Sur de la Florida

Todavía no empieza la temporada de pesca de la langosta. Pero eso no le importaba a este hombre

Jorge Villafranca.
Jorge Villafranca. MCSO

La langosta de la Florida no se puede pescar en esta época. Los dos días de la llamada "minitemporada" están fijados para el 25 y el 26 de julio, y la temporada regular comienza el 6 de agosto y termina el 31 de marzo.

Sin embargo, un hombre del noroeste del Condado Miami-Dade y sus amigos no lo sabían, o bien no les importaba, cuando fueron capturados con ocho de los apreciados crustáceos el domingo por la tarde cerca de Duck Key, según la Comisión de Pesca y Conservación de Vida Silvestre de la Florida (FWC).

Las autoridades arrestaron a Jorge Villafranca, de 23 años, y lo acusaron de un total de 19 violaciones de las leyes de conservación, entre ellas estar en posesión de langostas fuera de temporada y estar en posesión de pescados por debajo del tamaño que establece la ley.

Seis de las langostas que los agentes de la FWC encontraron en la nevera de Villafranca eran más pequeñas de lo que debían ser. De igual modo, se hallaron en la nevera cuatro pargos grises, de los cuales dos eran por debajo del tamaño establecido por la ley.

También se descubrió un pez espada, escribió la agente de la FWC Brittany Mobley en su reporte.

Una de las langostas tenía un agujero en el carapacho, lo que indica que fue capturada con un arpón, algo prohibido por la ley.

Los agentes de la FWC estaban patrullando Tom's Harbor Cut cerca de Duck Key en los Cayos de la Florida a alrededor de las 2:45 p.m. cuando vieron a Villafranca y a otro hombre salir del agua.

Villafranca llevaba una escopeta de caza y el otro hombre llevaba una cubeta blanca. Tras llegar a la orilla, se dirigieron a una camioneta estacionada a un lado de la carretera U.S. 1 y vaciaron la cubeta en una nevera azul que estaba en la cama del vehículo, según el reporte de Mobley.

Los agentes se les acercaron y le pidieron a Villafranca que abriera la nevera, pero les dijo que no lo haría. Los agentes no perdieron tiempo y abrieron la nevera después que Mobley detectó un antena de langosta que salía de debajo de la tapa.

El otro hombre y la mujer que estaban con ellos no fueron arrestados. Villafranca fue puesto en libertad de la cárcel del Condado Monroe a las 9 p.m. del domingo.

La información sobre qué tipo de fianza se le impuso no está disponible.

  Comentarios