Sur de la Florida

Un abogado ganó $328,000 en demandas para sus clientes. Pero, ¿adónde fue a parar todo el dinero?

Los clientes no se quejaron ante el Colegio de Abogados de la Florida sobre la competencia del abogado de Davie Bradley S. Douglas, quien se las arregló para obtener un total de $328,650 en acuerdos de compensación laboral para siete clientes.

Sin embargo, Douglas, que en el 2001 se graduó de la Escuela de Leyes de la Universidad St. Thomas, no le dio a sus clientes el dinero que había ganado para ellos, sino que decidió quedarse con él, dijo el Colegio de Abogados de la Florida.

Ahora, Douglas no podrá trabajar, después de haber pedido que se le revocara la medida disciplinaria que se le impuso.

Douglas puede solicitar ser readmitido al Colegio de Abogados de la Florida después de cinco años.

La revocación disciplinaria cubre la parte punitiva de los nueve casos de disciplina en contra de Douglas —los otros casos tenen que ver con ignorar a los clientes— pero todavía deberá reembolsarle al Fondo de Seguridad de los Clientes el dinero que gastó en sus fechorías.

Para comenzar, Douglas deberá pagarle $175,000 a Jason Jones, $110,000 a Liliana Henao, $15,000 a Margaret LeBlanc, $10,000 a Vanquist Smith, $6,400 a Benito Antonio Pérez, $6,250 a Mildred Ruiz, y $6,000 a David Morales.

Según la petición de Douglas para que se le revoque la medida disciplinaria, él no ganó dichos acuerdos para personas por cuyas lesiones laborales se obtuvo el dinero.

De acuerdo con documentos judiciales, hasta el momento no se ha emprendido ninguna acción legal contra Douglas.

Él y su esposa se declararon en bancarrota en el 2005.

  Comentarios