Sur de la Florida

Ana Alliegro cumplirá seis meses de arresto domiciliario

Ana Alliegro y el ex congresista federal David Rivera en foto de archivo.
Ana Alliegro y el ex congresista federal David Rivera en foto de archivo. Cortesía

Con uniforme marrón y en sandalias, la consultora política Ana Alliegro abandonó el miércoles el Centro de Detención Federal del downtown de Miami luego de que un par de horas antes fuera sentenciada a seis meses de reclusión ya cumplidos en esa prisión.

La condena impuesta por el juez federal Robert A. Scola Jr. también dispuso que Alliegro deberá cumplir seis meses adicionales de arresto domiciliario y dos años de libertad condicional.

“Me siento muy bien, muy contenta”, dijo Alliegro a la prensa tras abandonar el complejo federal. “Me siento un poco emocional porque no había estado fuera [de prisión] seis meses, no he visto el sol. Todo esto ha sido muy difícil, para mí y mi familia”.

En agosto, Alliegro admitió sorpresivamente su culpabilidad ante un tribunal en un caso de fraude de financiación de campaña. Alliegro, según la fiscalía, alegó que el ex congresista David Rivera había organizado hace dos años un plan para desviar más de $80,000 a la campaña de Justin Lamar Sternad, un desconocido candidato “sembrado” en las primarias demócratas para restarle votos a Joe García, enemigo político del republicano Rivera.

El abogado de Alliegro, Richard Klugh, agradeció el fallo del magistrado Scola, el cual permitió la pronta liberación de Alliegro, quien permanecía recluida desde marzo tras ser extraditada informalmente desde Nicaragua.

“Agradecemos al juez por su consideración sobre las circunstancias en este caso”, dijo Klugh a la prensa. “El analizó muy a fondo todos los detalles y determinó que ella [Alliegro] ha cumplido lo necesario para pagar su deuda con esta comunidad”.

Registros judiciales indican que Alliegro declaró a las autoridades federales que Rivera no sólo habría gestado la conspiración sino que también la ayudó a huir a Nicaragua cuando se suponía que debía cooperar con los fiscales.

Anselmo Alliegro, padre de Ana, también expresó su satisfacción por la decisión judicial y prefirió no referirse al señalamiento del magistrado Scola sobre Rivera durante la audiencia al hacerle un llamado para comportarse como un hombre.

“David Rivera es un ser humano y él tiene su manera de actuar y de pensar, si es debida o indebida, pero yo no soy el juez, y el juez es quien va a decidir eso”, dijo el padre de Alliegro a la prensa. “Si yo estuviera absolutamente seguro de que David Rivera es una persona que manipuló y usó a mi hija de esa manera, yo reaccionaría, pero yo no soy el juez y este es un ambiente legal y yo no quiero aparecer en prisión mientras mi hija está en la calle”.

A través de un mensaje de texto enviado a un reportero de el Nuevo Herald, Rivera -quien siempre ha rechazado cualquier responsabilidad en el caso- dijo el jueves que Alliegro había aceptado su culpabilidad para “acabar con las presiones del gobierno”.

“Lo que el gobierno federal ha hecho a Ana Alliegro no tiene nombre”, dijo Rivera. “Estoy seguro de que Ana es inocente y solo tomó este paso para terminar con el maltrato y las presiones del gobierno. Sigo convencido de su inocencia”.

Alliegro es la segunda persona condenada por fraude en la financiación de la campaña de Sternard. El año pasado, el propio Sternad fue el primero en aceptar su responsabilidad al recibir contribuciones ilegales de campaña y al realizar declaraciones falsas cuando compitió en las primarias demócratas del 2012.

Tras reportes periodísticos de el Nuevo Herald y el Miami Herald sobre la presunta participación de Rivera en el sospechoso esquema de finanzas de campaña de Sternard, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) empezó a investigar el caso.

Durante la audiencia, el fiscal federal Tom Mulvihill, dijo que el fraude electoral afectaba la confianza en los procesos gubernamentales y democráticos.

“Todos los votantes fueron básicamente estafados, defraudados del derecho a votar de forma inteligente”, enfatizó Mulvihill.

Siga a Enrique Flor a través de Twitter en @kikeflor

  Comentarios