Sur de la Florida

Sitio de construcción en la I-95 no fue inspeccionado por una persona competente antes de mortal accidente

Rescatistas intentan llegar a Abel Orlando Zuniga-Fajardo y Osman Aldubin Montalvan-Ardon después de que les cayó una barrera de concreto el 4 de febrero.
Rescatistas intentan llegar a Abel Orlando Zuniga-Fajardo y Osman Aldubin Montalvan-Ardon después de que les cayó una barrera de concreto el 4 de febrero. Departamento de Bomberos de Miami

Antes de que una barrera de concreto se desplomara y aplastara a Orlando Zuñiga Fajardo y Osman Montalván Ardón en febrero, la compañía Archer Western Construction no entrenó de forma apropiada a ninguno de los dos trabajadores de la construcción para realizar trabajos de obras públicas en la autopista I-95.

Eso fue lo que concluyó la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) del Departmento del trabajo, que propuso multar a Archer Western con $33,259 tras investigar el accidente del 4 de febrero donde murieron los dos trabajadores de Honduras.

Zuñiga Fajardo y Montalván Ardón estaban trabajando en la instalación de cañerías de drenaje de tormentas en el separador del centro de la autopista I-95 al norte de las salidas de la calle 62 del noroeste cuando la barrera les cayó encima.


Los rescatistas declararon muertos a Zuñiga Fajardo, de 37 años, y a Montalván Ardón, de 33 años, en la autopista.

“Los trabajos de excavación son especialmente peligrosos cuando no se usan sistemas apropiados de protección”, dijo Condell Eastmond, director de la OSHA del área de Fort Lauderdale, en un comunicado que dio a conocer.

“Esta tragedia pudo haberse evitado si la compañía se hubiera asegurado de que las estructuras no corrían riesgo de desplomarse”.


Archer Western, cuyas oficinas centrales están en Atlanta y forma parte de Walsh Construction Group, con sede en Chicago, tiene 15 días para pagar, solicitar una reunión con el director de la OSHA en Fort Lauderdale o pelear las multas.

La compañía no ha respondido aún las llamadas que se le hicieron para conocer qué tenía que decir de todo el asunto.

La OSHA detectó solo tres violaciones “serias”, pero propuso las multas máximas en la segunda y tercera violaciones.

“Este tipo de trabajo deben únicamente hacerlo empleados con experiencia que hayan sido seleccionados para ello por una persona competente”, dijo la OSHA.

Según la página web de la OSHA, la multa de $10,267 a Archer Western fue enviada al departamento de cobros de deudas.

  Comentarios