Sur de la Florida

Estas dos universidades están en la misma vecindad y son amigas y rivales a la vez

Un juego de football entre la Universidad de Miami y la Florida International University.
Un juego de football entre la Universidad de Miami y la Florida International University. Miami

Ya sea usted un fan de la “U” o una “Pantera” de por vida no puede negar que ambas universidades, FIU y UM han alcanzado un tamaño y prestigio inigualable. Y a pesar de que ambas escuelas son diferentes en tamaño, atletismo y demografía, compiten por ser la preferida y el lugar más importante a la hora de cursar estudios superiores en la Florida.

Solo ocho millas separan los campus principales de estas universidades, pero son tan diferentes que los éxitos y las fallas de una apenas afectan a la otra. Ex alumnos y estudiantes pasan por las dos. Los graduados de la UM pueden terminar la escuela de posgrado en la FIU, mientras que los ex alumnos de FIU pueden terminar siendo profesores de UM; los hijos de los Panthers pueden convertirse en ‘Canes’.

Tampoco hay una gran diferencia en la comunidad de alumnos de las dos escuelas. Y aunque las dos escuelas son diferentes, en tamaño, atletismo y demografía, cada una se esfuerza por ser el lugar prevalente de educación superior del sur de la Florida.

IMG_mark-rosenberg_4_1_L7B6M3D4_L309383961.JPG
Mark Rosenberg, presidente de FIU. Foto de cortesía

“Compartimos estudiantes, miembros de las juntas directivas y donantes”, dijo el presidente de FIU, Mark Rosenberg. “Tenemos un propósito común, el de avanzar en nuestra comunidad”.

Quizás el ejemplo perfecto de esta mezcla entre las escuelas es el actual entrenador de fútbol de los Panthers, Butch Davis.

0022 FIU vs Temple 122117.JPG
El actual entrenador de fútbol de los Panthers, Butch Davis. Davis, fue el entrenador de los Hurricanes de 1995 a 2000, de ahí pasó a ser entrenador de los Cleveland Browns y de University of North Carolina Tar Heels antes de regresar al sur de la Florida a trabajar con FIU en el 2017. AL DIAZ adiaz@miamiherald.com

Davis, fue el entrenador de los Hurricanes de 1995 a 2000, de ahí pasó a ser entrenador de los Cleveland Brownsy de University of North Carolina Tar Heels antes de regresar al sur de la Florida a trabajar con FIU en el 2017.

De manera similar, Pete Garcia, ex director atlético asociado de la Universidad de Miami, ha sido el director atlético de FIU desde 2006. Esto pasa con relativa frecuencia en Miami, por lo que cualquier “rivalidad” entre las dos escuelas no pasa de ser la de dos vecinos que se estiman. Como estas escuelas se esfuerzan simultáneamente por ser las mejores en el sur de Florida, también son muy conscientes de su red híbrida de ex alumnos, y profesores y de los muchos hogares que comparten esa misma devoción por cada una de las universidades.

FIU, que es una universidad pública muy grande, tiene una matrícula total de 55,000 estudiantes, tres veces mayor que la de UM que cuenta con 17,000 estudiantes. Ambas escuelas tienen enormes redes de ex alumnos repartidos de manera muy diferente. Los ex alumnos de la UM viven en los 50 estados y en 154 países, y de los 202,800 ex alumnos en la historia de la universidad, más de 51,510 residen en el condado de Miami-Dade. La red de ex alumnos de FIU es un poco más grande que la de UM. FIU tiene 215,000 ex alumnos que viven en los 50 estados y en 138 países del mundo. Según Rosenberg, alrededor de 150,000 de los alumnos viven en el condado de Miami-Dade.

Según las propias palabras de Rosenberg, “Tu calidad se refleja en tus ex alumnos. Y tenemos una comunidad de ex alumnos muydedicada y orgullosa”.

Si bien la UM es famosa por sus programas médicos, el departamento de leyes de FIU se ha destacado en los últimos años por tener unos niveles impresionantes y consistentes en los Bar Exams –el Examen de Abogados de la Florida. En las pruebas de febrero del 2018, la tasa de aprobación fue del 85 por ciento, 27 puntos por encima del promedio estatal.

“Somos dos universidades muy diferentes”, dijoel presidente de la UM, Julio Frenk. “Pero estamos unidos por nuestra conexión con la comunidad y nuestro deseo deconectarnos con nuestros hogares”.

undefined

Maria Gil, ex editora de South Florida News Service y recién graduada de FIU, dice que las mayores rivales de FIU son con las escuelas públicas: Florida State University, University of Central Florida y University of Florida.

“Tenemos una rivalidad académica con UF”, dijoGil. “Mi consejero siempre me decía que los nerd van a UF, y FIU se queda con las sobras de los que no pudieron entrar a UF. Eso nos hace querer ganarles en todo”.

A nivel atlético, es difícil entender por qué no hay una rivalidad más fuerte entre las dos universidades. Todos los factores para que exista una rivalidad están presentes, dijo Michael Warrell, vicepresidente externo de Category5, la junta directiva de programación de la UM.

0960 UM vs FSU football 100717.JPG
Un fan de UM hace una U con sus manos mientras está rodeado de fanáticos de la FSU. AL DIAZ adiaz@miamiherald.com

“Muchos de estos jugadores crecieron localmente y jugaron uno contra el otro durante toda su vida”, dijo Warrell. “Crecieron en barrios similares, y esos barrios se odiaban mutuamente”.

Sin embargo faltaba un factor y es que las escuelas no juegan en la misma conferencia y por lo tanto no se han reunido en el campo de fútbol en más de una década. Es difícil tener una rivalidad cuando hay poca competencia.

“Para que haya rivalidad tienen que haber enfrentamientos en el campo deportivo”, dijo Warrell. “Por ejemplo, con FSU jugamos todos los años, locual alimenta esa rivalidad”.

Este otoño, la UM y FIU se enfrentarán en el campo de fútbol por primera vez en 12 años. El último juego que tuvieron en el año 2006 terminó en una pelea muy famosa que terminó con 31 jugadores suspendidos.

“Fue una pena”, dijo Donna Shalala, quien era entonces presidenta de la UM. “Ya ha pasado mucho tiempo. Nos tomamos un tiempito para respirar antes de jugar nuevamente”.

“Este juego es como cualquier otro juego”, dijo Lauren Fuster, estudiante de tercer año de la Universidad de Miami. “Es un juego normal en el que cada cual va por su equipo”.

Y así como la comunidad de ex alumnos comparten las dos escuelas, la UM tiene una base de admiradores de los Hurricanes muy peculiar por lo extremadamente devota. Muchos de los seguidores del equipo de fútbol no tienen conexión con la universidad porque los Miami Hurricanes fueron el primer equipo “pro” de Miami.

La primera temporada de fútbol de los Hurricanes fue en 1926. Fue en ese momento que Sur de la Florida se inauguró en el campo del fútbol universitario y esto ocurrió 40 años antes que los Dolphins se convirtieran en el primer gran equipo profesional de Miami. Desde comienzos de los 80 y por20 años los Hurricanes se convirtieron en los grandes contendientes del título nacional, ganando cinco campeonatos. La primera temporada de fútbol de FIU no fue hasta el 2002.

Ambas universidades, FIU y UM se enorgullecen de ser verdaderas universidades globales. La mayoría del estudiantado de FIU son minorías y un número importante de ellos son primera generación que asiste a la universidad, dijo Rosenberg.

“El haber pasado por la experiencia de la emigración hace que nuestros estudiantes sean mucho más cosmopolitas que los estudiantes en otras partes del país”, dijo Rosenberg. “Ellos saben que allá afuera hay muchos mundos diferentes y que todos tienen experiencias diferentes”.

Lo mismo sucede con UM. Alrededor del 25 por ciento de los estudiantes de licenciatura se identifican como hispanos o latinos, dijo Frenk. Además, la universidad atrae no solo a los afroamericanos, sino a los estudiantes afrodescendientes del Caribe, lo que diversifica aún más el alumnado.

UM tiene conexiones simultáneas a nivel local y global, comentó Frenk. “Tenemos estudiantes de 110 países. Y como estamos en Miami, tenemos una fuerte conexión con América Latina y el Caribe”.

Tanto FIU como UM tratan de atraer a futuros estudiantes enfatizando lo importante que es la educación en el extranjero. Las dos escuelas instan a los estudiantes a ampliar sus horizontes “convirtiéndose en ciudadanos globales” y “fortaleciendo sus perspectivas globales”.

“Necesitamos educar a las jóvenes generaciones a que sean ciudadanos del mundo”, comenta Frenk; el mismo mensaje aparece en la página web de la universidad.

De la misma manera FIU y Rosenberg se enorgullecen de ser “el lugar global perfecto para hacer pasantías y desarrollar la experiencia laboral”, mensaje que también se destaca en su sitio web.

La UM y FIU son canteras de ex alumnos que se han convertido en líderes en sus puestos de trabajo y en todas las industrias. El sistema único de salud académica de UM, “forma las próximas generaciones de médicos y enfermeras”, dijo Frenk.Además, la universidad tiene el simulador de huracanes más grande del mundo y un programa deportivo muy reconocido y exitoso.

Del mismo modo, FIU es “un gran impulsor del crecimiento de nuestra comunidad”, dijo Rosenberg. “Es un importante motor en la formación de liderazgo y del espíritu empresarial”.

“Por ejemplo, uno de cada tres de los líderes de los bancos más importantes de nuestra comunidad es graduado de FIU”, dijo Rosenberg. “Y aproximadamente el 35 por ciento de los maestros de las Escuelas Públicas del Condado de Miami Dade son graduados de FIU. Tenemos un papel de gran envergadura en el futuro de esta comunidad”.

Ambas universidades comienzan el próximo semestre el 20 de agosto.

  Comentarios