Sur de la Florida

Congresista visita albergue de menores en Miami

El representante Joe García, demócrata cubanoamericano de Miami, recorrió el lunes una de tres instalaciones en Miami-Dade que han estado recibiendo un número creciente de niños no acompañados que cruzan la frontera desde México.

García dijo a los reporteros después de su visita de una hora de duración que la instalación ha recibido niños que recientemente llegaron por la frontera, pero señaló que el refugio no estaba lleno y que las condiciones ahí eran buenas.

Pero García dijo que las autoridades del albergue esperaban recibir más niños pronto.

La visita al refugio fue la primera de un congresista del sur de la Florida desde que la crisis fronteriza se hizo evidente en las últimas semanas, con miles de niños cruzando sin sus padres.

Al llenarse los refugios fronterizos, muchos de los niños no acompañados son enviados a instalaciones en otros lugares del país, según dijo Cheryl Little, directora ejecutiva del grupo de Miami Americanos Pro-Justicia Inmigrante. Dijo Little que Miami era una de 10 ciudades de la nación en la que los niños están siendo enviados para procedimientos migratorios.

“Nos reunimos con los directores de la instalación para ver cuál es su capacidad y claramente no exceden esa capacidad”, dijo García a periodistas después de la visita. “La edad promedio en el albergue es de unos 15 años, aunque el grupo que llegó más recientemente es mucho más joven”.

García dijo que el personal de la instalación parecía capaz de manejar un mayor número de ninos.

“Parece que lo están haciendo muy bien”, dijo García.

Funcionarios del refugio informaron a García que actualmente tenían cerca de 150 niños en la instalación, con un grupo de más de 50 que llegó la semana pasada.

Los niños no acompañados han llegado a Estados Unidos sin sus padres durante años. Pero en los últimos dos años, el flujo ha aumentado tan dramáticamente que a principios de junio el presidente Barack Obama describió el aumento como una crisis humanitaria.

Al mismo tiempo, funcionarios de la administración han dicho a los periodistas en Washington que casi 50,000 niños sin padres habían cruzado la frontera desde el 1ro de octubre. El número de niños no acompañados detenidos por las autoridades de inmigración anualmente fue en promedio unos 6,600 entre los años fiscales 2004 y 2011.

García dijo que la administración del presidente Barack Obama está tratando de poner fin al éxodo de niños, en su mayoría de países de América Central tales como El Salvador, Guatemala y Honduras.

En un primer paso en esa estrategia, García dijo, el vicepresidente Joe Biden tiene previsto viajar a Guatemala esta semana para reunirse con líderes centroamericanos y persuadirlos a ayudar a Estados Unidos a detener el éxodo.

Biden tiene previsto reunirse el viernes con el presidente guatemalteco Otto Pérez y funcionarios de Honduras y El Salvador, dijeron representantes del gobierno estadounidense en Washington.

“Vamos a hacer frente a este problema”, dijo García en Miami-Dade.

Además del viaje de Biden, García dijo que el Caucus Hispano del Congreso se reunirá con embajadores centroamericanos para instarles a ayudar a poner fin al éxodo.

Por separado, el senador Marco Rubio, un republicano cubanoamericano de West Miami, envió cartas a los embajadores de México y las naciones centroamericanas instándolos a detener el flujo de niños.

“La Administración de Obama se ha comprometido a abordar esta situación humanitaria urgente con la prestación de servicios a estos niños en Estados Unidos antes de su retorno a sus países de origen”, escribió Rubio en una misiva a Rubén Zamora, embajador de El Salvador en Washington. “Además, insto a su gobierno a desalentar activamente el peligroso viaje a través de las fronteras de manera ilegal para llegar a Estados Unidos”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios