Sur de la Florida

Hialeah recuerda a José Martí

Con el desfile de carros alegóricos que transportaban a nóveles reinas de belleza y la marcha de líderes de organizaciones cívicas, cientos de residentes y autoridades municipales de Hialeah festejaron el domingo el 161 aniversario del natalicio del prócer cubano José Martí.

“El 28 de enero es un día muy importante para el mundo libre. Nació un niño con una estrella en la frente”, dijo Felipe Alonso, ex presidente del Presidio Político Histórico Cubano. “Nosotros los presos políticos le decimos todos los años presente a José Martí en este homenaje que se le hace en Hialeah [...] y damos gracias porque es una oportunidad para también decirle a nuestro apóstol: ¡estamos contigo!”.

Como Alonso, una decena de figuras de organizaciones cubanas en el exilio y de la política de Hialeah, tomaron el micrófono para dirigirse a las centenares de personas que se concentraron en uno de los campos deportivos del parque Walker, en el 800 de la calle 29 del oeste, para honrar a Martí.

El alcalde de Hialeah, Carlos Hernández, dijo que la comunidad de Hialeah siempre mantendrá vivo el legado de Martí, a quien destacó por su lucha libertaria en Cuba la cual inspira a personas en diversas partes del mundo.

“Hialeah es la ciudad más cubana fuera de Cuba y José Martí trasciende por sus ideas democráticas, libertarias e independentistas que aún hoy resuenan en el mundo entero”, dijo Hernández a El Nuevo Herald. “Para nosotros es un honor continuar esta tradición”.

Hernández acudió al acto acompañado en el estrado por la presidenta del Concejo, Isis García-Martínez, y de los concejales Luis González, Katharine Cue-Fuentes, Lourdes Lozano, José Caragol y Paul Hernández. En el estrado también estuvo el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Hialeah, Mandy Llanes, así como el ex concejal José “Pepe” Yedra.

Durante el evento, Yedra destacó la trayectoria de Martí como el más universal de los cubanos y resaltó cómo éste se involucró desde temprana edad a favor de la independencia de Cuba, cuando en 1868 estalló la primera guerra por la independencia de la isla, la cual duraría casi una década.

“Martí tenía 15 años, y sus ideales patrióticos se hacen más fuertes y su labor más abierta por sus lazos con los insurgentes cubanos que lo conducen a la cárcel el 21 de octubre de 1869”, resaltó Yedra. “Condenado a seis años de presión, su padre Mariano logra que se conmute la condena con el exilio que cumple primero en la Isla de Pinos y después en España. [...] su lucha fue larga e incansable uniendo a los cubanos en todos los confines en el empeño de lograr una independencia lo que era para él su amada Cuba”.

Al evento también acudieron representantes de los Municipios de Cuba en el Exilio, la Federación de Masones, el Club de Leones, la Orden de los Caballeros Católicos, y la Orden de los Caballeros de Colón, entre otras organizaciones.

El presidente de la Orden de Caballeros de Colón, Oscar Lay, destacó el esfuerzo de las autoridades municipales por mantener el legado de Martí entre las nuevas generaciones de inmigrantes cubanos en Hialeah.

“Martí sacrificó todo por Cuba”, dijo Lay. “El [Martí] expresó en una ocasión que los hombres se dividen en dos bandos: los que aman y fundan y los que odian y destruyen. [...] Fue un hombre de amor y justicia”.

Siga a Enrique Flor a través de Twitter en @kikeflor

  Comentarios