Sur de la Florida

Denuncian la separación por sexo en escuelas de Florida

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) de Florida denunció que los programas de clases de un solo sexo que se dan en los distritos escolares de los condados de Broward, Volusia y Hernando “violan” la ley federal contra la discriminación.

Así se expresó ACLU en la queja que presentó ante la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Educación de Estados Unidos, en la que piden una investigación federal.

La queja se fundamenta en la crítica a los argumentos en que se basan los distritos para defender la separación de menores por sexo en las escuelas y sobre cómo los niños y niñas aprenden y se desarrollan mejor por separado.

Según ACLU los programas violan el Título IX de la ley federal que prohíbe la discriminación en los programas de educación financiados por el gobierno federal y las actividades basadas en el sexo del estudiante.

Amy L. Katz, abogada del Proyecto de ACLU por los Derechos de la Mujer defendió que esta “teoría se basa en ciencia basura que ha sido profundamente desacreditada por expertos, y nunca se ha demostrado que mejora los resultados educativos”.

En las quejas se refleja que el condado de Broward pagó más de 23,000 dólares para implementar este programa educativo e hizo obligatoria la formación de los profesores en la materia de separación de aulas por sexo, ante lo que declaran que los padres “han sido engañados” acerca de cómo dichos programas operan.

La separación por sexo “limita las oportunidades de aprendizaje de los estudiantes” y es “perjudicial”, dijo Nancy Abudu, directora de Operaciones Legales de ACLU de Florida.

La información de las quejas fue recopilada como parte de la iniciativa “Teach Kids, Not Stereotypes” (Educa a los niños, sin estereotipos) de ACLU para poner fin a las prácticas de separación de niños y niñas en las escuelas públicas “a partir de ideas falsas” acerca de cómo los cerebros y estilos de aprendizaje de los niños y las niñas son supuestamente diferentes.

De acuerdo con un estudio a gran escala publicado por la Asociación Americana de Psicología, el separar a los niños y las niñas “no conduce necesariamente a mejores resultados”, y declara que el éxito de algunas programas que separan por sexo probablemente haya sido resultado de variables como por ejemplo “el compromiso de los padres y las reformas de disciplina”.

Galen Sherwin, abogado sénior para el Proyecto de Derechos de las Mujeres de ACLU, explicó como la adopción de los programas de educación de un solo sexo basados en estereotipos sexuales se han extendido en todo el estado de Florida y reiteró que es algo que “no se debe permitir que esto continúe ya que viola la ley”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios