Sur de la Florida

Colaboradores del régimen de Maduro no podrán seguir haciendo negocios en Florida

El gobernante de Venezuela Nicolás Maduro ofrece una conferencia de prensa luego de firmar un acuerdo en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) el viernes 2 de marzo del 2018, en Caracas.
El gobernante de Venezuela Nicolás Maduro ofrece una conferencia de prensa luego de firmar un acuerdo en la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE) el viernes 2 de marzo del 2018, en Caracas. EFE

El Senado de la Florida aprobó este jueves el proyecto de ley que prohíbe al estado hacer negocios con compañías que colaboren con el régimen de Nicolás Maduro, lo que incluiría a Venezuela en el programa estatal de desinversión en el que ya se encuentran Cuba y Siria.

Tras un voto unánime en el Senado, el proyecto de ley SB 538/ HB 359 solo espera la firma del gobernador Rick Scott para que entre en vigencia.

“Me siento orgulloso de que la Legislatura de la Florida haya votado unánimemente a favor del pueblo venezolano y la lucha por la democracia en Venezuela”, indicó el senador José Javier Rodríguez, uno de los principales promotores del proyecto en un comunicado de prensa.

“Al prohibir al estado de la Florida hacer negocios con compañías que colaboran con el régimen de Maduro, estamos tomando acciones concretas que evitarán que el dinero de los contribuyentes sea usado para financiar el régimen opresor y dictatorial de Nicolás Maduro”, agregó.

“La HB 359 muestra que Florida continúa siendo fuerte contra el régimen brutal de Maduro y cualquier negocio que apoye su liderazgo opresivo. Continuaremos luchando por los derechos humanos y la democracia para nuestros amigos en Venezuela”, expresó por su parte, el senador republicano René García, otro promotor del proyecto.

Unas horas después de la votación en el Senado, el gobernador Scott dijo que la aprobación de “esta legislación histórica” muestra que Florida continúa con su compromiso con el pueblo de Venezuela que lucha por libertad y democracia”. Prometió además que continuarán exponiendo “la inaceptable tiranía política y la violencia infligida por Maduro y sus despiadados matones”.

“Esta legislación prohibirá que todas las agencias estatales inviertan en el gobierno venezolano y que se ejerza aún más presión financiera sobre el régimen de Maduro al detener cualquier futura inversión estatal con ellos”, explicó Scott en un comunicado de prensa.

Aunque no hizo referencia en su escrito, se espera que el gobernador firme el proyecto de ley. Durante el último año, Scott ha expresado públicamente su apoyo a medidas estrictas contra el gobierno venezolano, que incluían prohibir negocios con organizaciones que apoyen al gobierno venezolano.

“Estas prohibiciones de hacer inversiones que apoyen a Maduro es un gran paso que va en la dirección correcta y debemos seguir encontrando formas de traer libertad y democracia a Venezuela”, afirmó Scott en un comunicado de prensa de julio del 2017, cuando anunciaba un plan de propuestas ante el Comité de Administración Estatal (SBA).

En ese plan, Scott sugería que la Florida, a través del SBA, no invirtiera en bonos emitidos por el gobierno de Venezuela, en cualquier compañía que sea propiedad mayoritariamente del gobierno de Maduro y de participar en cualquier voto o resolución que defienda o apoye al régimen del presidente venezolano.

En agosto del 2017, el SBA aprobó por unanimidad la resolución propuesta por el gobernador Scott.

Los proyectos de ley fueron presentados en el Senado en junio del 2017, en respuesta a la compra de $2,800 millones hecha por Goldman Sachs en bonos de la empresa petrolera venezolana, PDVSA, y que causó muestras de rechazo y repudio por parte de la comunidad venezolana en Estados Unidos.

Sin embargo, la experta en derecho internacional y profesora de la Universidad de la Florida, Berta Hernández-Truyol, advirtió recientemente a AFP que las propuestas “son básicamente políticas”.

“Aunque simbólicamente puedan adoptar una ley, no pueden hacer nada con ella (...) Estas leyes no se pueden aplicar porque el comercio internacional está totalmente bajo la jurisdicción federal”, explicó.

La Florida tiene una medida similar contra el régimen de Cuba que fue firmada por el gobernador Scott en el 2012 y que prohíbe al gobierno estatal y a los locales hacer negocios de $1 millón o más con empresas que operen en la isla.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.

  Comentarios