Sur de la Florida

¿Por qué Marco Rubio se opone a ampliar esta popular autopista del sur de la Florida?

A look at some of the land that would be used for an extension of State Road 836 into West Kendall. The project is up for a final vote before the Miami-Dade County Commission in September.
A look at some of the land that would be used for an extension of State Road 836 into West Kendall. The project is up for a final vote before the Miami-Dade County Commission in September. pportal@miamiherald.com

Marco Rubio anunció el martes que pedirá a agencias federales que se opongan a la planeada expansión de la autopista 836 a West Kendall, un importante obstáculo para el alcalde Carlos Giménez y la Comisión de Miami-Dade después que aprobaron preliminarmente este tramo de 14 millas en junio.

La alineación de posturas del senador republicano con los ambientalistas, quienes alegan que la construcción de la autopista dañaría los Everglades y empeoraría el exceso de urbanización, pudiera afectar el avance del proyecto federal debido a intercambios de terrenos del Departamento del Interior que son necesarios antes que comience la construcción.

“Yo he vivido toda mi vida en el Condado Miami-Dade y sé que los vecinos de West Kendall necesitan una solución a sus problemas del tráfico, pero una solución no puede salir a costa de la restauración de los Everglades”, dijo Rubio en un comunicado. “Por ello, planeo pedir a todas las agencias federales relevantes que se opongan a ese proyecto hasta que esté sea mucho más factible e incluya garantías para la preservación de la zona ‘West Kendall Everglades Buffer’, que evita, en vez de alentar, más urbanización en el área”.

El anuncio coloca a Rubio en el campo de grupos ambientalistas como el Sierra Club y Amigos de los Everglades en su oposición al plan de una ampliación histórica de la autopista de peaje más concurrida de Miami-Dade. El alcalde Giménez, presidente de la junta de peajes que construiría la extensión, es el mayor defensor del proyecto y ha manejado cambios propuestos a la ruta para abordar quejas de los vecindarios residenciales al este de la zona.

Giménez dijo en un comunicado que la oposición de Rubio se concretó después que el alcalde, también republicano, trató de persuadirlo de que la extensión, que se llamaría Kendall Parkway, no constituía una amenaza ambiental.

“Hablé hace poco con el senador Rubio”, dijo Giménez, “y le expliqué que la propuesta extensión no afectaría de ninguna manera los proyectos de restauración de los Everglades... Todavía hay mucha desinformación sobre el proyecto... Aceptamos las preocupaciones del senador Rubio y trabajaremos con él para asegurar que tiene toda la información necesaria para tomar una decisión apropiada”.

Sp_Bird Basin Kendall Parkway.jpg
Fuente: Autoridad de Transporte de Miami-Dade

La oposición de Rubio al plan de la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade de aumentar casi al doble el largo de la 836 ocurre antes de lo que se espera sea la votación final sobre el proyecto por parte de la Comisión de Miami-Dade dentro de unos meses. La ruta propuesta cruza el límite de desarrollo urbano del condado, creado para evitar un nivel excesivo de construcción que afecte los Everglades.

Rubio, quien ha trabajado de cerca con el gobierno del presidente Donald Trump sobre temas relacionados con América Latina, pudiera usar su poder en el Capitolio e influencia en la Casa Blanca para convencer al Departamento del Interior y otras agencias federales, como el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) que deben entregar permisos para la extensión de la autopista. Rubio también integra la subcomisión del Senado que supervisa agencias federales como el Departamento del Interior y la EPA.

Sp_Bird Basin Land ownership map.PNG

La postura del gobierno federal sobre la extensión pareció cambiar hace unos meses después que el Departamento del Interior dijo que estaba estudiando una carta emitida en noviembre por un funcionario nombrado por el entonces presidente Obama que advertía que la agencia “está preocupada de que construir una autopista de 4 o 6 carriles sobre estos terrenos es un conflicto con el propósito jurídicamente expreso de la adquisición de estas tierras”.

Entonces, en junio, Jason Larrabee, subsecretario adjunto del Interior, escribió a la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade: “Deben saber que estamos explorando todas las opciones para el proyecto propuesto esperamos contactarlos”.

Ese mismo mes, la Comisión condal aprobó preliminarmente 9 a 2 el proyecto; los comisionados Daniella Levine Cava y Xavier Suárez votaron en contra.

Rubio dijo que la conclusión de los proyectos de restauración de los Everglades fue uno de los temas que lo llevó a postularse a la reelección al Senado en el 2016, después de decir que no estaba interesado en otro período.

Aunque la propuesta ampliación de la autopista debe financiarse con los peajes, Rubio pudiera jugar un papel importante en asegurar fondos federales adicionales si es necesario.

Pero una autopista que cruce el límite de desarrollo urbano de Miami-Dade, una zona que separa los humedales protegidos de los terrenos aptos para la construcción, es algo completamente diferente, lo que ha provocado un escrutinio intenso de opositores a quienes preocupa que una carretera pudiera afectar los trabajos de restauración del Distrito de Administración de Aguas del sur de la Florida y poner en peligro las fuentes de agua potable del condado.

Los redactores Douglas Hanks y Jenny Staletovich, del Miami Herald, contribuyeron a esta información.

Alex Daugherty, 202-383-6049, @alextdaugherty
  Comentarios