Sur de la Florida

Nuevo mensaje de odio contra los judíos de Miami

Un hombre con una mochila es captado en una cámara de seguridad saliendo de la escena donde apareció el mensaje ofensivo.
Un hombre con una mochila es captado en una cámara de seguridad saliendo de la escena donde apareció el mensaje ofensivo. Temple Emau-el

Vándalos lanzaron el martes por la mañana su odio contra los miembros de la más antigua congregación judía de Miami Beach, al garabatear una esvástica y las letras “KKK” en un rótulo temporal cerca de la entrada de la sinagoga.

Es al menos la quinta ocasión durante este verano en que se muestra el odio antisemita en un vecindario judío o en un lugar religioso en Miami-Dade, y en el que luego del mismo hubo promesas de vigilancia por parte de la policía e indignación por parte de los que combaten la intolerancia.

“El mensaje es claro. Es un mensaje de odio e intolerancia”, dijo el rabino del Templo Emanu-el, Marc Philippe. “Y siempre que hay intolerancia, hay problemas”.

El vandalismo provocó una visita del jefe de la Policía de Miami Beach, Dan Oates, quien asistió el martes a una conferencia de la Federación Judía sobre la seguridad en el downtown de Miami. La detective Vivian Thayer dijo que con los continuos problemas en el Medio Oriente y la cercanía de las festividades judías, se aumentarán las patrullas cerca de las sinagogas de Miami Beach.

La policía dio a conocer un video de vigilancia suministrado por la sinagoga, situada en el 1701 de la Avenida Washington, que muestra a dos hombres caminando alrededor del templo a las 3:00 a.m. del martes, cerca del momento en que llegó una llamada anónima a la policía que informaba del vandalismo. En una escena del video, un hombre con una linterna parece hablar con otro que lleva una mochila, quien entonces desaparece.

El sábado, alguien pintó con un spray una esvástica similar y las letras “KKK” en la pared trasera de un Supermercado Publix en Surfside. En horas tempranas del lunes, se irrespetó una sinagoga de West Miami con las palabras “Irak” y “Hamás”.

En julio, alguien lanzó spray de color rojo en las columnas de afuera de una sinagoga de North Miami Beach, junto con esvásticas y la palabra “Hamás”. Una semana antes, alguien vertió queso crema sobre un auto en Miami Beach y lo usó para escribir las palabras “Judío” y “Hamás”.

Los incidentes ocurren mientras las tensiones entre Israel y Hamás se intensificaron al máximo este verano.

El alcalde de Miami Beach, Philip Levine, quien también se reunió el martes con la Federación Judía, dijo que se tomarán medidas para encontrar a los autores y llevarlos ante la ley.

“No hay un lugar en nuestra comunidad o en nuestra ciudad para crímenes de odio o racismo”, manifestó Levine.

El director regional de la Liga Anti Defamación de la Florida dijo que la avalancha de grafitos ocurre en un momento en que surge el antisemitismo en todo el mundo.

Hava Holshaner dijo que “las palabras importan” y que el vandalismo del martes en el Templo Emanu-el “es inaceptable y necesita detenerse”.

El rabino Philippe dijo que una carta con un tono político fue dejada hace dos semanas en un urinario del baño de los hombres del templo. La carta denunciaba a Israel por su trato a los palestinos.

“Ahora es un momento difícil”, dijo Philippe. “Necesitamos estar más vigilantes que nunca”.

  Comentarios