Sur de la Florida

Madre e hijo asesinados a tiros en el suroeste de Miami-Dade

Los residentes de un townhouse y de un complejo de condominios ubicado en el suroeste de Miami-Dade se despertaron en la madrugada del jueves por el ruido de disparos que dejó como saldo dos de sus vecinos asesinados a balazos en su casa.

El incidente tuvo lugar a alrededor de las 4 a.m. en el complejo Arbor Court, localizado en el 14333 SW 97 Terrace.

“Sentí algo como bah, bah, bah, bah, bah”, dijo Yolanda Burgos, una de las vecinas. “Muchos tiros, no sólo uno”.

“Parecía un asalto, no como si fueran disparos de una escopeta de cañón recortado. Fueron dos ráfagas de cinco tiros y otra de tres”, dijo por su parte Gussie Flynn.Las personas que escucharon el tiroteo dijeron que claramente no fue algo accidental.

“Es evidente que alguien iba detrás de alguien o de algo”. agregó Flynn.

Un residente llamó al 911 para reportar los múltiples disparos y que un hombre se alejó del lugar en su auto a toda velocidad. Otros vecinos que llamaron pudieron darle a la policía una descripción del hombre y del vehículo que conducía.

Dos personas fueron halladas asesinadas dentro de su casa. Los vecinos y amigos los identificaron como Anthony Sikora y su madre Gale Sikora. Los amigos dijeron que Anthony era estudiante de Miami-Dade College (MDC) y su madre trabajaba en el Hospital Baptist.

“Son gente muy agradables, tranquilas”, dijo Flynn. “Esta es una comunidad tranquila, nunca hay ningún problema”.

Un vehículo que coincidió con la descripción dada a la policía fue avistado a tres cuadras de distancia del complejo de condominios. El conductor, quien según la policía es un hombre de unos 20 años, fue detenido. La policía también pudo recuperar un arma de fuego y tres cargadores.

La policía cree que el hombre detenido y Anthony Sikora tenían algún tipo de disputa que fue subiendo de tono en los últimos días.

Tras interrogar a los padres del sospechoso, la policía dijo que están tratando de determinar si el hombre padece algún tipo de enfermedad mental. Un amigo cercano de las víctimas dijo que Anthony Sikora recientemente había estado tratando de alejarse de un amigo al que se le diagnosticó esquizofrenia y que se jactaba de las armas que tenía.

La policía no ha confirmado la relación entre el sospechoso y las víctimas aunque sí confirmó que el detenido conocía a Anthony Sikora.

Una amiga de Gale, que trabaja también en el Baptist, dijo que sabía que Anthony tenía últimamente problemas con el sospechoso, pero no dijo de qué se trataban dichos problemas.

  Comentarios