Sur de la Florida

Obispos católicos critican política de detener a inmigrantes que buscan asilo

Un guardia escolta a inmigrantes en el centro de detención de Krome, en Miami-Dade. Un informe de la Conferencia de Obispos Católicos exige el desmantelamiento de los centros de detención de inmigrantes y su sustitución por un sistema de libertad supervisada.
Un guardia escolta a inmigrantes en el centro de detención de Krome, en Miami-Dade. Un informe de la Conferencia de Obispos Católicos exige el desmantelamiento de los centros de detención de inmigrantes y su sustitución por un sistema de libertad supervisada. Archivo/Miami Herald

Los obispos católicos de Estados Unidos criticaron severamente el lunes la política de la administración del presidente Barack Obama de detener inmigrantes indocumentados, especialmente aquellos que llegan pidiendo asilo tras huir de la persecución en sus países de origen.

“La detención de los inmigrantes se ha convertido en la norma y no la excepción”, dijo el reverendo Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente del comité sobre inmigración de la Conferencia Estadounidense de Obispos Católicos (USCCB). “En muchos casos, los individuos y las familias que huyen de la violencia en sus países de origen, son encerrados durante meses o incluso años. Desde un punto de vista moral, esto es inaceptable”.

Las declaraciones de Elizondo se produjeron durante una conferencia de prensa telefónica con periodistas de todo el país en el que la Conferencia de Obispos y el Centro de Estudios de Inmigración anunciaron la publicación de su nuevo informe sobre la detención de inmigrantes titulado, “Desbloqueando la Dignidad Humana: Un Plan para Transformar el Sistema de Detención de Inmigrantes en Estados Unidos”.

El informe está basado en información recopilada durante visitas a diversos centros de detención de inmigrantes de todo el país incluyendo Krome en el Condado Miami-Dade y el Broward Transitional Center, en Pompano Beach en el Condado Broward.

Los autores del informe de 44 páginas también visitaron centros de detención en Arizona, California, Illinois, Nueva Jersey, Nuevo México y Texas, entre otros. El informe no es tanto una descripción de las condiciones en los centros de detención sino más una acusación contra la política oficial de Estados Unidos de detener a inmigrantes indocumentados, especialmente los que buscan asilo.

SISTEMA DE LIBERTAD SUPERVISADA

El informe exige esencialmente el desmantelamiento de la red de centros de detención de inmigrantes de todo el país y su sustitución por un sistema de libertad supervisada en las que todos, o la mayoría, de los inmigrantes indocumentados y solicitantes de asilo queden libres a la espera de sus comparecencias en los tribunales de inmigración.

En lugar de dar la bienvenida a los viajeros extranjeros que buscan asilo, el sistema de inmigración de Estados Unidos los encierra en centros de detención, según dice el informe.

“Esto contribuye a la idea errónea de que los inmigrantes son criminales y una amenaza a nuestra unidad, nuestra seguridad y nuestro bienestar”, dice el informe. “Esto engendra desesperación, divide a las familias, hace que los solicitantes de asilo tengan que a revivir sus traumas, lleva a muchos a renunciar a sus reclamos legales, y a sentir que no son tratados con dignidad y respeto”.

Funcionarios de inmigración de Estados Unidos han dicho que los extranjeros que solicitan asilo o entran al país sin documentos son detenidos temporalmente para asegurar su comparecencia en los procedimientos de los tribunales de inmigración.

REFORMAS AL SISTEMA DE DETENCIÓN

Pero los autores del informe dicen que una forma más humana de tratar a los solicitantes de asilo y otros inmigrantes indocumentados sería ponerlos bajo libertad supervisada a la espera de las audiencias en las cortes de inmigración.

“El sistema de detención en nuestro país debe ser reformado”, dijo el obispo Nicholas DiMarzio, de Brooklyn, presidente del Centro de Estudios Migratorios y miembro del comité de la USCCB sobre la inmigración. “Podemos hacer algo mucho mejor que la situación actual”.

Uno de las principales recomendaciones del informe es la abolición de los centros de detención para inmigrantes, excepto para el menor número de casos.

“La detención sólo debe utilizarse con moderación, por breves períodos cuando sea necesario, y como último recurso”, dice el informe.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios