Sur de la Florida

David Rivera abandona campaña electoral

De manera sorpresiva David Rivera anunció el viernes el retiro de su candidatura para los comicios primarios de agosto, donde se elegirá al candidato republicano que tres meses después enfrentará al congresista demócrata Joe García, titular del escaño del Distrito 26 en el Congreso Federal.

Rivera, quien se encuentra bajo la lupa pública por su probable vinculación en un esquema de financiación de campaña de un candidato fraudulento, dijo que tomó la decisión de retirarse tras el fallo de un tribunal que invalidó la reconfiguración de distritos electorales elaborado por la Legislatura estatal en el 2012.

“Esta decisión ha creado una gran incertidumbre en la composición final de todos los distritos [...], incluyendo el distrito 26 en el sur de Florida”, dijo Rivera en un correo electrónico enviado el viernes a sus seguidores. “Como candidato afectado por esta decisión no voy a ser rehén de los jueces activistas liberales de la Florida”.

Rivera no respondió mensajes de El Nuevo Herald para obtener mayores comentarios sobre su retiro de la campaña.

Hace dos meses, Rivera registró su candidatura para el Distrito 26. El anuncio de su postulación “elevó la temperatura” en los comicios para ese distrito, despertando comentarios críticos de los otros candidatos, varios de los cuales alegaban que el partido republicano requería un representante alejado de señalamientos públicos.

El viernes, el candidato Carlos Curbelo, miembro de la Junta Escolar, dijo de manera escueta que respetaba la decisión tomada por el ex congresista Rivera.

“Es una decisión muy personal, la respeto y le deseo lo mejor”, dijo Curbelo, quien ha recibido el respaldo para su candidatura de los congresistas Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart.

Edward MacDougal, alcalde de Cutler Bay que también aspira a las primarias republicanas, dijo el viernes –poco antes de conocerse la dimisión de Rivera– que esté al igual que el demócrata García era candidatos vinculados a hechos polémicos.

“Nuestra comunidad requiere mejores representantes”, dijo MacDougal a el Nuevo Herald.

Por su parte el también candidato y ex presidente de la Comisión de Miami-Dade, Joe Martínez, dijo que el retiro de Rivera no afectará su candidatura.

“Cuando David [Rivera] decidió postularse dije que tenía todo el derecho de hacerlo y si ahora decide retirarse tendrá sus motivos, y lo respeto”, dijo Martínez. “Eso no afecta mi postulación”.

El candidato Lorenzo Palomares no pudo ser contactado para conocer sus comentarios sobre el retiro de Rivera.

Los señalamientos contra Rivera se han centrado en su presunta participación en la ilegal financiación de la campaña de Justin Lamar Sternad durante las primarias demócratas del 2012. Sin embargo, Rivera ha dicho a el Nuevo Herald que él no era investigado por las autoridades federales.

El jueves Sternad fue sentenciado a siete meses de prisión. Las autoridades federales buscarían documentar que parte de los fondos de la campaña de Sternad provenían de Rivera y canalizados a través de la consultora política Ana Alliegro, quien se encuentra presa a la espera de juicio.

En su mensaje, Rivera adelantó que tiene la intención de postularse en el 2016 para la Cámara de Representantes de la Florida, donde se desempeñó como legislador desde el 2002 hasta el 2010, antes de ganar un escaño en el Congreso Federal. En el 2012, Rivera perdió ese escaño federal frente a García.

“Me siento muy honrado y agradecido por el apoyo a mi candidatura”, agregó Rivera en su mensaje. “Sin embargo, mientras que los jueces activistas liberales de la Florida puedan emitir incertidumbre secuestrando el proceso de redistribución del Congreso, yo simplemente dejo de ser uno de sus rehenes”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios