Sur de la Florida

La familia de periodista de Miami pide privacidad para superar esta ‘horrible tragedia’

La familia del periodista Steven Sotloff, muerto supuestamente a manos del grupo Estado Islámico (EI), pidió este martes privacidad para superar esta “horrible tragedia” tras conocer la existencia del vídeo que muestra la presunta decapitación del reportero.

“La familia sabe de esta horrible tragedia y está de duelo en privado”, declaró a través de su portavoz, Barak Barfi.

El comunicado, de apenas dos frases, agrega que “no habrá comentarios públicos de la familia en este momento difícil”.

Sotloff, de 31 años, nació en Miami y creció junto a su madre en el sur de Florida, donde estudió periodismo en la Universidad Central de Florida.

La pasada semana la madre del periodista, Shirley Sotloff, pidió a través de un vídeo al líder del grupo yihadista “ser misericordioso” y liberar a su hijo.

“Le mando este mensaje a usted, Abu Bakr al Bagdadi al Quraishi al Husaini, el califa del Estado Islámico. Soy Shirley Sotloff. Mi hijo Steven está en sus manos”, dijo la madre.

Sotloff, que se cree que estaba en manos de EI desde 2013, aparentemente aparece en un vídeo titulado “Un segundo mensaje a Estados Unidos” en el que se le ve vestido con un buzo naranja y arrodillado junto a un hombre encapuchado que asegura ser el mismo que mató a finales de agosto al también periodista estadounidense James Foley.

En las imágenes, Sotloff se dirige al presidente estadounidense, Barack Obama, para decirle que está “pagando” con su vida el precio de su “interferencia” en Irak.

“¿Acaso no soy un ciudadano estadounidense? Has gastado miles de millones de dólares de los impuestos estadounidenses, y hemos perdido miles de nuestras tropas luchando contra el Estado Islámico, así que ¿dónde esta el interés de la gente cuando volvemos a encender esta guerra?”, indica Sotloff.

Este vídeo fue difundido por el grupo Site Intelligence y es muy similar al distribuido por el EI en el que se veía la decapitación de Foley.

En ese vídeo, la organización yihadista amenazaba con matar también a Sotloff si el presidente estadounidense continuaba con su campaña de ataques selectivos en Irak.

Sotloff trabajó como periodista autónomo para medios como “Time”, “World Affairs” y “Christian Science Monitor” desde Libia, Yemen o Siria.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios