Sur de la Florida

Falsa llamada al 911 manda a desamparado a la cárcel

Un desamparado de Key West se enfrenta a un cargo de delito menor después de haber llamado a la policía e informar falsamente que una mujer estaba dando a luz en Mallory Square.

Floyd Sands, de 42 años, presuntamente hizo la llamada al 911 poco antes de las 9 a.m. Cuando la policía llegó, no había ninguna embarazada por el área y un hombre que había estado con Sands toda la mañana le dijo a la policía que no había ninguna embarazada por allí.

En el informe del arresto, el agente Michael Chaustit escribió que Sands le dijo que la embarazada "debe haberse ido del lugar" entre el tiempo que pasó cuando él llamó a la policía y cuando llegó a la zona llamada Old Town tourist. Sin embargo, su amigo, Lonie Helms, "que no parecía estar intoxicado de ninguna forma, me aseguró que no había ninguna embarazada a punto de parir".

Sands, quien según Chaustit "parecía estar ebrio" con los ojos inyectados de sangre y habla confusa, fue acusado de mal uso del número 911, un delito menor.

Después que fue esposado, Chaustit registró en los bolsillos de Sands y encontró "varios pomos de medicinas con receta". Todos tenían su nombre, salvo uno.

Cuando la agente Brenda Sellers le preguntó, dijo que al parecer la etiqueta se le había caído al llevarlo en los bolsillos. Cuando le preguntó por qué la etiqueta no se había caído de los otros pomos, no respondió.

Chaustit escribió que el recipiente sin etiqueta tenía 25 píldoras de hidrocodona. Sands fue acusado de posesión de medicamento sin una receta médica.

  Comentarios