Sur de la Florida

El 20 de mayo y su impacto en la historia del pueblo cubano

Estudiantes de la escuela M.A. Milam K-8 Center, en Hialeah, celebran el 20 de mayo, aniversario de la Independencia de Cuba, en el 2011.
Estudiantes de la escuela M.A. Milam K-8 Center, en Hialeah, celebran el 20 de mayo, aniversario de la Independencia de Cuba, en el 2011. Archivo/El Nuevo Herald

Han pasado ya 116 años que se obtuvo la independencia de Cuba como colonia del imperio español. La independencia de nuestra Patria solamente duró hasta el 1ro de enero de 1959, al triunfar la dictadura opresiva de los hermanos Castros y sus familiares que aún permanecen en el poder maltratando a nuestro pueblo.

Nosotros, los cubanos seguimos considerando el 20 de mayo como un día significativo en nuestra historia y en nuestra herencia como nación. La fecha representa el deseo del cubano por tener el control de su propio futuro como nación. Una cosa sobresaliente de celebrar esta fecha, es que a pesar de los 59 años que han transcurrido desde que perdimos a nuestra Patria, nuestro pueblo dentro y fuera de Cuba permanece comprometido con la lucha por su soberanía y libertad.

El hecho que aún después de muchos años exista un gran espíritu libertador, habla muy bien de nuestros compatriotas. Ese compromiso permanecerá vigente hasta que Cuba gane otra vez su libertad. Nunca cesaremos en luchar para extinguir la dictadura que ha maltratado tanto a la Patria y por restaurar los derechos humanos de su pueblo. La libertad no es y nunca será negociable.

Es importante el destacar que toda lucha requiere el esfuerzo, la dedicación y el sacrificio de todos por igual. Si héroes en el pasado pudieron con escasos recursos obtener la libertad de nuestro pueblo, ahora nosotros podemos y debemos ejercer toda nuestra influencia política, económica y social en la lucha por la libertad de nuestra Patria.

Después de ganar la Guerra Hispana Cubana Americana en 1898, Cuba tuvo un período de cuatro años de ocupación americana, cuando tuvo la oportunidad de lograr la estabilización y el funcionamiento de instituciones cubanas que perdurarán por muchos años y que sirvieran bien al país.

Es importante señalar que Estados Unidos siempre abogó por nuestra libertad. Finalmente, nuestra independencia como nación se pudo lograr el 20 de mayo de 1902, estableciendo en ese entonces, la República de Cuba y a Tomás Estrada Palma como su primer presidente. El ciudadano cubano pudo obtener el derecho de determinar su propio futuro e impactar el destino de su patria.

En nuestra lucha libertadora, participaron grandes líderes cívicos e intelectuales que serán eternamente considerados como patriotas como el educador Félix Varela; guerreros como Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, Máximo Gómez, Calixto García, Ignacio Agramonte; y finalmente nuestro gran Apóstol y Padre de la Patria, José Martí. Ellos nunca vacilaron en entregarse totalmente a la tarea de erradicar el dominio extranjero de su país. Su determinación y resolución mental y espiritual ayudó mucho a levantar la conciencia internacional sobre el tema de la libertad de Cuba.

En la lucha por la independencia de Cuba, no solamente participaron cubanos, sino también lucharon muchos intelectuales de todo el continente y de políticos que abogaban por la libertad del pueblo cubano. Patriotas como Martí y Maceo despertaron el interés de muchas personalidades que cooperaron generosamente con la causa de la independencia y en contra de España.

Por los últimos 15 años, el Centro M. A. Milam K-8 Center, primero bajo el Dr. Robert G. Valenzuela y continuando en la actualidad bajo la dirección de la educadora Anna M. Hernández, celebrará la fecha del 20 de mayo con un programa especial que destaca la lucha por la libertad, el próximo 22 de mayo a las 9 a.m., en el centro ya mencionado, localizado en el 6020 West 16 Avenida en Hialeah, Florida.

El objetivo principal del programa es el de despertar el sentimiento patriótico en nuestros jóvenes que anhelan por saber el pasado de sus familiares y el origen de sus raíces cubanas.

Es importante que nuestros hijos y nietos aprendan sobre sus antecedentes y sobre su rica historia. De esa forma, ellos podrán fortalecer su identidad como pueblo y como herederos de una rica tradición cultural e histórica que les servirá bien por el resto de sus vidas.

Perla Tabares Hantman es la presidenta de la Junta Escolar de Miami-Dade.
  Comentarios