Sur de la Florida

Delegación de Florida brillará en la Convención Republicana

Libres del lastre político que afecta a sus rivales, los republicanos de la Florida asistirán esta semana a su convención en St. Paul, Minnesota, para apoyar a un candidato que parece hecho a la medida del mayor estado indeciso de la nación.

En un estado que por lo general favorece a los políticos centristas, John McCain es un rostro familiar y un veterano de las fuerzas armadas popular entre los electores independientes. Su firme postura en relación con Cuba e Israel y su experiencia en política exterior son atractivas para los electores cubanoamericanos y judíos. Y el carácter social conservador de su compañera de boleta, Sarah Pallin, gobernadora de Alaska, pudiera entusiasmar a los cristianos evangélicos y a los partidarios de Hillary Clinton descontentos con lo sucedido a su candidata.

A diferencia del demócrata Barack Obama, McCain fue la primera opción del Partido Republicano en las primarias del 29 de enero. Quizás tenga menos brillo que su rival pero encaja cómodamente en un estado crítico y ningún republicano ha ganado la Casa Blanca sin la Florida desde 1924.

"Nos hemos unido muy rápido en apoyo a nuestro candidato, no sólo la base del partido sino los primeros aspirantes'', dijo Sharon Day, presidenta del Comité Nacional Republicano de la Florida. "Tuvimos esa unidad desde muy temprano. No me parece que los demócratas la tengan''.

Pero los republicanos de la Florida reconocen lo difícil del ambiente político para un

partido dirigido por un presidente con un índice de popularidad extremadamente bajo en las encuestas. La posibilidad de que el huracán Gustav toque la costa del Golfo de México y pueda demorar la convención ha sido un molesto recordatorio de los fallos del gobierno de Bush durante el huracán Katrina.

Sin embargo, las encuestas sugieren que, pese a que su rival ha gastado mucho más recursos y tiene muchos más operativos políticos en el estado, McCain disfruta de una ligera ventaja.

El viaje a Europa de Obama en julio, que los republicanos presentaron como el de un presuntuoso candidato jugando a jefe de Estado, galvanizó a los republicanos de la Florida, manifestó el representante estatal David Rivera, de Miami, quien agregó que ha visto un aumento en el interés y el número de voluntarios.

"Es posible que McCain no sea el candidato más carismá

tico, pero la perspectiva de una presidencia Obama ha puesto a nuestra gente a trabajar muy duro por John McCain'', afirmó Rivera, que respaldó a Mike Huckabee en las primarias pero que ahora busca apoyo para McCain entre los hispanos. "Obama ha ayudado mucho a movilizar a las tropas de McCain''.

En lo que es un reflejo del status de la Florida como el mayor estado indeciso, los demócratas de la Florida garantizaron que su delegación estuviera en el centro de la convención y los republicanos van a hacer lo mismo.

El senador Mel Martínez, republicano por la Florida, y el gobernador Charlie Crist, se dirigirán a la convención el mismo día en que John McCain acepte la nominación. Martínez dijo que el destacado papel del dúo "muestra la importancia de la Florida en la contienda por la presidencia''.

Aunque Obama ha atraído grandes multitudes, Martínez

dijo que cree que la diferencia en el entusiasmo entre los dos partidos disminuye rápidamente y lo achaca a la vigorosa manifestación de McCain en un foro en el que participaron los dos candidatos en una megaiglesia de California en agosto. Esto "generó un nivel de entusiasmo que realmente no había antes''.

A diferencia de Obama, McCain no tendrá que competir por el centro de la atención en su convención. Los republicanos dicen que la convención demócrata se debilitó por las diferencias entre los partidarios de Hillary Clinton y los discursos de ella y su esposo.

Obama "tuvo que pasar dos días haciendo las paces con los Clinton y no estoy seguro de que nadie conozca su agenda'', dijo Al Cárdenas, ex presidente del Partido Republicano de la Florida. "Creo que se quedó sin tiempo. Eso no le va a pasar a John McCain. Vamos a mostrar muy claramente hacia dónde vamos''.

El representante estatal republicano Marcelo Llorente, uno de los cinco vicepresidentes del comité de plataforma del Partido Republicano, dijo: "El nuestro será un frente unido y vamos a discutir los temas importantes desde temprano. Los electores se van a dar cuenta rápidamente de que tenemos un frente unido y que estamos concentrados en los problemas''.

Los republicanos de la Florida también llegan a Minnesota sin la angustia sufrida por los demócratas floridanos, que desafiaron al partido nacional y participaron en una primaria adelantada no autorizada, por lo cual el partido nacional revocó a sus delegados.

y los candidatos boicotearon al estado durante meses. Los republicanos de la Florida perdieron la mitad de sus delegados pero tuvieron una primaria completa que ayudó a McCain. Mientras los demócratas presentaban demandas e intercambiaban insultos, el viernes los republicanos consiguieron un discreto acuerdo. Los 14 delegados estarán en Minneapolis-St.Paul, aunque sólo podrán darle 57 votos a McCain durante el pase de lista. "Sabíamos que iba a haber consecuencias y lo aceptamos'', dijo Day. ‘‘No hemos estado llorando y lamentándonos''.

  Comentarios