Sur de la Florida

Hombre de Miami condenado por vender cuernos de rinoceronte

Un distribuidor ilegal de animales exóticos fue condenado en una corte federal en Miami por traficar con cuernos de rinoceronte, informaron las autoridades.

Gene Harris, de 76 años, se declaró culpable de vender y comprar cuernos de rinoceronte negro, animal africano protegido por el Acta de Especies en Peligro de Extinción. Harris es conocido por su empresa “Art by God”, que vende artefactos culturales y geológicos, fósiles y taxidermia en Miami y Laredo, Texas, informaron Wifredo Ferrer, fiscal federal para el distrito sur de la Florida, y Dan Ashe, director de la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos, en un comunicado.

Según el Departamento de Justicia, los registros del caso documentan la transacción entre Harris y su cliente en California entre junio y julio del 2011. El empresario facilitó la adquisición y transportación de los cuernos de la cabeza de un rinoceronte negro en Phoenix para su cliente. Compró la cabeza por $60,000, y recibió una cuota de $10,000 por encontrar los cuernos.

Sus clientes implicados en el caso se llaman Vin Cheong “Jimmy” Kha, de 50 años, y Felix Kha, de 26, compradores y traficantes de animales exóticos de Los Angeles. Ambos fueron condenados el año pasado por crímenes federales de propagar el tráfico ilegal de los cuernos de rinocerontes negros.

Harris ahora se enfrenta una sentencia de cinco años en la cárcel y una multa criminal de hasta $250,000.

El fiscal Thomas Watts-FitzGerald está llevando este caso y dice que el sur de Florida siempre ha tenido una conexión fuerte con el tráfico ilegal de animales exóticos.

“El sur de Florida siempre parece tener un nexo con el comercio ilegal de animales exóticos por su localización geografica”, dijo Watts-FitzGerald a el Nuevo Herald.

Según el funcionario, durante el año pasado la corte federal del distrito sur de la Florida ha acogido otros dos casos de tráfico de cuernos de rinocerontes negros en Miami. En una de sus investigaciones, el fiscal facilitó una operación encubierta en un venta de antigüedades en Miami Beach, lo cual resultó en el juicio de un hombre que intentaba comprar cuernos de rinoceronte negro.

El arresto de Harris es el último en un serie de casos que son parte de la investigación llamada Operación Crash, contra los traficantes de rinocerontes en Estados Unidos. La operación consiste en el trabajo conjunto de distintas agencias federales y se esfuerza por identificar y llevar a juicio a la gente que caza ilegalmente los rinocerontes y trafica con sus cuernos.

El aumento global del tráfico de los cuernos de rinocerontes es una respuesta a la creciente demanda por productos de marfil, sobre todo en el mercado asiático. Watts-FitzGerald indicó que hay dos maneras de conseguir el marfil. Uno es la caza furtiva en Africa que está destruyendo las poblaciones de animales en su hábitat natural, y la otra, más común en Estados Unidos, es buscar los animales de taxidermia en museos o de dueños privados.

“Hay gente que ha hecho de esto una especialidad, incluyendo al reñor Harris, porque reconocen su valor”, señaló Watts-Fitzgerald.

Los cuernos son valorados por el peso y puede ser vendidos en Estados Unidos por $45,000. En Asia, el precio puede llegar hasta los $250,000 según las autoridades. El comercio de cuernos ha llevado a robos de museos y tiendas de taxidermia en diferentes partes del mundo.

La Operación Crash ha tenido éxito por el numero de casos que han sido llevados a juicio,, según Watts-Fitzgerald, pero la demanda todavía existe y está creciendo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios