Sur de la Florida

Cometió un delito “atroz y cruel” y lo pagará con prisión

Armando Corzo
Armando Corzo Policía de Monroy

Ameretta, una perrita poodle, fue encontrada herida en el pasillo de un edificio y cuando su propietaria la llevó al veterinario, el médico determinó que las lesiones que sufrió habían sido causadas por patadas y puñetazos.

Teresa Alo le dijo a la Policía que había dejado a sus dos caninos, Ameretta y Capuccino, al cuidado de su novio, Armando Corzo, y cuando le preguntó qué había sucedido, él le respondió con una grosería sobre los perros.

El hecho ocurrió en Big Pine Key, Florida. Corzo fue detenido el pasado 26 de abril y acusado de un delito de abuso animal. Lo declararon culpable el pasado 22 de junio, según el canal 10 local.

Un juez del Condado Monroe, Mark Jones, lo sentenció este lunes a tres años de prisión, calificando el delito de “atroz” y “cruel”.


Corzo, quien tiene una larga historia criminal que incluye condenas por resistirse al arresto con violencia, de acuerdo con ese medio, también deberá cumplir dos años de libertad condicional, 100 horas de servicio comunitario y se le ordenó pagar los costos de las facturas de los veterinarios.

El hombre también debe someterse a una evaluación psicológica y completar un curso de manejo de la ira.

Alo le dijo al juez durante la audiencia de sentencia que Ameretta se había recuperado de las heridas, pero que ahora le tiene miedo a la gente.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios