Sur de la Florida

Quiso prohibir subsidios para el American Dream. Ahora intentan desbancarlo del Condado

Boceto del American Dream Miami.
Boceto del American Dream Miami.

Lily Stefano se postuló contra el alcalde del municipio Medley hace dos años y perdió. Este verano, un abogado que ella no conocía y que representaba a un cliente que no quiso nombrar le pidió que intentara derrocar a otro titular: el comisionado del condado Miami-Dade, José “Pepe” Díaz.

“Esto no es una broma ni nada de eso”, dijo Manuel Diner, abogado del condado Broward, en el correo de voz que Stefano dijo que recibió en junio. “Represento a un cliente que está ansioso por tener a alguien de su calidad, experiencia y profesionalismo nominado para el cargo y, con suerte, tomar asiento en la Comisión del Condado”.

En una llamada telefónica de seguimiento, Stefano dijo que Diner nombró al titular del Distrito 12 como el objetivo y dijo: “Tenemos que cerrar ese agujero”.

Diner no respondió a las solicitudes de entrevistas. Su pasión por derrocar a Díaz se agrega a una lista de personas vinculadas al megacentro comercial American Dream Miami que intentan que alguien reemplace a quien ya ha sido comisionado por cuatro mandatos.

Díaz es el comisionado local del área donde radicará el American Dream, un parque temático minorista de $4,000 millones propuesto por Triple Five, el urbanizador con sede en Canadá del Mall of America de Minnesota.

En mayo, Díaz patrocinó la legislación que Triple Five había buscado durante varios años: la aprobación final de zonificación para el proyecto de 175 acres en terrenos no urbanizados en el noroeste de Miami-Dade, donde Florida Turnpike se encuentra con la I-75. American Dream traería a Miami-Dade el centro comercial más grande de Estados Unidos en un complejo tan grande que planea tener una pista de esquí cubierta, paseos submarinos y un parque de diversiones.

Díaz también patrocinó una legislación que Triple Five resistió: una prohibición preventiva de otorgar subsidios del Condado para el proyecto. American Dream no solicitó fondos públicos. Pero en el período previo a la votación del 17 de mayo sobre las aprobaciones finales de zonificación, los centros comerciales rivales pagaron los anuncios de televisión y robocalls para presionar a los comisionados a que aprobaran la prohibición del dinero público.

“Es un gran creador de trabajo”, dijo Díaz sobre American Dream en una entrevista reciente. “Pero el dinero de la gente no se puede usar”.

La Comisión finalmente aprobó una restricción atenuada, una que los futuros comisionados podrían renunciar con la misma mayoría de votos necesaria para aprobar un subsidio.

Eso pareció aplacar a American Dream en el frente político. La familia detrás de Triple Five, los Ghermezians, se han convertido en los principales donantes para los titulares del condado desde el lanzamiento del proyecto en el 2014. Las donaciones continuaron llegando a Díaz después de la votación. Su campaña y un comité político afiliado, We the People, han recibido más de $30,000 de American Dream desde la votación de mayo para aprobar el proyecto con la prohibición de subsidios.

Esta semana, un cabildero de American Dream emitió una halagadora declaración sobre Díaz y enfatizó que la compañía quería que fuera reelecto.

“Fue a través del liderazgo del Comisionado Díaz que American Dream Miami y sus 25,000 nuevos empleos permanentes están cerca de convertirse en una realidad para nuestra comunidad”, dijo Miguel Díaz de la Portilla, abogado y ex senador estatal. “Es por eso que recaudamos más de $60,000 para su campaña y continuaremos ayudándolo vigorosamente en sus esfuerzos de reelección”.

Pero este verano también vio dólares de campaña y esfuerzos trabajando en contra de Díaz que se relacionan con el impulso para aprobar el proyecto del Sueño Americano:

“Estaba decidido a estar aquí hoy”, dijo Diner a la Comisión del Condado el 17 de mayo, diciendo que había dejado su “cama de enfermo” para asistir a la votación final para la aprobación de zonificación de American Dream. Dijo que no se había perdido una sola aundiencia pública sobre el parque temático minorista propuesto desde que comenzó el proceso de aprobación en el 2017, y apoyó firmemente la empresa. “Será una atracción mundial, tal como lo es Disney World”.

Semanas más tarde, Stefano dijo que recibió el sorpresivo correo de voz de Diner. El mensaje del 14 de junio, obtenido por separado por el Miami Herald, no nombra a Díaz, pero Stefano dijo que el abogado confirmó que era el objetivo de su cliente anónimo. Stefano, residente del Distrito 12, rechazó la oferta, diciendo que ella apoyaba a Díaz. El administrador de una entidad caritativa se postula para el Concejo Municipal de Medley.

Meryl Fixler Berdugo apareció con un niño en sus brazos en la primera reunión de la Comisión del Condado sobre el American Dream en enero de 2017, diciendo a la junta que los planes de Triple Five para un parque temático menor darían a padres y abuelos una buena alternativa. “Estoy cansado de ir a tus centros comerciales y estar sentado en una pequeña área de boxes para jugar”, dijo entre risas de la audiencia, “y no tienen nada que hacer”.

Berdugo, un agente inmobiliario de Parkland, no ha cedido a la campaña de Pineyro. Su hermano, Marc Fixler, le dio $1,000. Su hermana y cuñado, también vecinos de Parkland, dieron $2,000. Otros $1,800 provienen de Fixler que comparte la dirección de Parkland que Berdugo dio cuando ella habló ante la Comisión el año pasado.

En el 2012, Marc Fixler y Berdugo formaron una organización benéfica, AZ Yashir, con una Jacqueline Ghermezian dedicada a apoyar a las personas hospitalizadas. No se pudo contactar a Fixler para hacer comentarios.

Berdugo, que no respondió a las solicitudes de entrevistas, ya es donante de la campaña de Gus Barreiro, un candidato a la Comisión que está recibiendo un amplio apoyo financiero de la familia Ghermezian. El ex representante estatal está desafiando a la Comisionada Daniella Levine Cava en el Distrito 8.

Levine Cava fue el único comisionado que votó en contra de la aprobación de la zonificación de American Dream en mayo, y los ejecutivos de Triple Five han otorgado más de $100,000 a la campaña y al comité político de Barreiro. Berdugo dio $1,000 a Barreiro en julio.

Ella no es ajena a la política de Miami-Dade. En septiembre del 2016, Berdugo entregó $10,000 a un comité político que apoya la reelección del alcalde Carlos Giménez, uno de los primeros partidarios de American Dream. El mismo día Berdugo dio $10,000 a los residentes de Miami-Dade de Giménez Primero, el CEO de Triple Five Syd Ghermezian le dio a la organización la misma cantidad.

Yadgar también es socio de Say Holdings, una compañía formada en el 2016 para comprar una casa en Northeast 121st Street, en North Miami, por $425,000. La compañía lo vendió el año pasado por $700,000. Uno de los dos socios de Yadgar en Say Holdings en Michael Abadi, un yerno de Ghermez que también vive en Aventura. El tercer socio en Say Holdings, Murray Sager, comparte una dirección de Wellington con otro donante de Pineyro, Jason Sager, quien donó $2,000 personalmente y a través de un negocio de su propiedad.

Los Sagers no pudieron ser contactados para hacer comentarios. Yadgar, un votante del Distrito 4 que parece ser donante por primera vez en una carrera por el condado, dijo el miércoles que su apoyo a Pineyro no tenía nada que ver con Abadi. “Acabo de ver de qué se trata”, dijo Yadgar sobre Pineyro. “Creo que es hora de un cambio de Pepe Díaz”.

Barreiro identificó a Abadi como su contacto principal con Triple Five en temas de campaña mientras intenta desbancar a Levine Cava. Abadi, que dio $5,000 a We the People de Díaz a fines del 2017, no respondió a las solicitudes de entrevistas.

Abadi y su esposa, Shayna Ghermezian, comparecieron ante la Comisión del Condado durante las audiencias del American Dream.

En mayo, Shayna Abadi se quedó brevemente con su padre, Eskandar Ghermezian, un socio de Triple Five y el principal negociador de Miami-Dade de la compañía, cuando presentó a algunos miembros de la familia a la junta. Michael Abadi se dirigió a los comisionados durante la audiencia del 25 de enero del 2017, sin mencionar sus vínculos familiares. Instó a los comisionados a no descartar la idea de los subsidios públicos para Triple Five. “Creo que debería tratarse el tema entre la gente, la comunidad, para ver si es una inversión que podría ser beneficiosa”, dijo Abadi.

Pineyro, quien solía ser un importante asistente en la oficina del alcalde de Doral, dijo que no se había reunido con representantes de American Dream. Pero dijo que sí buscó el apoyo del urbanizador ya que valora el proyecto. “Busqué la oportunidad de obtener apoyo”, dijo. “No escuché de vuelta”.

Renunció a una contienda de la Comisión de la Ciudad Doral para desafiar a Díaz. El otro candidato del Distrito 12 es Patricio Moreno, un ex candidato a la Cámara de Representantes que fue reclutado por el Partido Demócrata de Miami-Dade para enfrentar a Díaz, un republicano, en la contienda no partidista. Pineyro es un independiente.

Moreno había recaudado menos de $2,000 para su campaña en el último informe. Díaz, por su parte, ha recaudado más de $400,000 en su campaña solo, con otros $300,000 adicionales para gastar de su comité.

Si bien Pineyro no puede esperar gastar más que el titular, puede ostentar un mejor desempeño en la recaudación de fondos que cualquier aspirante.

De los 10 candidatos que desafiaron a cinco comisionados para la reelección el 28 de agosto, Pineyro ha recaudado la mayor cantidad de efectivo de campaña: aproximadamente $77,000.

“Estoy llegando a la gente”, dijo Pineyro sobre su éxito en la recaudación de fondos. “Y le pedí a las personas que se comuniquen con sus amigos y familiares”.

Pineyro recientemente logró un “golpe de estado” para un aspirante asegurándose el respaldo de un comisionado del Condado en funciones: Xavier Suárez del Distrito 7. En American Dream, Pineyro dijo que quiere que Miami-Dade obtenga más beneficios del proyecto. “Todavía tenemos más que pedirles”, dijo. Pineyro agregó que tampoco está listo para apoyar la prohibición del aporte del erario público a American Dream. “¿Una prohibición general? No”, dijo. “Tenemos que mirar cada [solicitud] de manera independiente y discutirlo”.

El jueves por la mañana, Pineyro envió un comunicado actualizado alejándose de la voluntad de considerar al menos la posibilidad de apoyo gubernamental. “Como su próximo comisionado”, escribió, “no aprobaré el uso de fondos públicos para este o ningún proyecto privado”.

  Comentarios