Sur de la Florida

Cubano acusado de vender cocaína en su casa en Homestead

Agentes federales allanaron una residencia en una zona agrícola de Homestead el mes pasado y detuvieron a un individuo que los investigadores sospechan es un importante traficante de drogas en el sur del Condado Miami-Dade, según documentos disponibles en el tribunal federal en Miami.

El sospechoso, Alberto Rodríguez, de 56 años y originario de Cuba, vendía bolsas de cocaína por más de $30,000 cada una desde el interior de una residencia ubicada en un sector rural de Homestead, de acuerdo con una denuncia penal presentada por un agente del FBI en la corte federal de Miami.

Funcionarios del FBI dijeron que no podían discutir el caso porque aún se encuentra bajo investigación. El abogado de Rodriguez dijo que no deseaba hacer comentarios.

Aunque los arrestos por drogas son de rutina, la importancia de este caso – según se indica en la denuncia del agente del FBI – es que ilustra el proceso cómo operan los distribuidores de drogas a mayor escala y cómo son descubiertos por las autoridades.

El sospechoso no era un vendedor de drogas de esquina. Vendía cocaína por kilos tras una cita previa. Sus precios oscilaban alrededor de los $34,000 por kilogramo, consistentes con los precios promedio de la cocaína en los principales centros urbanos de Estados Unidos.

El caso presentado en la corte comenzó en mayo cuando un informante alertó a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley acerca de un “cubano conocido como ‘Coco’ quien más tarde fue identificado como Rodríguez”, que vendía drogas en la zona de Homestead.

Los investigadores se enteraron de que el informante había comprado cocaína por kilogramo en la residencia de Rodríguez varias veces con anterioridad, dice la denuncia. Esta no dice lo que motivó al informante a denunciar al distribuidor a las autoridades.

En cualquier caso, el informante aceptó ayudar a los investigadores a atrapar a Rodríguez, según la queja, que identificó al informante como CS o fuente cooperante en inglés, cooperating source.

El 18 de julio del 2014, bajo la dirección de un agente de la aplicación de la ley, el CS hizo una llamada de teléfono monitoreada a Rodríguez, dice la queja.

“En una conversación usando códigos en español, Rodríguez dijo al CS que habría ‘zapatos’ de diferentes tamaños y si iba a necesitar una o dos cajas”.

Aún utilizando palabras codificadas, Rodríguez prometió que la cocaína era de alta calidad con referencias a “zapatos” de marcas conocidas como Nike o Michael Jordan, dice la denuncia penal.

“Rodríguez dijo además que el precio era ‘tres cuatro’ por caja, una referencia a $34,000 por kilogramo de cocaína”.

El 4 de agosto, el informante pagó a Rodríguez $34,800 por 1 kilo de cocaína en la residencia de Homestead, dice la demanda.

Después de que el informante se fue, agentes policiales allanaron la casa, arrestaron a Rodríguez e incautaron otro kilo de cocaína en el lugar, así como el dinero que el informante había pagado.

Cuando fue interrogado, Rodríguez confesó haber recibido la cocaína de un “proveedor no identificado” con anterioridad, dice la denuncia, que no especifica si los investigadores se enteraron más tarde de quién era el proveedor de Rodríguez.

El acusado está ahora a la espera de la lectura de cargos ante la corte federal.

  Comentarios