Sur de la Florida

Buscaba ranas desaparecidas y encontró una nueva especie

La nueva especie de rana Psychrophrynella glauca hallada por un biólogo de FIU en Puno, Perú.
La nueva especie de rana Psychrophrynella glauca hallada por un biólogo de FIU en Puno, Perú.

Un biólogo de la Universidad Internacional de Florida (FIU) manejaba por una carretera de Latinoamérica cuando vio a un hombre despejar un camino que conducía hacia un bosque y pensó que ese es un buen sitio para encontrar ranas.

Y Alessandro Catenazzi no se equivocó. Tras escarbar entre la hojarasca descubrió una pequeña rana de color marrón rojizo y manchas azul grisáceas. Se trataba de una nueva especie y la llamó Psychrophrynella glauca, por su similitud con otras especies en la Amazonía andina y por su color único.

“Estábamos manejando cuando vi a un hombre que acababa de despejar el camino de acceso a una vía para una línea eléctrica que cortaba profundamente el bosque. Le dije a Alex ‘Tenemos que llegar hasta allí’. Sabía que si íbamos, encontraríamos nuevas especies”, dijo Catenazzi en un comunicado de FIU.

El científico estaba en compañía de Alex Ttito, un investigador del Museo de biodiversidad del Perú, en Cusco, durante una excursión no planificada a Puno, Perú.

El descubrimiento se confirmó comparando la descripción de la rana con especies conocidas y mediante pruebas genéticas. El hallazgo fue publicado la semana pasada en la revista PeerJ, informó FIU.

Debido a su tamaño y ubicación remota, se sabe poco sobre la rana recién descubierta, pero Catenazzi dijo que el descubrimiento de una nueva especie es el primer paso importantísimo en la conservación.

“Creo que hay que documentar la biodiversidad", dijo. "Sabemos que los Andes son extremadamente ricos en biodiversidad, pero las personas no pasan mucho tiempo buscando cosas pequeñas. Es un trabajo tedioso, pero hay un alto valor para la conservación si nos tomamos el tiempo para documentarlo".

El biólogo, que ha descubierto 28 nuevas especies y pasa gran parte de su carrera en museos que estudian las ranas del mundo, dedica gran parte de su tiempo buscando batracios en áreas donde no hay un hongo mortal que está acabando con ellos, con la esperanza de encontrar poblaciones restantes de casi 20 especies que han sido devastadas por la enfermedad.

Una enfermedad fúngica está aniquilando grandes poblaciones de ranas en los bosques nublados de la Amazonía andina.

“La gente necesita entender que si las ranas tienen un gran problema, nosotros también deberíamos preocuparnos. Estas pandemias nos afectan. Plantas. Gente. Estas enfermedades fúngicas pueden ser devastadoras”, advirtió Catenazzi.

Si encuentra áreas menos afectadas por hongos en la Amazonía andina, él cree que hallará poblaciones de ranas perdidas y tal vez descubrirá más especies.

Muchas de las ranas son pequeñas, lo que significa que Catenazzi pasa sus días levantando piedras y escarbando entre la hojarasca. Con un buen ojo para los detalles, ocasionalmente descubre lo que él cree que es una especie nunca antes documentada.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog.

  Comentarios