Sur de la Florida

Que su voz se escuche más allá del ruido

Ruido. No tiene que ser audible para ser percibido – incluso inconscientemente. Ya sea que lo reconozcamos o no, la era de comunicación en que vivimos ha creado una abrumadora cantidad de “ruido” – mucho de lo cual ahora parpadea delante de nuestros ojos, no solo de nuestros oídos.

El mes pasado escribí sobre protocolos para el uso de medios de comunicación sociales – un tema que abordo anualmente dado los cambios constantes en este campo y la relevancia del impacto de estos cambios en el mundo de los negocios. Pero lo que más me impactó de mi investigación en preparación para esa columna fueron las estadísticas relacionadas con el aumento en el uso de estos medios de comunicación.

De acuerdo con un reporte titulado Estadísticas de los Correos Electrónicos 2013-2017, publicado por The Radicati Group, Inc., una firma de investigación del mercado tecnológico:

▪ Se espera que el número total de cuentas de correo electrónico de todo el mundo aumente de aproximadamente 3,900 millones en el 2013 a más de 4,900 millones a fines del 2017. Este representa una tasa de crecimiento anual promedio de alrededor de 6% en los próximos cuatro años.

▪ El correo electrónico sigue siendo el modo preferido de comunicación en el mundo de negocios. En el 2013, el número de “buzones”, las cuentas de correo electrónico de negocios, pasó de 929 millones. Se espera que esta cifra crezca un promedio de 5% anual y que sobrepase los 1,100 millones a fines del 2017.

▪ En el 2013, la mayoría del tráfico de correo electrónico provino de correos electrónicos de negocios, lo que representa más de 100,000 millones enviados y recibidos cada día. Con el correo electrónico siendo el modo de comunicación preferido en los negocios, se espera que los empresariales aumenten a más de 132,000 millones enviados y recibidos diariamente a fines del 2017

Sin lugar a dudas hay una abrumadora cantidad de ruido por ahí – y una cantidad cada vez mayor en el mundo de los negocios. La pregunta que se debería hacer es, ¿qué está haciendo para que su voz sea escuchada? Aún mas importante, ¿qué mensaje está comunicando? ¿Es un mensaje claro y preciso o es confuso y ambiguo? Y quizás la pregunta más importante, mientras que el correo electrónico sea el modo preferido de comunicación en los negocios, ¿estoy confiando demasiado en mensajes de correo electrónico para la comunicación?

En nuestro mercado global cada vez más competitivo, usted debería centrarse en qué mensaje comunicará a sus clientes potenciales. Entre las consideraciones esta su visión, sus objetivos y su propósito. Estos son elementos que definen a su empresa y por tanto tienen que ser comunicados clara y plenamente. Sin embargo, a pesar de su popularidad como modo de comunicación preferido en los negocios, el correo electrónico no es el modo más eficaz para estos detalles tan importantes para el éxito de su empresa. En este caso, son las personas, los miembros de su equipo, quienes tienen que comunicar con una voz colectiva. Cuando una empresa habla con una sola voz, su mensaje puede ser escuchado fuerte y claramente, sin importar el ruido ambiental.

Un amigo mío, dueño de una compañía que depende mucho de internet y de los correos electrónicos para sus transacciones, recientemente compartió conmigo una experiencia que tuvo acerca de la importancia de tener una voz colectiva comunicando a un nivel personal.

Un día, durante un almuerzo con un cliente potencial en un restaurante local, su camarera reconoció el nombre de su empresa en la tarjeta de crédito y dijo: “Esta es una gran compañía, donde usted trabaja. La conozco bien. Sólo he oído cosas maravillosas acerca de su calidad y servicio, la excelente forma en que trata a sus empleados y todo el bien que hace por nuestra comunidad.” Mi amigo se sorprendió y su prospecto lucía impresionado. “¿Cómo es que sabes todo esto?”, le pregunto a la camarera. “Pues una de sus empleadas, viene todas las mañanas para desayunar en camino a la oficina y eso es todo de lo que ella habla. Ella debe ser su mejor vendedora…” Mi amigo sonrió, miró a su prospecto y de nuevo se dirigió a la camarera y dijo: “Aparentemente debe ser mi mejor vendedora, sólo que ella no está en el departamento de ventas, ella es la recepcionista.”

El éxito de cualquier empresa depende de la comunicación. Ya sea por correo electrónico o en persona, lo más importante es que su mensaje sea escuchado claramente – y para que eso suceda, todos dentro de la organización deben comunicar con una voz colectiva. Al igual que un instrumento bien afinado en una sala de conciertos, la comunicación con una voz colectiva asegura que sus vecinos y sus clientes entiendan la esencia de su compañía. Si alguien en la empresa no está en consonancia con esa voz colectiva a continuación, como un instrumento, la organización tiene que ser ajustada, afinada, para que el sonido sea perfecto.

Manny García-Tuñón es columnista de El Nuevo Herald y Presidente de Lemartec, una firma internacional de diseño y construcción radicada en Miami, Florida.

manny@unosminutosconmanny.com

www.unosminutosconmanny.com

www.twitter.com/MGTunon

  Comentarios