde hacia ocho años. En algún momento un oficial ordenó que también se realizara el examen a los empleados civiles. Al enterarse, el alcalde Díaz mandó a parar las pruebas a los empleados civiles. El asunto se calificó como un error.

Pero durante la reunión de Comisión del 6 de enero el tema salió a coalición y algunos comisionados cuestionaron la acción. Menocal dijo que él no fue el responsable de ordenar las pruebas de drogas a empleados civiles y envió el asunto a la oficina de la Fiscal Estatal para que se abriera una investigación. El martes Menocal rehusó revelar el nombre del oficial que dio la orden, argumentando que el asunto se encuentra bajo investigación.

“Hace un mes yo habría votado por la ratificación [de Menocal] sin ningún problema”, aclaró el martes comisionado López, quien aspira a la alcaldía de Sweetwater en las elecciones del 2015. “Pero lo de los exámenes de drogas me hace dudarlo”.

El abogado municipal Ralph Ventura explicó el miércoles a el Nuevo Herald que la Ciudad de Sweetwater cuenta con una ordenanza que regula las instancias en las que se puede administrar un examen de drogas a los empleados civiles. Esa ordenanza fue aprobada en el 2000 y modificada en el 2008.

“Nuestra ordenanza, así como nuestro contrato con el sindicato, permite que se realicen exámenes de drogas a personas que vayan a ser contratadas por la Ciudad, o a otros empleados siempre que exista una causa probable”, dijo Ventura. “Pudimos parar los exámenes a tiempo y hasta donde yo tengo entendido las pruebas de orina fueron tiradas a la basura”.

El problema, de acuerdo con el comisionado Duasso, es que los exámenes de drogas a empleados civiles de Sweetwater se han realizado en el pasado, sin que alguien cuestionara la orden.

Duasso presentó un documento con fecha del 31 de julio del 2013, que muestra que bajo la administración del ex alcalde Manuel “Manny” Maroño la Ciudad pagó $1,395 para realizar pruebas de drogas al azar a mas de 30 empleados.

“No recuerdo que alguien haya dicho nada sobre esto entonces”, dijo Duasso.

El tema desató una discusión entre el alcalde y el comisionado Guerra.

“Eres muy bravo ahora pero no recuerdo que hayas dicho nada cuando se realizaron estos exámenes el año pasado”, cuestionó Díaz a Guerra.

“Si lo hubiera sabido entonces habría dicho algo”, respondió Guerra. “Tu tampoco dijiste nada”.

Díaz y Guerra, así como los demás comisionados con excepción de Isolina Maroño, han sido oficiales electos de Sweetwater por más de una década. Díaz aspira a la alcaldía para el 2015.

Ventura dijo que no estaba enterado de que se habían realizado pruebas de drogas a empleados civiles en el pasado y que de haberlo sabido, habría aconsejado al alcalde anterior de revisar las reglas de la propia Ciudad, como hizo recientemente.

No es la primera vez que el jefe Menocal pide una investigación de la oficina de la fiscal al Departamento de Policía de Sweetwater.

En el 2003, mientras era jefe de policía, Menocal refirió un caso de presunta brutalidad policial en el departamento a la fiscal. Varios policías y el propio alcalde Maroño fueron acusados de estar involucrados en la brutal golpiza de un joven de 18 años dentro de la estación de policía y el vehículo del entonces alcalde. Maroño degradó a Menocal poco después de que éste refiriera el caso a la fiscalía.

En agosto Maroño fue arrestado por el FBI en un caso de corrupción pública. Se declaró culpable y será sentenciado esta semana.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios