Sur de la Florida

La ONU sanciona a Pyongyang por tráfico de armas

Las Naciones Unidas sancionaron a una compañía naviera norcoreana, pero no lo hicieron con las entidades cubanas en relación con un embarque de armas cubanas confiscadas a bordo de un carguero con rumbo a Pyongyang en violación del embargo de armas de la ONU.

Ocean Maritime Management Company, Ltd., una compañía norcoreana que administraba el carguero Chong Chon Gang cuando éste se confisco el pasado verano en Panamá, se agregó el lunes a la lista de violadores del embargo.

El comité del Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU) que hace cumplir el embargo dijo que la compañía “desempeñó un papel clave en planificar el embarque desde Cuba de un cargamento oculto de armas y material relacionado”. La inclusión en la lista implica sanciones bancarias y de viajes.

Pero el comité no agregó a la lista ninguna de las empresas o individuos cubanos involucrados en el embarque de 240 toneladas de motores de jet Mig, sistemas de misiles anti aéreos y municiones de Cuba encontrados a bordo del Shong Chon Gang.

La embajadora estadounidense Samantha Power dijo en una declaración que había “hechos irrefutalbes que prueban claramente las intenciones de Cuba y (Corea del Norte) de violar las sanciones al emplear técnicas muy sofisticadas de engaño y ocultamiento”.

“Estados Unidos se mantiene preocupado sobre los intentos de Corea del Norte de eludir las sanciones internacionales y condena enérgicamente cualquier esfuerzo de naciones como Cuba para ayudar en la evasión ilegal” del embargo de armas, agregó Power.

Power no explicó por qué no se añadieron las entidades cubanas a la lista de sanciones y su oficina de prensa no respondió a solicitudes de el Nuevo Herald para un comentario.

Diplomáticos latinoamericanos en la ONU predijeron este año anteriormente que Cuba escaparía a las sanciones porque Rusia y China, que tienen vetos en el CSNU, son estrechos aliados de la isla caribeña.

“Es inaceptable que incluso cuando el (CSNU) sancionó a la firma norcoreana que operaba la embarcación que transportaba las armas ilegales desde Cuba, fallara en mantener similarmente responsable al régimen cubano por su flagrante violación de las sanciones de la ONU”, dijo el martes la representante Ileana Ros-Lehtinen en una declaración.

Expertos del CSNU sobre el embargo de armas informaron este año anteriormente que el embarque violaba el embargo, incluso cuando Cuba afirmó que las armas no se “transferían” a Corea del Norte, porque eran para recibir servicio y ser devueltas a La Habana.

Los expertos también informaron que Cuba se ha negado a identificar a las entidades e individuos cubanos involucrados en el embarque, al decir que el contrato con Pyongyang requería privacidad en el negocio.

Ros-Lehtinen, una republicana por Miami, indicó la semana pasada que Power conocía las identidades de los cubanos involucrados y urgió a la embajadora a que presionara al comité de sanciones del CSNU para incluirlos en la lista negra de entidades “designadas”.

Uno de los cubanos supuestamente involucrados es el general de brigada Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, a cargo de varias empresas militares y el puerto de Mariel, donde se colocaron las armas en el carguero. El también es yerno del gobernante cubano Raúl Castro.

El Chong Chon Gang atracó del 4 al 9 de junio del año pasado en La Habana para desembarcar su carga y posteriormente cargó las armas en el Mariel y partió más tarde hacia Puerto Padre para subir a la nave un cargamento de azúcar que escondió las armas. Su sistema automático de la información de su localización estuvo apagado durante la mayor parte de su viaje por el Caribe.

Las autoridades panameñas lo detuvieron el 15 de julio, cuando se preparaba para cruzar el Canal de Panamá en un viaje hacia Pyongyang, al sospecharse que transportaba drogas. En su lugar encontraron lo que los expertos del CSNU describieron como el mayor embarque individual de armas confiscado por violar el embargo impuesto en el 2006 a Pyongyang debido a sus programas de armas nucleares y el desarrollo de misiles de largo alcance.

El carguero y 32 miembros de su tripulación fueron liberados en febrero después del pago de una multa de $700,000 por no declarar las armas en su carga. En junio, se liberó al capitán y otros dos oficiales. Las armas se mantienen en Panamá y el azúcar está a la venta.

Mientras tanto, un segundo carguero norcoreano que encalló este mes más temprano en la costa este de México después de una escala en La Habana, fue sacado el sábado de los arrecifes de Tuxpan, de acuerdo con informes noticiosos mexicanos.

El Mu Du Bong, de 430 pies, llamó la atención debido a que su viaje por el Caribe fue algo semejante al del Chong Chon Gang - con escalas en La Habana y Mariel, y períodos en que su localizador automático no estaba funcionando.

El carguero estaba vacío cuando encalló cerca de la entrada del puerto de Tuxpan, uno de los principales de exportación de azúcar de México, de acuerdo con informes noticiosos mexicanos.

Su localizador automático informó que el 25 de junio se encontraba cerca del Mariel y el 29-30 de junio en La Habana, pero entonces estuvo silencioso durante nueve días. Comenzó a trabajar de nuevo el 10 de julio, cuando mostró que el carguero se encontraba en La Habana y más tarde que se dirigía hacia el oeste en el Golfo de México.

El Panel de Expertos responsablede de investigar esta violación, así como la embajadora Power, han dejado en claro que Cuba desempeñó un papel integral en esta transgresión. Pero las simples palabras de condena no son suficientes. La administración Obama debe ser proactiva y dar a conocer todas las entidades cubanas conocidas involucradas en este incidente para ser designadas como violadoras de varias resoluciones del Consejo de Seguridad y debe trabajar para obtener el apoyo de otros miembros del Consejo para esta inclusión.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios