Sur de la Florida

Gran ansiedad por el regreso a la escuela. La era posterior a Parkland significa seguridad armada en el campus

El Departamento de policía de North Miami y la policía de las Escuelas Públicas de Miami-Dade durante un simulacro sobre cómo protegerse de una persona armada en North Miami Senior High.
El Departamento de policía de North Miami y la policía de las Escuelas Públicas de Miami-Dade durante un simulacro sobre cómo protegerse de una persona armada en North Miami Senior High. adiaz@miamiherald.com

Tyhler Herrera, de seis años, sabe exactamente dónde comenzará la escuela en agosto.

“KIPP Miami”, le dirá orgulloso. El futuro estudiante de primer grado sabe también que ir a la escuela elemental implica nuevas responsabilidades, como tener buenas notas y hacer quehaceres en la casa para ayudar a su mamá, Jessica Rodríguez.

Dentro de poco, Rodríguez tendrá una conversación más seria con los funcionarios escolares: ¿Quién patrullará el campus con un arma? ¿Cómo serán evaluados? ¿Son mentalmente estables? Entonces, tendrá que hablar también con Tyhler sobre la seguridad escolar.

“Nunca imaginé que vería el día en que tendría que tener estas conversaciones con la escuela, mucho menos con mi hijo, sobre las posibilidades que rodean esto”, dice Rodríguez, de 30 años y residente de Liberty City. “No puedo creer que voy a tener que tener esta conversación”.

Las familias de escuela pública a través de Florida tendrán un primer día de escuela diferente comparado con años anteriores. El año escolar 2018-19 trae nuevos mandatos de seguridad escolar creados por la Legislatura luego de que un exalumno matara a 17 estudiantes e hiriera a 17 en Marjory Stoneman Douglas High en Parkland: un guardia armado en cada campus, mayor seguridad tecnológica y reglas más estrictas.

0044 active shooter drill 0.jpg
El Departamento de policía de North Miami y la policía de las Escuelas Públicas de Miami-Dade durante un simulacro sobre cómo protegerse de una persona armada en North Miami Senior High. Al Diaz adiaz@miamiherald.com

Los distritos escolares han pasado el verano trabajando para tenerlo todo preparado cuando lleguen los estudiantes, el 15 de agosto a Broward y el 20 de agosto a Miami-Dade. Es un gran cambio para las escuelas elementales, ya que la mayoría de las escuelas intermedias y secundarias en el sur de Florida ya tenían un oficial de recursos escolar.

“Los padres quieren que esto se maneje de una forma delicada, particularmente con los niños más jóvenes”, dice Nancy Lawther, la nueva presidenta del Consejo del Condado de Miami-Dade de las Asociaciones de Padres y Maestros y Asociaciones de Padres, Maestros y Estudiantes. “Pero las personas olvidan que los estudiantes de escuela secundaria también son niños”.

La policía de las escuelas de Miami-Dade están buscando oficiales de recursos escolares que tengan ciertas destrezas particulares, incluyendo alguien que sea mentor, entrenador y una figura padre/madre, dice Edwin López, nuevo jefe de la policía de las escuelas del condado de Miami-Dade.

“Habiendo sido maestro de escuela elemental, conozco la importancia de la intervención de las agencias de seguridad en las etapas tempranas de la vida”, dice López. “Al tener una multitud de agencias en las escuelas elementales, pienso que nuestras escuelas elementales van a estar más seguras que antes”.

El condado de Miami-Dade está buscando oficiales de policía para que formen parte del personal de las escuelas, pagándoles horas extras hasta que se contrate un oficial de policía escolar. Broward está en el proceso de contratar y entrenar guardias de seguridad no juramentados.

0079 active shooter drill 0.jpg
El Departamento de policía de North Miami y la policía de las Escuelas Públicas de Miami-Dade durante un simulacro sobre cómo protegerse de una persona armada en North Miami Senior High. Al Diaz adiaz@miamiherald.com

“Encontraremos maneras de lograrlo”, comentó a los periodistas, Robert Runcie, Superintendente de Broward, durante una reunión de la junta escolar que se llevó a cabo en junio. Los oficiales de distrito de allí comentan que, de ser necesario, también le pagarían tiempo extra a los oficiales para cumplir con el mandato.

Además de contratar oficiales, el condado de Miami-Dade aumentará la tecnología de seguridad que no será visible a los estudiantes y padres, dice el Superintendente Alberto Carvalho. Dice que los padres deben esperar circuito cerrado nuevo, sistemas de televisión en tiempo real, alimentación de radio sincronizado, un punto de entrada, más perros policías en el campus, verificación de identificación universal y una nueva identificación electrónica temporera en los teléfonos inteligentes de los visitantes a la escuela que permite que las escuelas rastreen el paradero de los visitantes mientras están en el campus.

“Nuestra teoría de las acciones a llevar a cabo es que los padres y estudiantes no lo vean como un año escolar diferente”, dice Carvalho. “Queremos lograr un balance entre la seguridad y la normalidad que las escuelas ofrecen a los niños”.

Pero aun cuando los cambios estén detrás de la cortina, es un modo normal nuevo para los padres que nunca tuvieron que prepararse contra un tirador activo.

“Comienza a sentirse casi como un estado policíaco”, dice Nicole Crooks, de 44 años, una de las madres de Overtown. “Yo manejo el hecho de que deseo que cada niño se sienta seguro, ¿pero qué exactamente es eso? ¿Realmente eso significa tenerlos rodeados de seguridad armada? ¿Y quién dice que eso hará la diferencia real y verdadera… y ayudará eso a facilitar el aprendizaje?”

La Dra. Nicole Mavrides, psiquiatra de University of Miami Health, especialista en niños y adolescentes, dice que los padres deben hablar con sus hijos durante el verano sobre la seguridad y la importancia de “si ves algo, di algo”.

“Para nosotros es tan ajeno, pero si usted crece teniendo estos simulacros varias veces al año o viendo a la policía alrededor de la escuela, no va a ser diferente porque es lo que conoce”, dice Mavrides, antigua alumna de Marjory Stoneman Douglas, residente

en Parkland. “La mayoría de los niños podrán ser resilientes y trabajar con cosas como ésta”.

Pero en el caso de que su hijo pueda estar preocupado, Mavrides sugiere hacerles preguntas abiertas sobre sus preocupaciones y responder honestamente a sus preguntas, enfatizando en que los guardias escolares y la tecnología de seguridad están ahí para su protección. Los padres también pueden estar pendientes de problemas para dormir y cambios en el apetito que ocurren en las semanas previas a comenzar la escuela.

Las maestras tienen aún más en sus mentes cuando se acerca el comienzo de clase. Con todo el enfoque en la seguridad escolar, las maestras no pueden mantener el alto costo de vida de Miami. Se considera incluir en la papeleta electoral de noviembre, un referéndum sobre el impuesto de propiedad para los suplementos salariales de los maestros.

“Tener un oficial es importante a nivel visual pero tal vez es lo que necesita la comunidad y no tanto lo que se necesita en nuestras escuelas”, dice Karla Hernández-Mats, presidenta de United Teachers of Dade, quien enfatiza que la unión está agradecida de que el distrito no escogiera, en su lugar, armar a los maestros.

Lawther, presidenta de la Asociación de Padres y Maestros y de la Asociación de Padres, Maestros y Estudiantes, está pensando más allá del 20 de agosto, en las elecciones que se celebrarán a mitad de semestre.

Comenta que nada de esto debería ser normal, y los padres y estudiantes pueden activarse para abogar por más consejeros de salud mental, control de armas y fondos para oficiales juramentados, en lugar de guardias armados.

“Creo que será labor de los padres, según se acerca la elección de noviembre, mantener a los legisladores bajo fuego”, dice Lawther. “¿No valen los niños el costo de la protección?”

Doug Hanks, reportero del Herald contribuyó a esta historia. Contacte a Colleen Wright en el 305-376-3003 y @Colleen_Wright.
  Comentarios