Sur de la Florida

Presentan cuarta demanda por colapso del puente de FIU, alega negligencia

El vehículo de Alexa Durán, alumna de 18 años de la Universidad Internacional de la Florida, aplastado por el puente peatonal, en una imagen del 15 de marzo del 2018.
El vehículo de Alexa Durán, alumna de 18 años de la Universidad Internacional de la Florida, aplastado por el puente peatonal, en una imagen del 15 de marzo del 2018. sballestas@miamiherald.com

Richard Humble iba con su amiga en el vehículo de ella cuando el puente peatonal de FIU se desplomó y aplastó el SUV, provocándole la muerte a Alexa Durán, de 18 años. De alguna manera, Humble se salvó.

Humble, de 19 años y alumno de la Universidad Internacional de la Florida, sufrió lesiones menores en el incidente del 15 de marzo y pudo salir del vehículo con la ayuda de las primeras personas que acudieron a prestar auxilio. Durán, también alumna de FIU, pereció, una de seis personas que fallecieron en el desastre.

Imágenes de video tomadas con un teléfono a los pocos minutos del colapso muestran a Humble hablando con su madre, caminando de un lado a otro junto al lugar del incidente, y observando impotente mientras policías y paramédicos trataban de rescatar a Durán.

“¡Mamá!”, le decía gritando. “¡El puente nos cayó encima!”

El jueves, Humble presentó una demanda en un tribunal de circuito de Miami-Dade, en que alega que siete compañías que participaron en el diseño y construcción del puente peatonal actuaron con negligencia al no cerrar la Calle Ocho al tráfico mientras los trabajadores ajustaban los pernos de tensión del puente.

Representado por el abogado Stuart Grossman, del bufete Grossman Roth Yaffa Cohen, Humble se une a una lista cada vez mayor de sobrevivientes y familiares de las víctimas que buscan compensación. La demanda de Humble es la cuarta relacionada con el derrumbe y la segunda a nombre de un alumno de FIU que sobrevivió el incidente.

Ya presentaron demandas Marquise Hepburn, de 24 años y quien resultó lesionada mientras montaba su bicicleta debajo del puente; Emily Joy Panagos, de 22 años y estudiante de FIU cuyo auto quedó parcialmente aplastado por la estructura; y la familia de Rolando Fraga, un ingeniero de software de 60 años quien falleció en el colapso del puente.

Entre los acusados están FIGG Bridge Group y Munilla Construction Management, el equipo de diseño y construcción del proyecto de $14.2 millones.

Es notable que en las demandas presentadas hasta ahora no se ha acusado ni a FIU ni al Departamento de Transporte de la Florida. Como son entidades estatales, antes de una demanda tienen que recibir un aviso de 180 días.

El puente se diseñó para que los alumnos cruzaran con seguridad la esquina de la Calle Ocho y la Avenida 109..

Cada demanda presentada hasta ahora alega que hubo varios fallos. Entre ellos, las demandas alegan que:

▪ Tres días antes de colocar el puente, un ingeniero de FIGG reportó grietas en la estructura al Departamento de Transporte de la Florida, pero dijo que no había peligro de seguridad.

▪ La mañana del día que el puente se derrumbó, la grieta se discutió durante una reunión de ingenieros, pero no se planeó cerrar la vía al tráfico.

▪ Y horas después, durante los trabajos de tensionado del puente, que tenían por fin fortalecer la estructura, esta colapsó. Todavía había trabajadores sobre el puente en el momento del derrumbe.

La investigación de las causas del desastre sigue su curso.

  Comentarios