Sur de la Florida

Lincoln Diaz-Balart habla por primera vez sobre una tragedia familiar

/

El Congresista Lincoln Diaz Balart habla a los medios de prensa en la escuela de leyes de la Florida Internacional University, donde anunció que  no aspirara a su puesto para las proximas eleciones.
El Congresista Lincoln Diaz Balart habla a los medios de prensa en la escuela de leyes de la Florida Internacional University, donde anunció que no aspirara a su puesto para las proximas eleciones. el Nuevo Herald

Un ex representante mantuvo cautivado a su público el jueves en una audiencia en el Capitolio sobre prevención del suicidio, mientras rememoraba la trágica experiencia de su propia familia.

Lincoln Diaz-Balart, ex representante en Washington por Florida habló públicamente por primera vez sobre su hijo de 29 años, Lincoln Gabriel Diaz-Balart, quien se quitó la vida hace más de un año.

“Tengo que admitir que yo creía que todo lo que uno necesita es amor”, dijo. “Nunca pensé que nuestra tragedia del 19 de mayo del 2013 hubiera sido posible. Pero fue posible. A veces el amor no es suficiente”.

La audiencia tuvo lugar después del reciente suicidio del comediante Robin Williams y fue provocada en parte por la manera en que su muerte fue debatida y discutida en los medios sociales de la internet. Algunos lo llamaron “egoísta” y “cobarde”.

“Denigrar al hombre que murió, o glorificar el suicidio a manera de escape, envía un mensaje completamente equivocado que criminaliza la pérdida y el dolor sentido tanto por la persona fallecida como por su familia”, dijo el representante Tim Murphy, republicano de Pennsylvania, quien supervisó la audiencia como presidente de la Subcomisión de Supervisión e Investigaciones de la Cámara de Representantes.

Diaz-Balart, quien animó a los legisladores a trabajar juntos para ocuparse del suicidio, dijo que su hijo Daniel Diaz-Balart lo convenció de que hablara en público sobre la muerte de su hermano, a quien llama “LG”.

“Por supuesto que LG hubiera querido que estuvieras allí”, contó Diaz-Balart que le dijo Daniel sobre la audiencia. “Si una sola persona que de otro modo no recibiría ayuda pudiera recibir tratamiento debido a esa audiencia y sus resultados, eso haría feliz a LG”.

La audiencia examinó la posibilidad de cambios legales para luchar contra las enfermedades mentales, así como la manera de desarrollar un diálogo acerca del modo en que los medios dan cobertura al tema.

Murphy, quien es psicólogo, llamó al suicidio “una crisis de la salud pública estadounidense que resulta en más vidas perdidas que los accidentes automovilísticos, el homicidio o el uso de drogas”.

Y acto seguido enumeró sus consecuencias: es la tercera causa de muerte para jóvenes de entre 15 y 24 años; la segunda para adultos de entre 25 y 34 años; y cada día, 22 veteranos se quitan la vida.

Refiriéndose a Williams, Murphy criticó a la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas por enviar por Twitter una imagen del genio de la película Aladino, uno de los papeles más prominentes del actor, con la leyenda: “Genio, ya eres libre”.

Christine Moutier, directora médica de la Fundación Estadounidense de Prevención del Suicidio, dijo a los legisladores que Hollywood lo había hecho con buena intención, pero que eso estaba perpetuando la idea del suicidio como una solución idealizada. Dijo que la educación universal sobre el suicidio, especialmente si se animaba a buscar ayuda como una alternativa responsable de acción, era crucial para ayudar a terminar con el estigma que lo rodea.

Joel A. Dvoskin, profesor adjunto de Psiquiatría de la Universidad de Arizona, testificó que se ha descuidado por completo la posibilidad de usar anuncios de televisión como una oportunidad para luchar contra ese estigma. Señaló qué tan poderosa fuerza pueden ser como para convencer a los consumidores de que usen desodorante.

“Nunca hemos tratado de usarlos para cambiar el comportamiento con respecto a algo mucho más importante”, dijo.

El año pasado, Murphy presentó un proyecto de ley para tratar de mejorar los recursos disponibles para las personas con enfermedades mentales y sus familias.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios