Sur de la Florida

Demócrata miamense visita Cuba como parte de campaña por el escaño de Ros-Lehtinen

El representante estatal David Richardson, demócrata por Miami, está de visita en Cuba mientras hace campaña por el escaño de la legisladora federal republicana Ileana Ros-Lehtinen.
El representante estatal David Richardson, demócrata por Miami, está de visita en Cuba mientras hace campaña por el escaño de la legisladora federal republicana Ileana Ros-Lehtinen.

En medio de opiniones polarizadas en Miami por el cambio en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba, candidato al Congreso federal y legislador elegido para representar a La Pequeña Habana está de visita en la isla.

David Richardson estaba en Cuba el lunes en un “recorrido de reconocimiento” de dos días, descrito como una misión para “conocen mejor la gran cantidad de electores del distrito congresual 27, que espera representar tras el retiro de la representante federal republicana Ileana Ros-Lehtinen. El demócrata dice que quiere “conocer más sobre los avances económicos y sociales” en Cuba después de la decisión del presidente Barack Obama en el 2014 de eliminar algunas restricciones comerciales y a los viajes implementadas por Estados Unidos hace casi 60 años, cuando Fidel Castro llegó al poder.

La campaña de Richardson dice que no tiene planeada ninguna entrevista con funcionarios cubanos durante el viaje.

“Medio siglo de aislamiento no ha logrado progreso para el cubano de a pie, de manera que apoyo completamente una postura de acercamiento a la sociedad civil cubana”, expresó Richardson en un comunicado. “A pesar de los intentos del presidente Trump de echar atrás los avances de su predecesor en materia de relaciones exteriores, voy a observar de primera mano cómo el levantamiento de restricciones a los viajes y el comercio ha cambiado la vida del pueblo cubano, ayudado a los emprendedores de la isla y fortalecido la relación entre los habitantes de La Pequeña Habana y La Habana”.

Aunque la comunidad exiliada cubana es conocida por su postura de línea dura contra cualquier cambio que pueda beneficiar el gobierno represivo de la isla, el apoyo a un mayor comercio y relaciones es una opinión común en el Partido Demócrata. Y ha habido señales de que las opiniones políticas están cambiando en corazón histórico de la comunidad exiliada de Miami, donde demócratas liberales no hispanos han ganado en años recientes.

Pero Richardson quizás sea el primer candidato miamense al Congreso, y quizás del país, que hace una visita de campaña Cuba en medio siglo.

Según su campaña, Richardson —el primer legislador abiertamente gay elegido a la Legislatura de la Florida— se reunirá en Cuba con el dueño y gerente del Café Madrigal, popular en la comunidad gay de la isla. También tiene programado almorzar en la paladar Atelier, donde planea hablar con el dueño sobre la operación de un pequeño negocio en la isla, y también con un ejecutivo de una compañía privada de servicios, para discutir las diferencias entre atender a la clientela cubana y a la extranjera.

Richardson, quien habla español, también planea visiotar la Academia Lizt Alfonso, una destacada compañía de danza dirigida por mujeres.

El legislador pasará la noche en una casa particular y regresará a Miami el martes.

La visita de Richardson a Cuba sigue a un viaje en mayo a Puerto Rico, y es parte de su cortejo a los electores hispanos. El demócrata se ha postulado para representar a un distrito congresual de mayoría hispana, junto a los candidatos Matt Haggman, Michael Hepburn, Kristen Rosen González y Donna Shalala, ninguno de los cuales son hispanos.

Pero la visita de Richardson también es notable porque el escaño al que aspira lo ocupa en este momento Ros-Lehtinen, quien se opuso decididamente al acercamiento de Obama al gobierno de Raúl Castro y favoreció la decisión del presidente Donald Trump de echar atrás algunos de esos cambios el año pasado, decisión que anunció en La Pequeña Habana. La semana pasada, Ros-Lehtinen fue uno de siete legisladores que exhortaron a Trump a encausar a Raúl Castro por el derribo en 1996 de dos avionetas de Hermanos al Rescate.

Aproximadamente la mitad de los electores cubanos de Miami siguen oponiéndose al levantamiento del embargo, según una encuesta de Telemundo este mes, aunque esos resultados importan menos en una primaria demócrata.

  Comentarios