Sur de la Florida

David Rivera implicado por primera vez en caso de Alliegro

Un juez federal de Miami aceptó un pedido de la fiscalía para incluir evidencia que por primera vez involucra al ex congresista republicano David Rivera en un juicio por fraude de finanzas de campaña, según documentos públicos revelados el viernes.

El magistrado Robert Scola aprobó el jueves la solicitud formulada el día anterior por el fiscal federal Thomas J. Mulvihill para incluir en el juicio un paquete de evidencias sobre cuentas bancarias, registros telefónicos y viajes aéreos de diversas empresas y personas entre las cuales figura Rivera.

Rivera no respondió llamadas de el Nuevo Herald para recoger sus comentarios.

La defensa de la acusada en el juicio, la asesora de campañas políticas Ana Alliegro, no se opuso al pedido formulado por Mulvihill, según los documentos.

Alliegro, de 44 años, enfrenta un máximo de cinco años de prisión por presuntamente ayudar a un candidato desconocido que cometió fraude en sus reportes de campaña durante las elecciones primarias demócratas del 2012 para el Distrito 26.

El controversial candidato era Justin Lamar Sternad, quien fue sentenciado en julio a siete meses de prisión. Sternad recibió contribuciones ilegales por un monto de más de $81,000 en una contienda en la que se dedicó a socavar la candidatura del demócrata Joe García, actual congresista por el Distrito 26.

El fiscal Mulvihill ha dejado entrever que un “co-conspirador” había ayudado a Alliegro a diseñar panfletos de Sternad, además de ayudarla a manejar el dinero de esa campaña y a mantenerla financieramente mientras vivía en Nicaragua, de acuerdo con el Miami Herald.

Las investigaciones preliminares indican que desde Washington D.C., “alguien” hizo depósitos de $5,000 y $5,500 a la cuenta bancaria de Sternad, mientras éste trabajaba en la recepción de un hotel en Miami Beach, donde ganaba $14.50 la hora.

El paquete de evidencias considera registros de viajes aéreos realizados por Rivera el 5 de junio del 2012 de Miami a Washington D.C., de donde regresó tres días después. Ambos vuelos se realizaron en American Airlines, según los documentos judiciales.

Desde que hace un par de años surgió el caso, Rivera siempre se había defendido alegando que él no era investigado por ninguna autoridad.

Además de registros de varias cuentas telefónicas, el paquete de nuevas evidencias incluye registros financieros del alquiler de un automóvil Ford Focus por parte de Sternad entre julio y agosto del 2012.

Las evidencias también incluyen registros de cuentas bancarias del propio Sternad y de Alliegro, y de la asesora de campañas políticas Sasha Tirador, quien al igual que Rivera, también es involucrada por primera vez en el caso.

Tirador expresó el viernes su sorpresa por haber sido incluida en la investigación de la Fiscalía Federal. Los documentos judiciales muestran que las cuentas de Tirador y su empresa G&R Strategies en Total Bank serían auditadas por las autoridades federales desde mayo del 2010 hasta octubre del 2012.

“Invito a la Fiscalía a que pida mis registros bancarios de más años porque yo conozco a David desde hace 20 años”, dijo Tirador en tono irónico. “Jamás he recibido un sólo centavo de David Rivera. Nunca jamás he trabajado para las campañas de David [...] tal vez [los federales] no leen bien el periódico. Conozco a David, es mi amigo. Conozco a Ana Alliegro, es mi amiga, pero jamás he recibido un centavo de las campañas de David Rivera”.

En el paquete de evidencias figura además los registros bancarios en Bank United de Florida Action Network, Inc., un comité de acción política creado en abril del 2012 por el ex fiscal Eric Padrón.

Padrón dijo el viernes que esa organización fue creada para aumentar la participación hispana en los procesos electorales, “pero no tuvo el éxito que se esperaba”. Padrón agregó que ya había sido entrevistado por autoridades federales sobre esa organización, la cual fue desactivada en septiembre del 2013.

“Esta investigación lleva bastante tiempo y no sé en sí lo que la Fiscalía está mirando”, dijo Padrón “Ha habido alegaciones de que se utilizaron fondos de esta organización [Florida Action Network] en Ana Alliegro, pero no he visto pruebas de nada [...] Yo nunca me he visto con ella, no la conozco”.

Entre otras organizaciones cuyos registros bancarios también serán incluidos en el caso aparecen los nombres de Rapid Mail e Inkpressions, establecidas en Hialeah y Miami respectivamente.

En agosto del 2012, el Nuevo Herald y el Miami Herald revelaron las irregularidades en las finanzas de la campaña de Sternad, quien inicialmente declaró que sólo prestó a su campaña alrededor de $11,000.

Poco después enmendó sus informes para mostrar que se había prestado a sí mismo casi $53,000 para la primaria demócrata. En las correcciones que luego realizó Sternad figuraban pagos a Rapid Mail y Expert Printing, esta última vinculada a Inkpressions.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios