Sur de la Florida

Médico de Miami no podrá realizar más cirugías de levantamiento de glúteos tras muerte de paciente

Una foto de archivo de Vanity Cosmetic Surgery en Southwest Eighth Street. Desde entonces, la clínica de la tienda ha sido rebautizada Jolie Plastic Surgery.
Una foto de archivo de Vanity Cosmetic Surgery en Southwest Eighth Street. Desde entonces, la clínica de la tienda ha sido rebautizada Jolie Plastic Surgery. el Nuevo Herald

La principal autoridad médica de la Florida emitió el lunes una orden de emergencia donde le prohíbe a un médico de Miami llevar a cabo cirugías de liposucción y de traslado de grasa —un proceso que se conoce en el sector como levantamiento brasileño de glúteos— después que una de las pacientes del cirujano murió en diciembre cuando era sometida a una intervención del popular procedimiento en una clínica de Miami.

Arnaldo Valls, médico de familia que en la junta médica no aparece certificado en ninguna especialidad, fue acusado de negligencia médica por la forma en que trató a Kizzy London, de 40 años y madre de dos hijos de Baton Rouge, Louisiana, que se sometió a una cirugía en la clínica Jolie Surgery Center, ubicada en el 8504 SW 8 street, lugar que ha cambiado de nombre infinidad de veces, tras la muerte de otras pacientes.

Marta Rivera pagó a CG Cosmetic Surgery por cirugías estéticas que fueron realizadas en el hospital Westchester General. (ADVERTENCIA: Estas imágenes pueden herir su sensibilidad.)

Claudia Puentes, gerente de Jolie Plastic Surgery, afiliada con el centro de cirugías, dijo que la clínica se enteró el martes de la medida en contra de la restricción de la licencia de Valls. “En estos momentos, el doctor dejará de realizar ese procedimiento específico”, dijo Puentes, refiriéndose a las cirugías de liposucción y de traslado de grasa.

Puentes dijo que Valls peleará la medida disciplinaria del Departamento de Salud de la Florida ante la Junta de Medicina de la Florida, que se encarga de regular a los médicos.

El director general de Salud Pública de la Florida fue quien emitió la orden de emergencia. “El doctor Valls continúa empleado en la clínica y todavía puede llevar a cabo muchos procedimientos”, dijo Puentes.

La gerente luego agregó que Valls no tiene prohibido realizar procedimientos como aumento de senos y otras cirugías cosméticas que no tienen que ver con liposucción ni con traslado de grasa.

Valls no respondió un correo electrónico que se le envió para saber qué tenía que decir de todo esto.

Valls no tiene seguro para negligencia médica, de acuerdo con su perfil a cargo del Departamento de Salud de la Florida. Un experto médico que revisó la historia clínica de London a petición del Departamento de Salud acusó a Valls de negligencia médica durante la cirugía que le practicó a London en diciembre.

Según la orden de emergencia, Valls succionó grasa del cuerpo de London y luego la inyectó en los glúteos, perforando una vena, lo que envió coágulos de grasa a los pulmones, y provocó un inmediato paro cardíaco.

Las conclusiones del Departamento de Salud respaldan el reporte de la autopsia que hizo el Departamento de Medicina Forense de Miami-Dade en enero.

En el reporte del médico forense se señala que el corazón y los pulmones de London contrajeron varios coágulos de grasa a través de los órganos y se detectó evidencia de hemorragia alrededor de un vaso sanguíneo en el glúteo derecho, cerca del nervio ciático.

Valls dio a conocer una declaración en diciembre tras la muerte de London, donde dijo que el corazón de London se paró hacia el final de la cirugía, y que el personal médico de la clínica trató de resucitarla antes de llamar al 911. La mujer fue llevada al Kendall Regional Medical Center, donde la declararon muerta.

En la declaración, Valls dijo que la cirugía conlleva riesgos y que ha realizado miles de cirugías con “un récord limpio”. Sin embargo, Christopher Salgado, el experto en medicina del departamento, y cirujano plástico certificado por la junta de medicina, dijo en la orden de emergencia que Valls trabajaba fuera de su pericia cuando operó a London.

Valls estudió cirugía general, señala la orden de emergencia, pero no cirugía plástica. En su currículum (résumé), Valls indica que asistió a cursos de fin de semana de cirugía cosmética, pero Salgado afirmó que ello no era suficiente experiencia para la seguridad del paciente.

“No es un entrenamiento suficiente para poder llevar a cabo estos procedimientos”, dijo Salgado en la orden de emergencia.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios