Sur de la Florida

Las princesas de ‘Frozen’ visitan el Miami Children’s Hospital

Niños disfrazados de los personajes de la famosa película musical Frozen, y familias de los pacientes, gozaron del espectáculo interpretado por el personal y voluntarios del Miami Children’s Hospital.

Los más pequeños se emocionaron al ver a los personajes de la película en carne y hueso vestidos como las princesas Ana y Elsa.

El teatro Michael Fux Family Center fue decorado por los voluntarios con copitos de nieve y los paisajes de la película, como el castillo y las habitaciones de las princesas. El teatro acogió a niños de todas las edades por más de una hora, en la que prestaron atención y cantaron las canciones sin moverse de la butaca.

Scarlett Osejo Rivero, de 4 años, sigue con tratamiento de quimioterapia y hace poco perdió una pierna, pero aún así, tiene la valentía de disfrazarse y contarle a el Nuevo Herald que le encanta la película Frozen y que su princesa favorita es Ana.

“Quiero volver a ver el espectáculo, me gusta mucho cantar y bailar y voy vestida como Ana, porque el verde es mi color favorito”, dijo Scarlett sonriente.

Oscar Mesa, administrador del Michael Fux Family Center, explicó que hubo cinco presentaciones durante la semana.

“Ha sido todo un éxito, sobre todo porque es otra manera de que las familias puedan afrontar las situaciones difíciles por las que están pasando, con sus hijos. Queremos ponernos en la piel de las familias y hacerles saber que no están solos” dijo.

Más de 30 niños y pacientes se emocionaron y saltaron a cantar cuando por los altavoces sonó “Let It Go”, una de las más famosas de la banda sonora de la película.

Miami Children’s Hospital vivió un día lleno de sorpresas, princesas y muñecos de nieve que se pasearon por los pasillos de arriba abajo. Más que un hospital parecía un desfile de disfraces, alegría y música.

El musical combinó escenas de la película que fueron proyectadas en una pantalla con actuaciones en directo de los talentosos voluntarios. Un show dinámico y organizado para el disfrute de los niños.

Según Mesa, todas las funciones son parte de la terapia y la experiencia del paciente.

“Me parece increíble ver cómo los niños sacan la energía de dónde sea para levantarse y cantar con nosotros”, dijo Lauren Teller, estudiante de Florida State University que interpretó a la princesa Elsa en el musical.

Según Teller más de 12 personas del hospital han trabajado en el diseño de vestuarios, los decorados hechos a manos y la música en vivo.

“Para mí esto no es un voluntariado, a pesar de todo el trabajo que hemos invertido. Cuando una niña se te acerca tímidamente y te dice que tú has sido lo mejor que le ha pasado hoy, te quedas sin palabras y ese momento, lo vale todo”, confesó Teller.

Para aquellos niños que están más enfermos y no pueden bajar al teatro a ver la función, los actores subieron a los cuartos para que pudieran verlos y hacerse fotos con ellos.

Miami Children’s Hospital es un hospital que funciona a través de donaciones y aún así, según Mesa, es fascinante ver el resultado de proyectos como Frozen basados en la pasión de las familias, la relación del personal con los niños y los centenares de voluntarios que marcan la diferencia.

“No cambiaría mi trabajo por nada. Hay familias que viven aquí por años y niños que nunca pueden volver a casa. Cuando sales de este mundo lo ves todo con otra perspectiva”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios