Sur de la Florida

Madre e hija, de reposteras a divas del azúcar

Detrás del mostrador de Divine Delicacies, sucede todo un ‘drama’, desde lidiar con clientes exigentes, famosos y no famosos; órdenes hechas al último momento, tortas decoradas listas para ser entregadas que se caen al piso o, simplemente, una que no se puede sacar del negocio porque sólo se pensó en hacerla muy grande, pero no en el tamaño de la puerta.

A esas situaciones que pueden presentarse en la rutina de esta pequeña repostería al suroeste de Miami, que crea confecciones extravagantes para celebridades de la industria del entretenimiento, como Leslie Grace, Willy Chirino y Flo Rida, ahora sus propietarias, Laura Candeu y su madre Iliana Lombardero le añaden ingredientes de comedia latina y caos. Su nueva receta es Divas del Azúcar, un reality show, que se estrenará el 11 de marzo, a las 9:00 p.m. (8:00 p.m. hora central), por Tr3s, de Viacom International Media Networks, un canal de televisión especializado en música y entretenimiento para hispanos en Estados Unidos.

Esta repostería es el corazón y el alma de nuestra familia. Mi madre y yo hemos trabajado muy duro para alcanzar el éxito”, dijo Candeau, copropietaria y experta creativa de Divine Delicacies.

El año pasado, uno de los productores del reality de televisión Cake Boss quedó sorprendido con la lista de celebridades que acuden a este negocio y decició hacer un trailer inicial, que posteriormente fue aprobado para que se produjera Divas del Azúcar.

“Esta es la oportunidad, no solamente de abrir las puertas de nuestra repostería, sino de invitar a la audiencia latina a nuestras vidas”, agregó.

Frente a las cámaras y en su vida diaria, ellas son divas que preparan y decoran sus tortas en tacones.

“Creo que no sabría caminar sin tacones”, comentó Candeu, la figura principal de la repostería.

Desde hace 18 años, Lombardero es el motor de la pastelería Divine Delicacies Custom Cakes (DD Cakes), originalmente fundada en Cuba, en 1985, por su fallecido esposo, Jorge Rodríguez.

La familia vino de Cuba a Miami en 1996 y empezaron hornenado los pasteles en la casa, hasta que abrieron su propia tienda en el 2,000, según recordó la madre .

“En el 2003 falleció Jorge y tuve que seguir sola”, dijo. Sus hijas, entonces de 15 y 18 años, modificaron sus horarios en la escuela y la universidad y se unieron a ella en el negocio.

Fue en medio de ese trajín diario, en el 2008, que, a partir de una llamada que decidieron contestar una noche, cuando ya habían cerrado el negocio, que empezó su ascenso a la fama.

“Eran las 10 de la noche y cuando contesté. Era uno de los managers del rapero Lil Wayne que nos pedía que le hicieramos urgente una torta de cumpleaños para esa noche. Gracias a que mi madre, como prevención siempre tiene panatela horneada, en cuestión de tres horas la preparamos. Cuando la recogieron, trajeron diamantes (de verdad) con los que finalizamos la decoración. La torta aparace en un video del artista”, recordó Laura, quien es además directora de publicidad y ventas del negocio.

“Entonces empezamos a decorar las tortas con temas brillantes y vinieron muchas ideas más”, agregó.

También se sumaron a la lista de clientes Dwyane Wade y LeBron James, entre otros jugadores de los Miami Heats, Gloria Estefan, Pitbull, y la lista siguió creciendo.

Junto a ellas, pero detrás de las cámaras, también trabaja Leysi, la hija mayor de Lombardero, quien lleva la contabilidad del negocio.

Divas del Azúcar es una serie de 13 episodios y junto con Lombardero y Candeu, participan en el show tres personas de las 10 que integran el equipo de trabajo de Divine Delicacies. Entre ellos , Pipo, el único repostero en la cocina que conoce el secreto de la receta de las tortas de las Divas. Uno de ellos el toque de ron caribeño. De origen brasileño, él se caracteriza por su pícardía y es frecuentemente malinterpretado en una cocina llena de mujeres porque sólo habla en portugués.

Carlos es el encargado de entregar los pedidos, pero también conocido porque toma siestas entre las entregas y es muy olvidadizo. Sin embargo, es el empleado más leal de la repostería. Yaika es la asistente de las Divas, entrenada por el padre de Candeu en decoración de tortas, pero las Divas siempre tienen que mantenerse velándola porque es conocida por cometer errores ortográficos.

“Mi mamá, además, representa el logro del sueño americano. Ella llegó a los Estados Unidos con absolutamente nada. Pasaba día y noche horneando tortas mientras mi papá las decoraba. Luego, él fallece y tiene que tomar responsabilidad de sus dos hijas y desde ese momento no ha parado de luchar para asegurar el éxito de la repostería”, resumió Candeu.

  Comentarios