Sur de la Florida

Consejos para permanecer a salvo de las peligrosas descargas eléctricas

El verano ya llegó al sur de la Florida y, para muchos, los meses de calor es la época para pasar un tiempo al aire libre, ya sea en la piscina, como haciendo parrilladas. Dado que el sur de la Florida es la capital de las descargas eléctricas de todo el país, no podemos negar que con frecuencia las tormentas interrumpen estas actividades de ocio.

Teniendo en cuenta que las descargas eléctricas seguramente continuarán durante todo el verano, el Condado Broward quiere recordarle a los residentes los peligros de los rayos.

Como promedio, según el Condado Broward, la Florida recibe casi 1.4 millones de descargas eléctricas anuales de las nubes a la tierra. Esto promedia 21 rayos por milla cuadrada y el Servicio Nacional de Meteorología informa que el promedio en Broward es más alto: entre 20 y 30 descargas eléctricas de las nubes a la tierra. Eso significa que un día cualquiera, cualquier parte de Broward puede recibir hasta 30 descargas eléctricas por milla cuadrada.

Lo más preocupante es que, entre el 2005 y el 2013, Broward reportó que seis personas murieron tras ser alcanzadas por rayos, convirtiéndose en el segundo condado con más muertes por descargas eléctricas, sólo detrás del Condado Lee. Quince personas también resultaron lesionadas por descargas eléctricas.

Aunque las descargas eléctricas tienen lugar todo el año en la Florida, la mayoría de los incidentes ocurren durante los meses de verano, entre junio y agosto. Esto se debe a una combinación de las tormentas que casi a diario afectan la zona y el sinfín de actividades al aire libre que se realizan en estos meses en que los muchachos no van a la escuela y las familias salen de vacaciones.

Mitos

Quizás uno de las causas más grandes de las muertes por rayos es la idea equivocada de que si no llueve, no caerán descargas eléctricas. Sin embargo, las descargas eléctricas caen hasta 10 millas o más lejos del centro de la tormenta, casi en medio de un “cielo claro y azul”, y a menudo ocurren a más de tres millas del corazón de la tormenta.

Mito: Los neumáticos de un automóvil protegen a la persona de los rayos al mantenerla insulada de la tierra.

Realidad: La mayor parte de los autos están a salvo de las descargas eléctricas, pero es el techo y la carrocería de metal lo que protege, NO las llantas. Los autos convertibles, las motocicletas, bicicletas, y vehículos de recreación con techos de fibra de vidrio no ofrecen protección. Cuando una descarga eléctrica cae sobre un automóvil, recorre toda la carrocería de metal hasta el suelo.

Mito: Las estructuras con metal, o cubiertas de metal (joyas, celulares, equipos Mp3, relojes, etc.), atraen los rayos.

Realidad: La altura, la forma puntiaguda, y el aislamiento son los factores que controlan donde caerá un rayo. La presencia de metal no determina en absoluto dónde caerá la descarga eléctrica. Las montañas están hechas de rocas pero en ellas caen rayos muchas veces al año.

Mito: Si se encuentra al aire libre y están cayendo rayos, lo mejor es acostarse en el suelo.

Realidad: Las descargas eléctricas pueden diseminarse unos 60 pies después de caer a la tierra. Acostarse aumenta la posibilidad de que una descarga lo alcance, lo que podría ser fatal. Si comienzan a caer rayos y está al aire libre, lo más indicado es buscar un lugar que lo proteja.

Lo que hay que saber

Ningún lugar al aire libre es seguro cuando una tormenta afecta el área.

•  Si escucha tronar, eso quiere decir que las descargas eléctricas están lo suficientemente cerca como para alcanzarlo.



•  Cuando escuche tronar, inmediatamente vaya a un sitio seguro: un edificio con electricidad y plomería o un vehículo con techo de metal con las ventanillas cerradas.



•  Permanezca en el refugio por lo menos 30 minutos después que haya escuchado caer el último trueno.



Cómo protegerse usted y su familia

El Centro de Operaciones de Emergencia de Broward, conjuntamente con el Servicio Nacional de Meteorología, aconsejan las siguientes medidas de seguridad:

Medidas de seguridad al aire libre

Si lo sorprende al aire libre una tormenta con rayos y no hay cerca ningún lugar dónde guarecerse, los siguientes consejos podrían reducir el riesgo de que lo alcance una descarga:

•  Nunca se acueste en el suelo.



•  Nunca busque refugio debajo de un árbol aislado.



•  Aléjese de inmediato de postes, lagunas, lagos y otros lugares con agua. Si está en la playa, salga del agua lo antes posible. Si no hay cerca ningún lugar dónde protegerse, vaya a su auto.



•  Muchos parques del Condado Broward tienen instalados sistemas para pronosticar descargas eléctricas. En caso de que se avecine una tormenta con rayos, tiene entre ocho y 15 minutos para encontrar refugio, según la velocidad con que se acerca la tormenta.



•  Manténgase lejos de objetos que son conductores de electricidad como cadenas, cercas de metal y tendidos eléctricos.



Medidas de seguridad dentro

•  Aléjese de teléfonos de cuerdas, computadoras y otros equipos eléctricos que lo pongan en contacto directo con la electricidad.



•  No esté cerca de cañerías, fregaderos, baños y grifos.



•  Aléjese de puertas, ventanas y porches.



•  No se acueste en pisos de concreto ni se recueste a paredes de concreto.



Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios