Sur de la Florida

“Estas son muertes absolutamente prevenibles”: Cómo evitar dejar a los niños olvidados en el carro

El dispositivo eClip consiste en un pequeño artilugio que se sujeta a la sillita para el coche del bebé y se conecta al teléfono móvil mediante un sistema de Bluetooth. En caso de que dicho teléfono se separe más de 15 pies, eClip mandará una notificación.
El dispositivo eClip consiste en un pequeño artilugio que se sujeta a la sillita para el coche del bebé y se conecta al teléfono móvil mediante un sistema de Bluetooth. En caso de que dicho teléfono se separe más de 15 pies, eClip mandará una notificación. Cortesía de Elepho.

Los casos de niños muertos tras haber sido olvidados en un auto son titulares cada vez más comunes en Estados Unidos.

En Florida, donde las temperaturas dentro de un automóvil cerrado en un día de verano pueden ascender a más de 104°F (40°C) en cuestión de minutos, universidades y empresas privadas están buscando iniciativas como termómetros, botones especiales y dispositivos conectados al teléfono que podrían ayudar a evitar estos lamentables accidentes.

El programa de trauma de la Universidad de Florida comenzó a regalar este martes pegatinas con un termómetro incluido, que esperan recordar a los padres que comprueben si el pequeño sigue en el vehículo antes de abandonarlo.

“Estas son muertes absolutamente prevenibles”, dijo a el Nuevo Herald Rebecca Melvin, coordinadora educativa del programa TraumaOne de UF Health Jacksonville y una de las responsables de las pegatinas. “[Dejar a un niño en el automóvil] no es seguro, y no es nunca una buena idea”.

Puede conseguir una de estas pegatinas si manda un correo electrónico a trauma1@jax.ufl.edu. Desde que se puso en marcha la campaña, hace dos días, se han distribuido casi 200 de estas pegatinas y casi se han agotado. Los responsables de la iniciativa esperan recibir más en las próximas semanas.

En unas pruebas para demostrar lo peligroso que puede ser dejar a un niño solo dentro de un vehículo, participantes en la iniciativa registraron una temperatura superior a los 104°F en apenas 15 minutos, pese a que la temperatura exterior no superaba los 90ºF (32ºC). Esa temperatura podría aumentar peligrosamente cuanto más pase el tiempo.

La compañía Elepho diseñó el dispositivo eClip. El artilugio consiste en un pequeño objeto que se sujeta a la sillita para coches del bebé y se conecta al teléfono móvil mediante un sistema de Bluetooth. Si el teléfono se aparta más de 15 pies de la silla, eClip mandará una notificación a los padres.

La idea que tuvo la floridiana Brizeyda Constantiny para solucionar este problema le valió recientemente un premio de $5,000 en metálico de su alma mater, el Miami Dade College.

babystillonboard.jpg
“Baby Still on Board” empató en el tercer lugar, recibiendo un cheque por $5,000 en una ceremonia de premiación en julio. Miami

Constantiny esbozó un prototipo, un Volkswagen Beetle con un sensor de peso incrustado en cada asiento. Si el conductor apaga el motor mientras un niño está aún en el asiento trasero, aparecería el mensaje “Bebé aún a bordo”.

De todas formas, cualquier precaución parece poca para evitar que el comienzo del curso escolar se convierta en un momento de tragedia para las familias. Los expertos advierten que cuando hay un cambio como este en la rutina, los padres pueden ser más proclives a olvidar a un niño en el coche. Otra de las soluciones que proponen es dejar el teléfono móvil en la parte trasera del vehículo, junto al bebé.

En lo que va de año, 30 niños —dos de ellos en la Florida— han fallecido en Estados Unidos tras ser dejados en un vehículo cerrado, según investigadores del Departamento de Ciencias Meteorológicas y Climáticas de la Universidad Estatal de San José, en California.

Desde 1998, 773 niños han muerto por esta causa en el país, lo que arroja una media de 37 cada año. En más de la mitad de las ocasiones, ocurrió porque al adulto se le olvidó que el niño estaba dentro del vehículo, según el mismo estudio.

El último caso en el sur de la Florida ocurrió a principios del mes de julio, cuando un niño de 17 meses falleció en Pembroke Pines porque su madre no se percató de que el pequeño se había quedado dentro del automóvil.

Siga a Marta Oliver Craviotto en Twitter: @MartaOCraviotto
  Comentarios