Sur de la Florida

Turista borracha usó vómito como arma contra la policía, y después intentó atacar a los agentes con algo peor

Kimberly Nicole Day.
Kimberly Nicole Day.

Una turista borracha dejó a su hija de siete años sola en el bar de un hotel, y cuando fue arrestada, a vomitó a los policías que intentaban detenerla.

También los escupió, según el reporte del arresto. Kimberly Nicole Day, de 28 años, y residente de Fort Myers, fue arrestada y acusada de negligencia infantil, resistirse al arresto y tres cargos más de agresión contra un agente del orden público después del gran altercado que armó afuera del Marriott Courtyard Hotel en Marathon.

La policía del Condado Monroe recibió una llamada para que fuera al hotel a las 10:18 p.m. del pasado 30 de junio, donde al llegar, los agentes encontraron a Day en la acera, "extremadamente ebria" y sujetando a su hija, señala el reporte.

El novio de Day le declaró a la policía que él y Day habían peleado todo el día y estaba a punto de marcharse del hotel y regresar a Fort Myers. La policía dijo que Day se apretó tanto contra su hija que la niña apenas podía respirar.

Los agentes la obligaron a abrir los brazos y le quitaron a la niña. Fue entonces que Day pateó a un agente, quien de inmediato la lanzó al suelo donde ella siguió tirándoles patadas. Cuando los agentes la sujetaban en el suelo, Day se obligó a vomitar y luego le escupió el vómito a los policías.

Sin embargo, el vómito no fue el único fluido corporal que Day trató de utilizar como arma de ataque. "Kimberly trató de defecar en la mano y le gritó a los agentes que les lanzaría el excremento a las caras", se dice en el reporte policial. Los policías le pusieron una máscara para que no pudiera escupir y le amarraron las piernas.

El Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF) acudió al lugar para ocuparse de la niña. Day, que trabaja como recepcionista —no se dijo dónde—, fue llevada al Hospital Comunitario Fishermen, donde las autoridades la acusaron de escupir a una enfermera y de amenazarla verbalmente.

Un agente tuvo que pedirle al personal del hospital que sedaran a Day. Posteriormente, fue llevada al Centro de Detención de Stock Island.

El lunes salió en libertad, si bien se desconoce qué fianza se le impuso.

  Comentarios