Sur de la Florida

Niña cubana que perdió las piernas por negligencia médica llega a Miami llena de esperanza

A los tres meses de nacida, Alexa Prieto entró en el hospital pediátrico de Marianao, en La Habana, con fiebres y diarrea y a los dos días se infectó con una bactería que le provocó una infección generalizada. Para salvarla, los médicos tuvieron que amputarle las dos piernas, la derecha por encima de la rodilla y la izquierda por debajo de esta.

Después de cuatro operaciones e intentos infructuosos de hacerle prótesis en la isla, la niña de 3 años llegó el jueves al aeropuerto de Miami con esperanzas renovadas gracias a una visa humanitaria para recibir un tratamiento que incluye prótesis para caminar.

"Esto ha sido un milagro, mi sueño es ver a mi niña caminar", dijo emocionada la madre de Alexa, Jacqueline Vidal Torres, a su llegada a esta ciudad.

Alexa nunca se ha puesto de pie, y su difícil caso necesitará una rehabilitación de meses que podrá emprender gracias a la fundación Prótesis sin Frontera, dirigida por el especialista en órtesis Armando Quirantes.

NFG22 NinaCubana News rk
Alexa Vidal Prieto, una niña cubana de tres años a quien tuvieron que amputarle ambas piernas tras contraer una bacteria en un hospital de La Habana, llegó al Aeropuerto Internacional de Miami el jueves 21 de Junio del 2018 acompañada de su madre Jacqueline Vidal Torres con una visa humanitaria para recibir tratamiento que incluye prótesis. Roberto Koltun rkoltun@miamiherald.com

"Hace como 10 meses me llamaron que había una niña en La Habana a la que le habían llevado un cochecito porque había perdido las dos piernas", cuenta Quirantes sobre cómo comenzó lo que llama "su compromiso" con el caso de Alexa.

Además de hacerle las prótesis, Quirantes alojará a Alexa y su mamá en su casa durante el tiempo que dure el tratamiento, dijo.

"Es una prótesis muy complicada, por encima de la rodilla, pero esperamos que en seis meses ella pueda salir caminando", señaló.

El especialista también ayudó a la familia de Alexa en Cuba con dinero para comprar pañales porque "no tenían ni para llevarla al médico". Asimismo, reunió contribuciones de otras personas en Miami, que junto a su aporte, permitieron costear el pasaje y otros trámites para el viaje de Alexa y su mamá.

Antes de traerla, Quirantes estableció contacto con médicos en Cuba, a quienes envió los materiales para las prótesis.

"La familia la llevó al hospital y le empezaron a preparar las prótesis y no lograron hacer nada perfecto. Le salieron ampollas y no se adaptó. Por suerte, el daño no fue permanente", contó.

NBV22 NinaCubana News rk
El doctor Armando Quirantes carga a Alexa Vidal Prieto, una niña cubana de tres años a quien tuvieron que amputarle ambas piernas tras contraer una bacteria en un hospital de La Habana, llegó al Aeropuerto Internacional de Miami el jueves 21 de Junio del 2018 acompañada de su madre Jacqueline Vidal Torres con una visa humanitaria para recibir tratamiento que incluye prótesis. Roberto Koltun rkoltun@miamiherald.com

La madre de Alexa dijo que "las prótesis no tenían la calidad adecuada para una niña de 3 años".

Vidal Torres considera que su hija fue víctima de "negligencia médica" en el hospital de Marianao, porque este no cuenta con un especialista en angiología.

"Llegó a tener los pies negros completos, no tenía circulacion de la sangre", dijo sobre la razón por la que tuvieron que amputarle las piernas.

Tampoco cree que ha recibido la ayuda adecuada para la condición médica de Alexa. "Vivimos en una casa muy estrecha en la que es difícil que ella pueda caminar con prótesis. Eso lo dije hace dos años y no he tenido respuesta", dijo.

Ayuda en Miami

Quirantes fundó Prótesis sin Fronteras hace cinco décadas para ayudar a personas sin recursos a recibir equipos ortopédicos y prótesis. Desde entonces ha traído niños a Miami para curarse o ha ido hasta donde estaban los necesitados en países como Angola o Nicaragua.

El abogado Eugenio Hernández, de la firma Avila, Rodríguez, Hernández, Mena and Ferri, en Coral Gables, ofreció sus servicios pro bono para obtener la visa humanitaria de Alexa.

Otros especialistas de esta ciudad como el doctor Manuel Alzugaray, del Miami Medical Team, atenderán también a Alexa.

La madre de la niña dijo estar "muy emocionada de que mi hija se vaya caminando de Miami".

"Es una niña muy activa. Dice que viene a Estados Unidos para caminar igual que su hermano, de cuatro años".

Quirantes se mostró optimista sobre la recuperación de Alexa, aunque indicó que será un tratamiento muy largo. "Cuando tenga 14 o 15 años podrá caminar con unas prótesis más modernas, pero ahora nuestro objetivo es que pueda valerse por sí misma", concluyó.



Siga a Sarah Moreno en Twitter: @SarahMorenoENH



  Comentarios