Sur de la Florida

Caen drásticamente los arrestos de choferes ebrios en el sur de la Florida. Esta es la razón

En el departamento de Policía de Miami-Dade, el más grande del sureste Estados Unidos, las detenciones cayeron un asombroso 65 por ciento en el 2017 en comparación con los cuatro años anteriores.
En el departamento de Policía de Miami-Dade, el más grande del sureste Estados Unidos, las detenciones cayeron un asombroso 65 por ciento en el 2017 en comparación con los cuatro años anteriores. AP

En el sur de la Florida, los clubes están abiertos hasta altas horas de la noche, el alcohol fluye libremente y el sistema de transporte público deja mucho que desear. Pero la cantidad de conductores ebrios en las calles parece estar disminuyendo.

Al menos, el número de los que han sido arrestados.

En los últimos cuatro años, los arrestos por DUI (conducir bajo la influencia) realizados por los dos departamentos de Policía más grandes de Miami-Dade han caído en picada. En el departamento de Policía de Miami-Dade, el más grande del sureste Estados Unidos, las detenciones cayeron un asombroso 65 por ciento en el 2017 en comparación con los cuatro años anteriores. La Policía de Miami-Dade arrestó a más de 1,500 personas al año entre el 2013 y el 2015, pero solo se hicieron 594 arrestos por el mismo cargo el año pasado.

Los números de Miami no fueron tan llamativos, aunque también disminuyeron mucho. La Policía de Miami arrestó a 461 personas por cargos de DUI en el 2013. Para el 2015, el número se redujo a 321 y se ha estabilizado desde entonces, una disminución del 31 por ciento.

Parte del éxito probablemente se relaciona con el aumento de compañías como Uber y Lyft. Su creciente popularidad coincidió casi directamente con la caída en los arrestos por DUI, pero los estudios muestran que los impactos varían de una ciudad a otra.

También entran en juego otros factores, dicen los que rastrean las estadísticas. Algunos atribuyen la disminución a un público mejor educado. Otros apuntan a una actuación más proactiva de las autoridades y que a los millennials no les gusta conducir.

Un estudiante de la Universidad de Arkansas Central fue detenido por policías bajo sospecha de conducir borracho. Blayk Puckett insistió que solo manejaba despacio porque su auto tenía una luz rota. Para demostrar que no estaba borracho, Puckett e

“La realidad es que es realmente difícil conocer el impacto total”, dijo David Pinsker, director ejecutivo de Mothers Against Drunk Driving (MADD), una agencia que trabaja estrechamente con docenas de departamentos de policía en todo el país para frenar la mezcla potencialmente mortal del alcohol y el volante. “Creo que es realmente difícil determinar exactamente qué impacto han tenido los viajes compartidos [Uber y Lift]. Sabemos que han tenido un impacto, pero no puedo ofrecer una cifra”.

A nivel nacional, un estudio del 2017 encontró resultados mixtos en la determinación de si los viajes en compañías como Uber son responsables por una menor tasa de DUI o accidentes. Investigadores de la Facultad de Medicina Perelman, de la Universidad de Pennsylvania, analizaron cuatro ciudades que tenían ese tipo de servicios, dejaron de usarlo y luego lo reinstauraron.


Los resultados variaron en los datos del 2013 al 2016. Cuando el servicio de viajes compartidos estaba disponible, los DUI se redujeron en Portland (Oregón) en casi un 60 por ciento, dijo el estudio. San Antonio (Texas) tuvo resultados similares. Pero las cifras no cambiaron mucho en Reno (Nevada), una meca turística. Los investigadores también encontraron pocos cambios en Las Vegas, porque, como en Reno, la población está llena de visitantes que toman taxis, transporte público o simplemente caminan.

El alcalde de Miami, Francis Suárez, se refirió a la disminución hace algunas semanas con el Consejo Editorial del Miami Herald mientras discutía las preocupaciones sobre el estacionamiento en el estadio de fútbol en el International Links Melreese Country Club. El alcalde atribuyó la reducción a los viajes en Uber o Lyft, una opción de transporte que, según él, también reduciría las demandas de estacionamiento para el proyecto.

Tenga cuidado con la estafa del vómito de Uber. Nuestra reportera Catalina Ruiz nos cuenta su experiencia.

Solo hay un número limitado de estudios que analizan si los viajes en Uber o Lyft contribuyen a una disminución en la cantidad de choferes ebrios o bajo la influencia de otras sustancias. En el 2015, MADD se asoció con Uber y halló que los accidentes por conducir en estado de ebriedad entre los menores de 30 años disminuyeron en un 6.5 por ciento en donde se usaba este tipo de servicio de viajes. Dos años más tarde, un equipo de investigadores de la Universidad de Pennsylvania encontró una correlación similar, pero no en todas las ciudades.

Javier Correoso, gerente de asuntos públicos de Uber en Florida, dijo que su compañía ha colaborado estrechamente con MADD para promocionar lo fácil que es usar sus servicios durante las dos fiestas del año donde más alcohol se consume: Halloween y la víspera de Año Nuevo.


“Creo que nuestra presencia y nuestro crecimiento en el sur de la Florida van de la mano con darles a nuestros pasajeros una alternativa cuando están bebiendo”, dijo.

Pero Correoso no se atreve a ir tan lejos como para asegurar que esos viajes han reducido definitivamente el número de conductores ebrios y que las cifras han disminuido porque los millennials conducen menos y usan más Uber.

Maia Walker, una joven de 21 años que se graduó de la secundaria Miami Country Day y que pasó el verano trabajando en la ciudad de Nueva York, nunca obtuvo su licencia de conducir. Dijo que, al tener los viajes de Uber o Lyft con tanta facilidad, no le hizo falta.

En esta Navidad, la policía de Miami-Dade recomienda no tomar para evitar un arresto por DUI y prevenir una tragedia.

La Policía de Miami-Dade ha tenido durante años un sargento y cinco agentes trabajando en un escuadrón de DUI. A menudo otros se unen y hasta 15 unidades saturan las carreteras en busca de conductores ebrios. El detective y portavoz Alvaro Zabaleta dijo que los arrestos por DUI se han reducido por todo lo anterior: se reforzó la aplicación de la ley, se trabaja con MADD para educar al público y los millennials prefieren dejar que otros manejen.

“Creo que el éxito viene de todo eso junto”, dijo.


El teniente de la Policía de Miami, Joaquin Freire, perdió a su hermana Gloria Hall por culpa de un conductor ebrio en Hialeah hace más de una década. Desde entonces ha pasado a comandar la unidad de control de tráfico en la ciudad. Dijo que las patrullas se han reforzado para hacer cumplir las leyes de conducción y consumo de alcohol.

“Todos ahora tiene teléfonos inteligentes, siempre hay un Uber alrededor. Uber y Lyft definitivamente han tenido un impacto “, dijo. “Pero nosotros seguimos allá afuera”.

  Comentarios