Sur de la Florida

Uno de los 100 españoles triunfadores de Miami en el 2014

Muchos vienen a Miami con la esperanza e ilusión de hacer sus sueños realidad, algunos triunfan y lo consiguen como es el caso de Ernesto Llerandi, presidente y fundador de los restaurantes españoles y tiendas adjuntas Delicias de España en Miami.

“Empecé con $3,000, con una cosita pequeña, y luego fuimos creciendo”, explicó Llerandi a el Nuevo Herald. “Ahora tenemos tres restaurantes con tienda en los que vendemos productos exclusivamente de importación española y un almacén de importación y distribución”.

Llerandi fue reconocido en mayo por el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros y la presidenta de la Asociación Fusionarte, Verónica Durán, como uno de los “100 españoles” que triunfan fuera de España.

Llerandi y su esposa, Isabel Miranda, llevan en Miami 19 años y expresaron que empezar en otro país no es fácil pero como afirma el dicho español, “hace más el que quiere que el que puede”.

La pareja asturiana vivió en República Dominicana por unos años y abrieron varios locales como el restaurante El Cantábrico, y aunque, según el dueño, le costó mucho levantarlo, logró triunfar. Sin embargo, la nostalgia de volver a España pudo más y regresaron a su tierra por un tiempo.

“Quise hacer algo que no hiciera nadie más”, dijo Llerandi. “Mi hija quería venir a estudiar a Estados Unidos y nos apuntamos a la aventura”.

Llerandi recomienda a todos los soñadores y emprendedores que trabajen duro pero, sobre todo, que se adapten al sistema si desean triunfar.

“Si uno no se adapta a las costumbres de aquí, los horarios y el sistema, fracasa”, comentó Llerandi.

Según el propietario de Delicias de España, la gente en Miami tiene otro tipo de vida diferente al de la Península Ibérica. “Hay algunos que desayunan a las 12 mientras otros almuerzan”, expresó Llerandi.

Delicias de España es un “molino” que funciona todo el día, siempre hay alguien comiendo o comprando productos españoles como vinos y jamón de pata negra.

Llerandi explicó que han pasado muchas historias desde su aterrizaje por primera vez en Estados Unidos, pero que personalmente tuvo la suerte de que lo acogieron muy bien cuando llegó. Por otro lado, también cuenta que vivió muchos momentos de dificultades.

“Lo que más difícil fue y sigue siendo conseguir los permisos para abrir nuevas tiendas e importar productos”, comentó.

Llerandi solo echa de menos su casa de la infancia en España y poder ver a los amigos del barrio. Pero por lo demás, le encanta el clima de Miami y le agradece a la ciudad su triunfo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios