Sur de la Florida

Estudiante de secundaria atropellado en Doral sigue en estado grave

Uno de los tres alumnos de una secundaria de Doral que fueron atropellados por un vehículo conducido por otro joven en esa ciudad permanece hospitalizado en estado crítico, dijeron fuentes vinculadas con el caso.

Aunque la identidad de la víctima no fue revelada por las autoridades, varias fuentes de el Nuevo Herald indicaron que se trata de Raphael Acevedo, estudiante de la secundaria Ronald Reagan, localizada en el norte de Doral, y quien fue internado de emergencia el pasado viernes 22 en el Hospital Kendall Regional.

Acevedo y sus amigos William Jr. Herrera y Christian Bianchi fueron atropellados por un Honda Accord del 2002, conducido por Gabriel E. López, que se desplazaba hacia el sur por la avenida 117, a casi un cuarto de milla de la calle 50 del noroeste, el viernes 22 alrededor de las 8 p.m. según el reporte del Departamento de Policía de Doral.

La familia de Acevedo, de origen peruano, no ofreció declaraciones sobre el estado de su hijo.

El alcalde de Doral, Luigi Boria, quien acudió a la escena la noche del accidente, dijo que la policía de la ciudad se encontraba investigando el caso.

“Es muy triste que haya sucedido este accidente, lo sentimos profundamente”, dijo Boria el viernes. “Son situaciones lamentables, pero la policía ya está investigando los detalles de lo que ocurrió”.

El parachoques y parabrisas del Honda impactó a Herrera y a la “víctima número 2”, como llaman a Acevedo en el reporte policial. El automóvil también impactó a Bianchi, de origen venezolano, pero este sufrió lesiones de menor gravedad. La avenida 117, paralela a la autopista Turnpike, es una vía donde la velocidad máxima de desplazamiento es de 30 millas.

Ileana Herrera, madre de William, dijo que su hijo –que también permanece internado en el Hospital Kendall Regional–, fue sometido el viernes a una exitosa cirugía de la clavícula y “esperaba su recuperación”.

“Gracias a Dios él está mejorando. Le han operado el brazo, tiene una costilla rota y no sabemos cuando saldrá del hospital”, dijo Ileana Herrera, de origen colombiano. “Los abogados nos han dicho que no hablemos sobre el tema, pero lo que sí he escuchado es que el conductor estaba distraído”.

Bianchi, la tercera víctima, se limitó a decir el viernes que recordaba haber visto al conductor distraído con un celular.

Familiares de López, que residen en Kendall, lamentaron el accidente ocurrido en Doral. Ellos dijeron que el joven que conducía el auto se encuentra emocionalmente muy afectado y expresaron sus mejores deseos por la pronta recuperación de los muchachos.

De acuerdo con el relato de una fuente de el Nuevo Herald, los tres alumnos caminaban por la avenida 117 junto con un cuarto amigo: Diego Infante, también estudiante de la secundaria Ronald Reagan.

Un familiar de Infante había acudido a buscarlo en su vehículo para dejarle la llave de la vivienda ya que debía ir a trabajar, de acuerdo con la fuente. El familiar detuvo el vehículo en la senda norte, a la altura de donde se encontraba el grupo de amigos, y poco después uno de ellos cruzó la vía y a los pocos segundos el Honda impactó en la senda sur al resto de los muchachos.

“El [conductor] estaba distraído”, dijo de manera escueta Bianchi el viernes. “El estaba viendo un celular”.

Varios alumnos de la secundaria han acudido al hospital a visitar a Acevedo y a respaldar a sus familiares, quienes se encontraban quebrados emocionalmente por el grave estado de salud en el que aún permanece el joven estudiante.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios