Sur de la Florida

Miami se une a la avalancha de demandas contra los fabricantes de opioides

Purdue Pharma, el fabricante del analgésico recetado OxyContin, es uno de los 17 nombrados en una demanda presentada esta semana por la Ciudad de Miami contra fabricantes, distribuidores y farmacias que alegan comercialización falsa y distribución ilegal de opioides.
Purdue Pharma, el fabricante del analgésico recetado OxyContin, es uno de los 17 nombrados en una demanda presentada esta semana por la Ciudad de Miami contra fabricantes, distribuidores y farmacias que alegan comercialización falsa y distribución ilegal de opioides. AP

Miami se unió a una avalancha nacional de ciudades, condados y estados que han presentado demandas judiciales contra fabricantes y distribuidores de opioides, culpándolos de alimentar una epidemia de sobredosis que se estima que mata diariamente a unas 115 personas.

Funcionarios de Miami presentaron el lunes la demanda civil en el condado Miami-Dade alegando el engaño y la falsa política de mercadeo por parte de varios fabricantes y distribuidores de analgésicos recetados, incluidos Purdue Pharma, Teva Pharmaceuticals y Walgreens.

La demanda alega que las compañías crearon un problema público al comercializar falsamente opioides y suministrarlos ilícitamente en Miami, enriqueciéndose injustamente a expensas de la ciudad y sus residentes.

"Creemos que la industria farmacéutica infligió una gran carga a las personas en la Ciudad de Miami y nuestra nación", dijo el gerente de la Ciudad de Miami, Emilio González, en un comunicado de prensa donde se anunciaba el litigio.

Miami se une a cerca de 250 ciudades, condados y estados que demandaron a fabricantes, distribuidores y comercializadores de opiáceos, acusando a esas compañías de desinformar a los médicos y al público mediante una intensa promoción de que esos medicamentos eran seguros y no adictivos.

Entre los gobiernos locales del sur de la Florida que han presentado litigios de opiáceos están los condados Broward y Palm Beach y la Ciudad de Deerfield Beach. Los comisionados de Miami-Dade también han debatido sobre la presentación de un litigio sobre opiáceos. Y la procuradora general de Florida, Pam Bondi, dijo en enero que el estado está "preparado para ir a juicio" si los fabricantes de medicamentos se niegan a negociar un acuerdo.

Los fabricantes de medicamentos, los distribuidores y las farmacias han denegado los reclamos y han pedido que se suspendan las demandas hasta que se complete la investigación para evaluar los riesgos y beneficios a largo plazo de los opiáceos.

Bob Josephson, portavoz de Purdue Pharma, el fabricante de OxyContin y el principal acusado en la demanda de Miami, dijo en una declaración preparada que la compañía ha estado trabajando para encontrar soluciones a la crisis de opiáceos, que ha disparado el aumento en las muertes por sobredosis de drogas, incluyendo en Florida.

"Debemos equilibrar el acceso del paciente a los medicamentos aprobados por la FDA con esfuerzos de colaboración para resolver este desafío de la salud pública", dijo Josephson. "A pesar de que nuestros productos representan menos del 2 por ciento de las prescripciones totales de opioides, como compañía, hemos distribuido la Guía CDC para la prescripción de opiáceos para el dolor crónico, desarrollamos tres de los primeros cuatro medicamentos opioides aprobados por la FDA con propiedades antidrogas y nos asociamos con la Policía para garantizar el acceso a la naloxona".

La naloxona es un medicamento que puede revertir rápidamente las sobredosis.

La mayoría del litigio sobre opioides por parte de ciudades, condados y estados se ha consolidado en un solo caso en el tribunal federal de Ohio.

Pero la demanda de Miami fue presentada en un tribunal estatal de Florida con la intención de darle a la Ciudad mayor poder y potencialmente asegurar un mayor acuerdo financiero, dijo Mike Eidson, socio del bufete de abogados Colson Hicks Eidson, que trabaja con el abogado de la Ciudad de Miami y otros empresas en el caso.

"Simplemente nos perderíamos en la confusión en Cleveland", dijo Eidson. "Si no es necesario y podemos mantenerlo aquí, podemos resolver los daños y obtener la cantidad máxima que podemos identificar para la ciudad de Miami sin pasar por ... el procedimiento allí".

La demanda de la Ciudad incluye a 17 acusados, incluidos fabricantes de medicamentos, distribuidores masivos de medicamentos recetados y farmacias Walgreens.

La queja de 134 páginas alega que los representantes de drogas de Purdue Pharma promovieron "fórmulas disuasivas de abuso" a los médicos de Miami con falsas promesas de que los medicamentos eran más seguros que otros opiáceos.

La demanda también acusa a Insys Therapeutics, que comercializó un opioide altamente potente aprobado solo para el dolor del cáncer, de pagar casi $90,000 en honorarios por hablar con un médico de Miami que no aparece en la denuncia. Las farmacias Walgreens están acusadas de no detener el desvío de opiáceos para su uso ilícito.

Eidson dijo que los objetivos legales de Miami son tres : hacer que los fabricantes de medicamentos dejen de comercializar opiáceos como seguros y no adictivos; compensar a la Ciudad por los daños financieros relacionados con la epidemia de opiáceos, incluido el aumento de la vigilancia y los costos médicos; y desarrollar un programa de recuperación para ayudar a los adictos a expulsar opiáceos.

"Para logar eso", dijo Eidson al referirse al objetivo de recuperación, "se necesitará un plan muy elaborado que queremos que ellos [los demandantes] paguen para sacar a las personas de la adicción ... Han hecho miles de millones de dólares, así que van tener que devolver algo".

  Comentarios