Sur de la Florida

Hombre encarcelado por cargos de abuso infantil

Antwan James Sawyer
Antwan James Sawyer Miami Dade Department of Corrections

La decisión de Sascha Marie García de dejar a “Baby Andrés”, de 5 meses de nacido, con su novio tuvo consecuencias trágicas.

El jueves, el niño apenas se mantenía con vida en el Miami Children’s Hospital, y el novio de García, Antwan James Sawyer, de 27 años, fue encarcelado por cargos de abuso infantil.

“El tiene contusiones pulmonares y los dos ojos amoratados. [Sawyer] dijo que el niño se cayó de la cama. Es terrible”, dijo la detective de la policía de Miami-Dade Robin Pinkard.

Varias personas familiarizadas con el incidente del lunes dijeron que la supuesta paliza dañó tan gravemente el cerebro del niño que los médicos no creen que sobreviva. Andrés cumpliría los 6 meses de nacido el domingo. El está siendo atendido en la unidad pediátrica de cuidados intensivos del Miami Children’s.

La sala de espera estaba llena de amigos y familiares en la tarde del jueves, aunque sólo se permitió entrar de visita a los padres del niño.

Andrés fue hospitalizado con graves lesiones cerebrales, una contusión pulmonar, hemorragia de la retina en ambos ojos y moretones en las nalgas, lesiones de tal gravedad que no pudieron haber sido producidas por haberse caído de la cuna, dijeron los médicos a la policía.

Las lesiones “no son consistentes con la declaración del acusado e indican que las lesiones no son accidentales”, de acuerdo con el reporte de arresto de Sawyer.

El padre de Andrés, Adolfo Bravo, de 32 años, ha estado en el hospital desde el martes. Afirmó que los médicos le dijeron que su hijo tiene muerte cerebral, y lo mantienen vivo los equipos de soporte vital.

“La cosa es tratar de no perder las esperanzas”, dijo. “Pero, médicamente, es algo básicamente imposible”.

Bravo, quien se separó de la madre del niño hace cuatro meses, describió a Andrés como un bebé feliz. Dijo que los dos habían visitado el restaurante Dandy Bear el mes pasado.

“Lo pasamos de lo mejor”, dijo.

Sawyer, quien tiene un largo historial delictivo, fue arrestado por detectives de la Unidad de Víctimas Especiales de Miami-Dade a la 1:30 de la madrugada del martes. El fue acusado de abuso infantil con agravantes. Se fijó su fianza en $10,000 y fue encarcelado en la unidad correccional Turner Guilford Knight.

El arresto es por lo memos el décimo de Sawyer desde el 2005. Acusaciones anteriores includen allanamiento, robno de mayor cuantía y posesión de cocaína en diversos lugares de Miami-Dade. El fue arrestado por la policía de Miami-Dade en el 2010 y acusado de asalto a mano armada con agravantes. En febrero, la policía de South Miami lo arrestó por posesión de marihuana.

Una portavoz del Departamento de Niños y Familias dijo que la agencia está indagando el incidente, y que sus investigadores no habían recibido llamada alguna con relación a la familia antes de que el niño fuera lesionado. La policía afirmó que los cargos contra Sawyer serán probablemente aumentados si el niño muere.

La policía dijo que Sawyer vive en el condado Broward, pero que había estado quedándose en el apartamento de García en South Miami con ella y el niño. La página de Facebook de García está llena de fotos de ella con Andrés cargado, y del bebé jugando con un perrito. Ella menciona que trabaja como camarera en Flannigan’s Seafood Bar & Grill.

La policía afirmó que ellos creen que García trabaja como bailarina exótica en The Office, ya sea en North Miami o en Miami Gardens. El gerente del club no quiso confirmar el hecho el jueves.

Los sucesos que condujeron a las lesiones del bebé no estaban claros el jueves. Pero la policía cree que García se fue a trabajar al anochecer del lunes, y a su regreso a casa encontró a Andrés con heridas en la cabeza y la parte inferior del cuerpo. La policía afirmó que Sawyer le dijo a ella que el niño se había caído de la cuna.

El bebé fue llevado al Miami Children’s, donde los médicos informaron a la policía que tenían poca o ninguna fe en la historia de Sawyer. El fue llevado a ser interrogado por la policía, y luego formalmente arrestado.

García pasó la mayor parte del jueves con amigos y familiares en el hospital.

Ella vive con Andrés y Sawyer en un complejo de apartamentos grande y laberíntico de tema japonés cerca de South Miami llamado Jade Garden Apartments. Había una nota pegada a la puerta de su apartamento con cinta adhesiva: “Regreso enseguida a buscar el resto de mis cosas”.

Una mujer que vive justo debajo de García dijo que la veía a menudo con Andrés y otro niño de brazos. La mujer dijo que ha escuchado a García gritarle a los niños, y a menudo decirles malas palabras.

La página de Facebook de Bravo tenía el jueves como centro una foto de Andrés con los ojos brillantes. Había docenas de comentarios, entre ellos “Dios bendiga a este chiquitín”, y “Estoy rezando por este chiquitín, que Dios ayude a su familia”.

En el hospital, Bravo, vestido con una camisa de polo negra y pantalones cortos de mezclilla, se tomó un momento para recobrar la calma. Dijo que él corrió al hospital cuando García le dijo que su hijo estaba allí, pero que no había tenido idea de la gravedad de sus lesiones.

“Yo iba a pasar a visitarlo”, dijo. “Pero acabé quedándome aquí”.

  Comentarios