Sur de la Florida

Detectan una epidemia de uso de heroína en el sur de la Florida

Un nuevo informe auspiciado por el Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas ha determinado que hay una epidemia de heroína en curso en el sur de la Florida.

“El problema clave identificado en el 2013 es el brote de una epidemia de heroína en el sur de la Florida, y particularmente en el Condado Miami-Dade”, afirma el informe sobre patrones y tendencias locales del abuso de drogas, presentado la semana pasada ante el Grupo de Trabajo de Epidemiología Comunitaria del instituto. “Indicadores de uso de heroína que se han mantenido históricamente a niveles relativamente bajos en comparación con otras drogas que se abusan en el sur de la Florida aumentaron drásticamente desde el último período reportado”.

En Broward, donde el abuso de analgésicos por receta médica ha disminuido pero continúa siendo alto, “la heroína y/o los opioides por receta médica constituyen una epidemia de opiáceos”, reza el informe. El instituto forma parte de los Institutos Nacionales de Salud (NIH).

Las muertes relacionadas con la heroína en Miami-Dade saltaron de 15 a 33, o sea, en un 120 por ciento, entre el 2011 y el 2012. Durante el mismo período en Broward, las muertes por uso de heroína se triplicaron, de tres a nueve.

Las estadísticas del 2013 de la oficina de medicina forense no estarán disponibles hasta el verano próximo, pero se espera que muestren aumentos mayores, según el autor del informe, James N. Hall, epidemiólogo de abuso de drogas del Centro de Investigaciones Aplicadas de Abuso de Sustancias y Disparidades de Salud de la Universidad Nova Southeastern.

El tétrico aumento en las muertes causadas por la heroína ha tenido lugar además en otros lugares de la Florida, donde según el informe las muertes a nivel estatal aumentaron de un año al otro de 62 en el 2011 a 117 en el 2012, un aumento del 89 por ciento. Hall dijo que otros “puntos calientes” de uso de heroína en la Florida son Orlando, Jacksonville y Sarasota.

Aunque las muertes vinculadas a la cocaína, la oxicodona y ciertas otras drogas adictivas continúan eclipsando las causadas por la heroína, la evidencia de la rápida propagación de la heroína es la base de la conclusión de que ha comenzado una epidemia.

‘RAPIDA ESCALADA’

“Lo perturbador del caso es la rápida escalada”, dijo Hall. “Esta es la más terrible de todas las adicciones, vinculada a mucha destrucción y a numerosas consecuencias graves, en particular la muerte, la mayoría de las cuales se pueden prevenir. Declararla una epidemia es responsabilidad de las agencias de salud pública”.

Una gráfica de las muertes causadas por la heroína en la Florida desde el 2000 presenta un efecto de montaña rusa, con las muertes alcanzando un punto máximo para declinar rápidamente al tiempo que los analgésicos utilizados indebidamente empezaron a estar disponibles en los llamados pill mills (“fábricas de píldoras”) y otras partes. Las fuentes de estas cifras son informes de la Comisión de Medicina Forense de la Florida.

El aumento del uso de heroína se detectó el año pasado tras los esfuerzos de supervisión que siguieron a la ofensiva del estado contra las “fábricas de píldoras” en el 2011. Un cambio importante es la disminución continua de las muertes relacionadas con los opiáceos por receta médica, sobre todo de la oxicodona y su variante de acción extendida, la oxicontina.

La ofensiva contra las píldoras en la Florida cerró las fuentes y provocó el aumento de los precios. Pero puede haber tenido una consecuencia involuntaria, cuando los narcos mexicanos empezaron a inundar el sur de la Florida y otras áreas de todo el país con heroína blanca mexicana de alta potencia, dijo Hall.

La abundancia de productos se ha visto acompañada por el rápido descenso de los precios, que se han reducido en casi la mitad desde el 2010.

“La heroína se vende por apenas $10 por una bolsita, en dependencia de la pureza”, dijo Hall. “La población destinataria de este mercado está entre los 18 y los 29 [años]”.

Algo que preocupa en especial a los investigadores es el aumento en el uso de inyecciones por parte de consumidores de drogas jóvenes que eran niños cuando se hizo público el alto riesgo de las jeringuillas infectadas. Hall dijo que el 55 por ciento de las personas que buscan tratamiento en Broward a la adicción a analgésicos por receta médica reportaron que su “vía de administración preferida” era por inyección.

Como resultado, “ya está ocurriendo además una amenaza de salud pública de aumento de la transmisión de VIH y hepatitis C”, dijo un informe del grupo de trabajo dado a conocer el pasado otoño.

SALTO EN LOS INGRESOS PARA TRATAMIENTO

Las muertes no son los únicos indicadores que los investigadores están midiendo.

El Departamento de Niños y Familias de la Florida lleva la pista de los ingresos por drogas de los que piden ayuda a instituciones financiadas por fondos públicos. En Miami-Dade, el número de personas ingresadas para tratamiento por heroína aumentó en más del doble —de 161 a 386— entre enero del 2012 y junio del 2013.

“Los ingresos de tratamiento primario de heroína aumentó del 4 por ciento de todos los ingresos en el 2012 al 8 por ciento en la primera mitad del 2013 en el Condado Miami-Dade, mientras se mantenía en el 5 por ciento de todos los ingresos de Broward en ambos años”, según el informe más reciente del grupo de trabajo.

Lo que es más, los laboratorios del área reportaron un aumento del 13 por ciento en la detección de heroína en las muestras analizadas durante el mismo período.

Niveles en aumento o ya demasiado altos de adicción a la heroína estaban entre los principales problemas de drogas mencionados por investigadores en 17 de 20 centros de población en diversos lugares del país, incluyendo Philadelphia, Nueva York, Boston, Baltimore, Washington, Atlanta, Detroit, Chicago, St. Louis, Texas, Seattle y San Diego.

La especialista en epidemiología Carol Falkowski es la homóloga de Hall en el grupo de trabajo de Minneapolis/St. Paul. Dijo que allí también se ha desatado una epidemia de heroína.

“La heroína es más asequible que los analgésicos, produce el mismo efecto, y a veces tiene el mismo nivel de disponibilidad, cuando no tiene más”, dijo Falkowski. “La creciente presencia de la heroína en EEUU actualmente es similar a lo que fue para el país la difusión de la cocaína en la década de 1980”.

Hall ve las cosas de manera parecida desde su punto panorámico en el sur de la Florida.

“Creo que se puede decir sin temor a equivocarse que se están desatando nuevas epidemias de heroína por todo EEUU”, dijo.

El Instituto Nacional sobre Abuso de Drogas no ha dado a conocer todavía las últimas conclusiones sobre el uso de heroína. Pero Hall, quien fuera por mucho tiempo director ejecutivo del Centro de Información Franca sobre Drogas y Educación (Up Front Drug Information & Education Center) en Miami, dijo que aquellos que están al tanto de las últimas conclusiones sobre el resurgimiento de la heroína tienen todos la misma reacción.

“La reacción es: ‘Ay, bendito, esto se está pasando de la raya de verdad’ ”, dijo Hall.

Broward Bulldog es un periódico sin afán de lucro solo para internet creado para reportar noticias locales de interés para el público en general. www.browardbulldog.org; 954-603-1351

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios