Sur de la Florida

Fabricantes de opioides han dado $1 millón a políticos de Florida

Los fabricantes de opioides han entregado $1 millón a políticos de Florida en los últimos 20 años.
Los fabricantes de opioides han entregado $1 millón a políticos de Florida en los últimos 20 años.

Cuando esta semana Pam Bondi, republicana y procuradora general de la Florida, anunció su demanda contra algunas de los mayores fabricantes de opioides, Bondi dijo que esas compañías "pagarían" por lo que hicieron.

Pero en los últimos 20 años, las compañías han estado pagando… a políticos de la Florida.

Las nueve compañías y sus subsidiarias a las que Bondi demandó le han dado más de $1 millón a legisladores estatales durante la crisis de opioides. De esa cifra, casi toda —el 89 por ciento— ha terminado en manos de candidatos republicanos o comités republicanos, de acuerdo con un análisis del Herald/Times.

Las cantidades que se les dieron a los candidatos han sido relativamente pequeñas, siendo $15,250 la mayor que recibida.

El dinero, sin embargo, llegó a todas partes, y lo recibió de forma abrumadora el Partido Republicano de la Florida ($429,550) y el Comité Estatal del Liderazgo Republicano ($225,000).

Bondi, como han hecho ciudades, condados y procuradores generales en todo el país, acusó a algunos de los mayores fabricantes y distribuidores de opioides de engañar a médicos y al público sobre el peligro que entrañan las píldoras, que han provocado la muerte de miles de floridanos. El martes, Chris Nocco, republicano y jefe de la Policía del condado Pasco, calificó a los fabricantes como "narcotraficantes" en una conferencia de prensa donde se anunció la demanda.

Bondi acusa a las compañías de haber violado la Ley de Engaño y Comercio Injusto de la Florida, la Ley RICO de la Florida y otras leyes comunes de perjuicio al público.

Sin embargo, hasta Bondi ha recibido dinero de los demandados. En el 2010, cuando aspiraba al cargo de procuradora general de la Florida, la firma Purdue Pharma, fabricante de OxyContin, le envió a Bondi un cheque por $500. Cuando cuatro años después se presentó a la reelección, McKesson, una compañía distribuidora de opioides, le dio un cheque por $1,000.

El gobernador de la Florida, Rick Scott, también republicano, recibió $6,000, indican los documentos, aunque sus lazos con una de las compañías son más estrechos.

Ninguna de las nueve compañías ha dado más dinero que Johnson & Johnson, una corporación gigante, cuya subsidiaria, Janssen Pharmaceuticals, vendió los opioides Nucynta y Tapentadol, y frecuentemente le restó importancia o ignoró los riesgos de adicción que podrían provocar, según la demanda de Bondi.

Johnson & Johnson y sus empleados han dado $477,000.

Purdue Pharma, que también fabrica Dilaudid, tenía como blanco para opioides a veteranos de guerra, dice la demanda. Purdue Pharma publicó un artículo sobre un veterano sin mencionar los peligros de consumir benzodiacepina, un calmante que se utiliza con frecuencia para tratar el trastorno de estrés postraumático (PTSD), con opioides. La combinación puede llevar a sobredosis letales.

El artículo también "entusiasma a los veteranos a presionar más a los médicos para que les den el tratamiento que prefieran para el dolor", señala la demanda.

Purdue Pharma, que niega haber hecho nada malo, les entregó $116,500 a políticos de la Florida.

Quien recibió más dinero de todas las donaciones de las compañías fue el representante estatal Jason Brodeur, republicano por Sanford y presidente del Subcomité de Apropiaciones del Cuidado de Salud de la Cámara. Las compañías le dieron a Brodeur $15,250.

“No conocía la cantidad de las donaciones”, dijo Brodeur. “Pero como presidente del subcomité, no me sorprende si una compañía de salud hace una donación”.

Brodeur dijo que no le parece que la demanda de Bondi tenga ningún mérito, y dijo que eso podría llevar a la quiebra a los fabricantes de fármacos y desalentarlos a seguir invirtiendo en investigaciones.

“Estas compañías tienen que pasar un arduo proceso de revisión con la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), además de hacer muchas otras gestiones. ¿Qué sentido tiene demandarlas?”, dijo Brodeur en un mensaje de texto.

  Comentarios