Sur de la Florida

‘El pasaporte es de mi amigo’: racha de arrestos por intentar engañar a agentes del aeropuerto de Miami

Las filas para pasar por Inmigración en el Aeropuerto Internacional de Miami.  Para acelerar el ingreso proporcione su información biográfica y de viaje llenando anticipadamente la solicitud I-94 online.
Las filas para pasar por Inmigración en el Aeropuerto Internacional de Miami. Para acelerar el ingreso proporcione su información biográfica y de viaje llenando anticipadamente la solicitud I-94 online. Miami Herald / Archivo

Tres hombres fueron detenidos en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) en la última semana después de supuestamente haber intentado engañar a los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) con documentos falsos y con falsas pastillas con etiquetas de calcio.

Rafael José Areiza llegó a la terminal aérea el viernes 15 en un vuelo de American Airlines procedente de Medellín, Colombia, y presentó ante los agentes su pasaporte colombiano con una visa de visitante B1/B2, de acuerdo con la acusación formal presentada en un tribunal penal del sur de la Florida.

En una segunda inspección, los agentes de CBP encontraron una tarjeta de residencia permanente, o ‘green card’, y una tarjeta de seguro social a nombre de Reimundo Saldarriga dentro del equipaje de Areiza.

Al investigar las tarjetas, los agentes descubrieron que pertenecían a dos personas diferentes, ninguno llamado Saldarriaga o Areiza.

Gracias a la tecnología y varias aplicaciones, los viajeros que despegan y aterrizan en MIA pueden evitar filas en la terminal y pasar más rápido por los controles de TSA, Inmigración y Aduanas. Aquí te explicamos cómo.

Según el documentado presentado en corte, Areiza supuestamente confesó que sabía que las tarjetas eran falsas y admitió haberlas comprado en California por $150. Dijo que las compró porque le habían dicho que así era más fácil encontrar trabajo en el país.

Areiza fue acusado de fraude y mal uso de visas u otros documentos.

El pasaporte era “del amigo”

El húngaro Attila Herr arribó al aeropuerto de Miami el lunes 18 de junio en un vuelo de American Airlines procedente de Caracas, Venezuela, relató un agente de CBP en la acusación formal.

Cuando Herr entregó su pasaporte, el agente migratorio notó que la fotografía del documento no se parecía a la persona que tenía en frente, por lo que decidió indagar más.

Investigadores corroboraron que el pasaporte era verdadero, pero al revisarse el equipaje de Herr, hallaron dos documentos de identidad emitidos en Hungría con su foto. Uno tenía su nombre verdadero y el otro un nombre que las autoridades solo identificaron como “J.P.”

Un hombre fue puesto bajo custodia luego de tener un "altercado" con un oficial federal en el Aeropuerto Internacional de Miami el miércoles 25 de octubre de 2017.

Durante un interrogatorio, el hombre admitió haber usado el pasaporte de un amigo identificado como “K.V.”, porque el suyo estaba vencido. Dijo que pensó que no tendría problemas en usarlo para regresar a Europa.

Herr reconoció también haber pagado por la falsa identidad de “J.P.” en un sitio digital. Los documentos de la corte no señalan si el hombre explicó las razones por las que necesitaba un tercer documento bajo otro nombre.

Herr fue encausado por mal uso de un pasaporte.

Decía “calcio”, pero no lo era

Un día después del arribo de Herr, Carlos Alberto Guevara llegó al MIA en un vuelo de American Airlines que venía desde Bogotá.

En su equipaje, los agentes de CBP encontraron dos botellas de 2,000 pastillas que estaban etiquetadas como “calcio”. Sin embargo, una investigación descubrió que se trataban realmente de oxicodona, un analgésico opiode que solo es distribuido con prescripción médica.

Según la acusación formal, Guevara confesó haber traído la mercancía desde Colombia con la intención de distribuirla en el país.

Oficiales de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA) en el Aeropuerto Internacional de Miami explican algunos de los procedimientos que realizan para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Fue luego acusado de intentar importar oxicodona y poseer esta peligrosa sustancia con la intención de distribuirla.

Los casos penales de los tres acusados se encuentran abiertos en los tribunales del sur de la Florida y no se ha dictaminado si son culpables o inocentes de los cargo imputados.

Siga a Johanna A. Álvarez en Twitter: @jalvarez8.
  Comentarios