Sur de la Florida

Activistas en Miami rechazan presencia de la OEA en Cuba

Activistas y politólogos de varios países de Latinoamérica, reunidos en Miami, condenaron el sábado la indiferencia de mandatarios de la región y del secretario general de la OEA al viajar a la cumbre de la CELAC en Cuba mientras se recrudece la represión contra la oposición interna.

El activista cubano Antonio Rodiles dijo que la visita de figuras de la política internacional a la segunda cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), que se inicia el martes en Cuba, fortalecerá a un régimen que reprime duramente a la disidencia pacífica.

“Con la asistencia de los gobernantes a la cumbre de la CELAC se le da un espaldarazo al régimen de Cuba”, dijo Rodiles a El Nuevo Herald. “Y eso ocurre a pesar de que allí se violan constantemente los derechos humanos”.

Rodiles, quien llegó el jueves y retornará a La Habana la próxima semana, consideró que el modelo de represión de Cuba -implementado desde hace más de medio siglo- aún irradia una “sinergia política” hacia figuras caudillistas que buscan reforzar su poder en otros países.

Huber Matos, veterano ex comandante de la revolución cubana que luego fue apresado al ser considerado un “traidor” por expresar sus diferencias, dijo que los gobiernos de Latinoamérica deberían rechazar los atropellos que ocurren en la isla.

“Lo que pasa en Cuba debe ser una advertencia para toda Latinoamérica”, manifestó Matos, de 95 años y quien se mantuvo en primera fila en la sala de conferencias de la Facultad de Leyes de la Universidad Internacional de Florida (FIU), donde se desarrolló el Foro de Promoción Democrática Continental.

La ex magistrada venezolana Gisella Parra, una de las expositoras del panel “Injerencia Internacional”, enfiló duramente contra la OEA y criticó a Insulza por haber promovido, en el 2009, la reincorporación de la isla a ese foro cuando su naturaleza dictatorial lo impedía.

“Lo que ha debido hacerse con Cuba es diseñar una estrategia hemisférica a favor de una apertura democrática, en vez de legitimarla y de reincorporarla a la OEA”, dijo Parra durante su presentación ante un centenar de asistentes la mañana del sábado. “[La OEA] se inicia, se construye y se aprueba precisamente para luchar, para preservar y fortalecer la democracia en América”.

Es la primera vez en los últimos 52 años que un secretario general de la OEA visita a Cuba, cuyo mandatario, Raúl Castro, actualmente ejerce la presidencia de la CELAC. También tiene programado acudir a la cumbre el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Además del embargo de Estados Unidos sobre Cuba, otro tema que se planea abordar en la cumbre es la propuesta venezolana de incluir a Puerto Rico en ese foro.

Durante un receso de la conferencia en la FIU, la diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela, Dinorah Figuera, dijo que la influencia cubana en su país ha hecho perder el rumbo de políticas públicas de sectores claves como el de la salud.

“La corrupción y el escaso recurso humano tienen devastada la salud pública en Venezuela”, dijo Figuera, una epidemióloga crítica al gobierno de Nicolás Maduro. “Hoy Venezuela tiene la más alta tasa de mortalidad de América Latina, la primera tasa de embarazo precoz, hay un grave problema de salud pública, de malaria, de dengue, de tuberculosis, que eran enfermedades que habían sido limitadas, pero se busca remediarlo sólo con médicos cubanos que sustituyen a médicos venezolanos”.

La penetración de Cuba en Venezuela también fue criticada por la abogada venezolana Ana Mercedes Díaz, quien dijo que la recuperación de la soberanía requerirá de la integración de todos los sectores de su país.

Díaz intervino como panelista junto con el ex ministro boliviano Carlos Sánchez Berzain, y los politólogos Pedro Roig (de Cuba), y Guillermo Losteau (de Argentina); bajo la moderación del ingeniero Horacio Medina, especializado en el sector petrolero.

“Para recuperar la soberanía vamos a necesitar de una unión cívico-militar”, enfatizó Díaz. “Parte de lo que [Cuba] ha enviado a Venezuela han sido milicias que no dudarán en disparar al pueblo”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios