Sur de la Florida

Arzobispo de Miami critica aceleración de deportación de menores

El Arzobispo de Miami Thomas Wenski hizo un llamamiento el viernes para que los abogados de inmigración del sur de la Florida se apresten a ayudar a representar en los tribunales de inmigración a muchos de los miles de menores que han cruzado la frontera sin sus padres.

“Se trata de una crisis humanitaria y estamos aquí para tratar de resolverla de una manera humanitaria”, dijo Wenski durante una conferencia de prensa en la Arquidiócesis de Miami, con sede en Miami Shores.

La solicitud de Wenski fue en respuesta a una orden reciente del Departamento de Justicia para agilizar los procedimientos de deportación para los menores que llegaron después del 1ro de mayo.

“Cualquier menor que ha llegado después del 1ro de mayo de este año, su caso se la un seguimiento rápido”, dijo Cheryl Little, directora ejecutiva del grupo de Miami Americanos Pro-Justicia Inmigrante.

Mientras esto esta pasando en todos los tribunales de inmigración del país, Wenski dijo que esto se hizo evidente en la corte migratoria de Miami en los últimos días. Wenski dijo que en Miami el expediente de la corte de inmigración contaría con un número adicional de 150 casos relacionados con menores recién llegados.

Muchos de los niños recluidos inicialmente en los centros de detención en la frontera están ahora en Miami donde tienen a sus padres y otros familiares. Por lo tanto sus procesos de deportación se han transferido a la corte de inmigración local.

“Esto va a resultar en la negación a estos niños de su derecho al debido proceso”, añadió Wenski. “Va a abrumar a los abogados que están disponibles para representar a los menores e y por ende necesitamos más abogados para ayudarnos en esta crisis”.

Funcionarios de la Arquidiócesis dijeron que los abogados que estén dispuestos a representar a los menores en la corte de inmigración pueden llamar a Catholic Legal Services de la Arquidiócesis de Miami al teléfono 305-914-2157 o enviar un correo electrónico a uacvolunrteers@gmail.com

Un aumento sin precedentes en el número de menores no acompañados ha estado cruzando la frontera con México desde el 2011.

Más de 50,000 niños de El Salvador, Guatemala y Honduras han llegado desde el 1ro de octubre. La mayoría de los menores dicen que huyen de una creciente violencia de pandillas en sus países.

Randy McGrorty, director ejecutivo de Catholic Legal Services, culpó a la administración del presidente Barack Obama de “crear” una crisis artificial en los tribunales de inmigración simplemente para demostrar que el gobierno federal está manejando el tema.

“Sólo quiero señalar lo decepcionado que estoy con la administración de Obama”, dijo McGrorty. “Creo que esta directiva viene de muy alto en la Casa Blanca. Ellos han creado artificialmente esta crisis legal para un ‘show’ político”.

Little sugirió que la agilización del proceso migratorio podría dar lugar a ordenes de deportación contra los menores que han huído de la brutal violencia de pandillas.

“Una orden de deportación equivale a una virtual sentencia de muerte”, dijo Little.

Por su parte, Manny Crespo, presidente electo de la Asociación Cubanoamericana de Abogados (CABA), dijo que el procedimiento acelerado era injusto porque ponía a “niños inocentes en la mirilla de una justicia acelerada equivalente a una cinta transportadora de manufactura”.

  Comentarios