Sur de la Florida

Mujer muere ahogada en Miami Beach tras ser arrastrada por una corriente de resaca

Las fuertes corrientes de resaca representan un riesgo para los visitantes a las playas del sur de la Florida.
Las fuertes corrientes de resaca representan un riesgo para los visitantes a las playas del sur de la Florida.

Una mujer hispana murió en Miami Beach, tras ser rescatada junto a otro familiar de la fuerte corriente de resaca que los había arrastrado mar adentro, informaron medios locales.

El suceso se produjo este jueves, cuando seis miembros de una misma familia se encontraban en el agua en South Beach y fueron arrastrados por la fuerte corriente marina.

Socorristas y bomberos actuaron de inmediato y lograron rescatar a dos miembros del grupo, María Pérez, de 35 años, y Eleazor Rangel, de 39, pero la primera tuvo que ser trasladada de emergencia a un hospital, donde no se pudo hacer nada por salvar su vida.

El resto del grupo, Juan Rodríguez, de 37 años, dos niñas de 11 años y un chico también de 11 años lograron alcanzar la orilla con la ayuda de otros bañistas, según el canal Local 10 News.

Todos los supervivientes, residentes en West Palm Beach, recibieron atención médica en el Mont Sinai Hospital, y se encuentran en condición estable.

Ernesto Rodríguez, portavoz de la Policía del condado de Miami-Dade, insistió en la importancia de seguir una serie de recomendaciones para escapar de una corriente de resaca marina.

En primer lugar, mantener la calma y no luchar con la corriente de resaca y después nadar en paralelo o en diagonal a la orilla para ir saliendo poco a poco.

En caso de no lograr escapar de la corriente marina a nado, lo mejor es tratar de flotar y pedir auxilio.

En julio pasado, un hombre de 61 años murió ahogado en la playa de Ormond Beach, en la costa noreste de Florida, tras ser rescatado de la fuerte corriente de resaca que le había arrastrado.

Los socorristas que lograron sacarle del agua le practicaron maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) y le trasladaron de emergencia a un hospital, donde falleció.

Ese mismo mes los socorristas rescataron a 73 personas de las aguas de Ormond Beach, en el condado Volusia, debido a la fuerte y peligrosa resaca que se registró.

Y en mayo pasado un niño de cinco años natural de Alabama murió ahogado tras ser arrastrado por las olas en una playa de Panama City, en la costa noroeste.

  Comentarios