Sur de la Florida

Festival Ultra prohíbe la entrada a menores de 18 por motivos de seguridad

Los organizadores del Ultra Music Festival (Festival de Música Ultra) han declarado el concierto miamense famoso en el mundo entero “sólo para adultos” luego de que en el evento del 2014 un tropel de personas que se colaron pisotearon a una guardia de seguridad y un espectador de 21 años murió de una sobredosis de drogas.

Los directivos de Ultra anunciaron el martes por la mañana en el website del Festival que el festejo de música bailable electrónica –lo cual atrae a unas 160,000 personas cada año al Bayfront Park de Miami– prohibirá la entrada de menores en su próxima fecha de marzo del 2015. El evento ha sido siempre para todas las edades desde que comenzara en Miami Beach en 1999.

El jefe de seguridad de Ultra, el antiguo jefe de la policía de Miami Beach, Raymond Martínez, dijo que el nuevo límite de edad no estaba relacionado con la embestida a la guardia de seguridad Ericka Mack ni con la sobredosis de Adonis Pena Escoto. Pero, al anunciar los cambios, los organizadores dijeron que les preocupaba la seguridad.

“Esta decisión se ha tomado para reforzar y promover la seguridad de todos los fans del Ultra Music Festival, y para asegurar que todos los futuros asistentes al mismo la pasen bien”, dijeron los organizadores en un comunicado.

La seguridad del renombrado festival y el bienestar de los espectadores han quedado cuestionados desde la noche de apertura del evento de este año, cuando una multitud derribó una cerca de alambre eslabonado y le pasó por encima a Mack, quien sufrió la fractura de una pierna y del cráneo y pasó semanas en el Jackson Memorial Hospital. El abogado de ella no respondió a un pedido de que comentara al respecto.

También ese fin de semana, la policía comenzó a investigar la muerte de Pena Escoto, quien fue encontrado sin conocimiento en un auto tras asistir al evento. Según la oficina de medicina forense del Condado, la muerte del joven fue accidental, causada por una sobredosis de drogas.

Después de este caos, el alcalde de Miami Tomás Regalado hizo –sin éxito– un llamado a terminar con el evento. Los comisionados decidieron finalmente conservar el contrato de la Ciudad con los operadores del festival en abril, pero exigieron que Ultra contrate más policías, ponga mejores cercas y establezca estaciones de salud mental y drogas operadas por profesionales de la salud.

En ese momento, se habló además de hacer de Ultra un evento para personas de 18 años en adelante. Regalado dijo el martes que él sigue considerando que el downtown de Miami no es el mejor lugar para celebrar Ultra, pero elogió a los organizadores por acordar dejar fuera a los menores.

“Creo que esta es la mejor decisión que pudieron haber tomado”, dijo. “Ese era uno de los principales problemas, la preocupación por los menores. Y creo que ahora será un festival mucho mejor”.

La noticia del cambio se dio a conocer durante el fin de semana, cuando usuarios de Twitter comenzaron a anunciar nuevos prospectos anunciando el comienzo de la preregistración para comprar entradas de Ultra la semana que viene. Los prospectos advirtieron también de que habría una política de cero tolerancia con respecto a la posesión, venta y uso de drogas ilícitas.

Ultra está fijado el año que viene para el 27, 28 y 29 de marzo.

Martínez, el jefe de seguridad, dijo que los directivos del festival han estado pensando sobre el mejoramiento de la seguridad y la experiencia del festival en general durante meses. Dijo que los organizadores han estudiado el porcentaje general de venta de entradas a menores y que hizo encuestas a algunos de los que asistieron al evento antes de prohibir la entrada de menores.

Con los menores, “uno entra en un asunto completamente diferente. Estamos hablando de menores de edad, y estas son grandes multitudes. Es algo muy parecido a un club nocturno”, dijo. “El consenso fue que sería un evento mejor si se eliminara el acceso a personas de todas las edades”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios